Encontrados signos de vida en el interior de sales de roca

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page
Fibras de celulosa en la halita obtenidas por centrifugado y fotografiadas con un microscopio TEM

Los científicos han buscado desde hace mucho tiempo restos de vida antigua en la Tierra para comprender la historia de la vida en nuestro planeta.

Los huesos fosilizados nos han ayudado a comprender la edad de los dinosaurios. Los insectos atrapados en gotas de ámbar han inspirado películas de Hollywood e investigaciones similares. Estos restos de vida antigua en la Tierra proporcionan pistas importantes sobre el pasado de nuestro planeta.

Ahora, un equipo de investigadores que trabaja en Nuevo México ha encontrado trazas de vida dentro de cristales salados de halita. El descubrimiento es “un recurso incalculable para comprender el registro evolutivo [de la Tierra] a lo largo de un marco temporal geológico”, de acuerdo con Jack Griffith de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, y sus colegas, quienes publicaron recientemente su trabajo en la revista Astrobiology.

Los hallazgos pueden incluso ayudar a los científicos a buscar signos de vida en otros planetas.

La halita es más comúnmente conocida como “sal de roca” y puede encontrarse por todo el planeta formando cristales salados. Estos cristales pueden no parecer del todo interesantes a primera vista. No obstante, dentro de ellos hay diminutos depósitos de agua que pueden ser muy valiosos para los científicos. Los cristales de halita se forman en un líquido cuando tiene lugar la evaporación. Los cristales atrapan de forma natural cantidades de líquido durante este proceso.Estas bolsas de agua y todo lo que contienen puede protegerse en el interior de los cristales de halita durante periodos de tiempo extremadamente largos. Los cristales en el estudio reciente tenían gotas de agua de 250 millones de años de antigüedad.

Celulosa salada

Los cristales de halita han mantenido estas diminutas gotas de agua a salvo durante un asombroso periodo de tiempo… pero la historia no termina ahí. Los científicos descubrieron abundantes cantidades de fibras de celulosa dentro del agua. La celulosa está presente en muchas células vivas. Uno de los lugares más comunes donde encontrar celulosa es como un componente de la pared celular de las plantas. La celulosa también se produce por unos organismos unicelulares conocidos como cianobacterias.

Lo más importante para los astrobiólogos es que la celulosa sólo se forma en organismos vivos. Si hay celulosa presente, debe haber existido vida.

Afortunadamente para el equipo de investigación, la celulosa es un material muy resistente y las fibras eran lo bastante estable como para sobrevivir hasta hoy. Adicionalmente, las muestras fueron recopiladas de las profundidades del terreno, donde habían estado protegidas de la radiación. La celulosa encontrada en la halita de Nuevo México es actualmente la macromolécula biológica más antigua jamás aislada. Además, los investigadores fueron capaces de visualizar las fibras y estudiar su bioquímica. Debido a esto, la celulosa de 250 millones de años de antigüedad proporciona una ventana a la historia de la vida en la Tierra.

Marte con sal

Si la celulosa puede sobrevivir durante 250 millones de años dentro de la halita en la Tierra, puede ser posible que moléculas similares vivan en cristales de halita en otros planetas.

La celulosa es un componente común en los organismos terrestres. De acuerdo con los autores del estudio, “aproximadamente 100 gigatoneladas de celulosa se producen cada año” en nuestro planeta. Es usada por las bacterias para hacer biopelículas. Plantas y algas usan la celulosa para ayudar a construir sus estructuras físicas. Los cuerpos de los insectos contienen una molécula muy similar a la celulosa llamada quitina.

Si la vida en otros planetas es similar a la vida en la Tierra, es posible que los organismos alienígenas usaran moléculas similares a la celulosa. Como demuestra este nuevo estudio, estas moléculas podría posiblemente sobrevivir millones de años, incluso si su planeta hogar no es habitable actualmente.

Si podemos encontrar halita en otros planetas, los cristales pueden ser un excelente lugar para buscar pruebas de vida antigua. Los investigadores esperan examinar muestras incluso más antiguas de hablita terrestre en el futuro para determinar si las biomoléculas como la celulosa puede sobrevivir incluso más tiempo dentro del cristal. Si los futuros estudios tienen éxito, los cristales de halita podrían convertirse en un objetivo importante para futuras misiones de exploración a Marte y más allá.


Autor: Aaron L. Gronstal
Fecha Original: 31 de julio de 2008
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *