Cómo nacieron las primeras estrellas

Una nueva simulación por supercomputador ofrece la visión más detallada hasta el momento de cómo evolucionaron las primeras estrellas tras el Big Bang.

El modelo sigue la física simple que regía los inicios del universo para ver cómo los fríos cúmulos de gas finalmente se convirtieron en gigantescos embriones estelares.

“Hasta que no pones esa física en código, no puedes evaluar cómo se formaron las primeras protoestrellas”, dijo Lars Hernquist, astrofísico en la Universidad de Harvard cuyo modelo de las primeras estrellas se detalla en el ejemplar de esta semana de la revista Science. Sus observaciones se hicieron el miércoles durante una teleconferencia de prensa.

La misteriosa “materia oscura” proporcionó el primer empujón gravitatorio para que el gas de hidrógeno y helio empezase a agruparse, dijo Hernquist. El gas comenzó a liberar energía conforme se condensaba, formando moléculas a partir de átomos, lo cual enfrió más el cúmulo y permitió una mayor condensación.

Al contrario que modelos anteriores, las últimas simulaciones tienen en cuenta este proceso de enfriamiento de “transferencia radiativa compleja “, dijo el astrofísico de la Universidad de Nagoya Naoki Yoshida, quién encabezó el proyecto de modelado.

Finalmente la gravedad no podría condensar más la nube de gas, debido a que el gas densamente empaquetado ejercía presión contra un mayor colapso. Tal punto de equilibrio marcó el inicio de un embrión estelar, llamado protoestrella por los astrónomos.

Las simulaciones ejecutadas demuestran que la primera protoestrella es posible que se formase a partir de apenas un 1 por ciento de la masa del Sol, pero habría tragado más de 100 masas solares en 10 000 años.

“Ninguna simulación había llegado jamás al punto de identificar esta importante etapa en el nacimiento de una estrella”, apuntó Hernquist.

Las primeras protoestrellas alcanzaron un tamaño tan masivo debido a que constaban sólo de elementos simples tales como hidrógeno y helio. Una existencia tan hinchada significa que las estrella que finalmente se formarían de tales protoestrellas podrían crear elementos más pesados tales como el oxígeno, carbono, nitrógeno y hierro en sus feroces calderas.

Los investigadores esperal finalmente ejecutar una simulación de todo el proceso hasta el punto en que las protoestrellas se encienden para convertirse en auténticas estrellas.


Autor: Jeremy Hsu
Fecha Original: 31 de julio de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (6)

  1. Pol

    hola, una pregunta, no tiene que ver con el post.
    en la noche mirando al sud se ve une estrella muy brillante

  2. Por favor, para preguntas sin relación con las noticias hay un foro. De todas formas con los datos que ofreces poca cosa se puede hacer. No es el mismo cielo el que se ve en España que en Chile, ni se ve lo mismo a las 10 de la noche que a las 4 de la madrugada, ni “el sur” es un dato muy preciso.

    ¿Podrías dar más datos?

    Por favor, en el foro, hay un enlace arriba.

    Gracias, un saludo

  3. Cómo nacieron las primeras estrellas…

    Una nueva simulación por supercomputador ofrece la visión más detallada hasta el momento de cómo evolucionaron las primeras estrellas tras el Big Bang.El modelo sigue la física simple que regía los inicios del universo para ver cómo los fríos c…

  4. Manlio E. Wydler

    Después de tan buenos comentarios, que por algo hablan de cualquier cosa, parece que opinaran lo mismo que yo, desconfío del resultado del ordenador pues habrá datos tan reales como el color del lente que use cada humano que coloque los parámetros de la experiencia en el ordenador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *