Universalmente hablando, los seres de la Tierra comparten un buen vecindario

Júpiter puede actuar como un “perro guardián” del Sistema Solar protegiendo la Tierra de los cometas.

Nuevas simulaciones por ordenador colocan el Sistema Solar en una perspectiva universal

No tenemos naves para llevarnos fuera del Sistema Solar – no todavía, al menos. Aún así, los astrónomos creen que tienen una buena comprensión de cómo se formó nuestro Sistema Solar y por tanto, de cómo se formaron otros. En los últimos doce años, se han descubierto casi 300 exoplanetas. ¿Los sistemas solares en los que residen son similares al nuestro? Sin conocimiento u observaciones de los contrario, la idea común es sí. Tres investigadores de la Universidad del Noroeste cuestionaron tal suposición y exploraron esta pregunta. Lo que aprendieron es que el Sistema Solar en el que la Tierra orbita a nuestro Sol es en realidad bastante poco común.

Edward Thommes, Soko Matsumura y Frederic Rasio fueron los primeros en desarrollar simulaciones por ordenador sofisticadas a gran escala para modelar la formación de sistemas planetarios desde el inicio hasta el fin. Debido a las limitaciones de cálculo, los modelos anteriores proporcionaron sólo breves destellos del proceso. Los sorprendentes hallazgos de su estudio titulado, “Gas Disks to Gas Giants: Simulating the Birth of Planetary Systems (De discos de gas a gigantes de gas: Simulando el nacimiento de Sistemas Planetarios”, se detallan en el ejemplar del 8 de agosto de 2008 de la revista Science.

Los investigadores usaron un rango de simulaciones por ordenador para explorar la formación de sistemas planetarios extrasolares. Fueron capaces de mostrar la acción de un disco circunestelar de formación planetaria en tres escenarios con distintas condiciones de inicio en distintos intervalos desde el inicio del universo a 500 millones de años de evolución. Encontraron que nuestro Sistema Solar representa un caso extraño en el que los gigantes gaseosos no migraron al sistema planetario interior, y las órbitas de todos los planetas en el sistema son circulares y estables.

“Ahora sabemos que estos otros sistemas planetarios no se parecen en absoluto al Sistema Solar”, dijo Frederic A. Rasio, autor del artículo de Science, y astrofísico teórico y profesor de física y astronomía en el Colegio Weinberg de Artes y Ciencias de la Universidad del Noroeste. “Ahora comprendemos mejor el proceso de formación planetaria y podemos explicar las propiedades de los exoplanetas extraños que hemos observado. También sabemos que el Sistema Solar es especial y comprendemos hasta qué nivel lo es”.

Las simulaciones por ordenador se realizaron en el clúster de supercomputación operado por el Grupo de Astrofísica Teórica del Noroeste y patrocinado parcialmente por una beca de Instrumentación de Investigación Principal de la Fundación Nacional de Ciencia (NSF). El grupo de investigación de Rasio sobre los exoplanetas también está patrocinado por una beca de la División de Astronomía de la NSF.


Autor: Lisa-Joy Zgorski,
Fecha Original: 7 de agosto de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (3)

  1. [...] el que la Tierra orbita a nuestro Sol es en realidad bastante poco común. Articulo traducido en: http://www.cienciakanija.com/2008/08/08/universalmente-hablando-los-seres-de-/ sin comentarios en: cultura, ciencia karma: 20 etiquetas: universo, tierra, jupiter, [...]

  2. mvr1981

    Genial… un gran descubrimiento en apoyo al Creacionismo.

  3. Manlio E. Wydler

    Todas estas conclusiones se basan en proyecciones simuladas con parámetros enormemente limitados y muy preconcebidos. Por el otro lado los exoplanetas son descriptos con lejanas aproximaciones.
    Son puntos muy dispersos para sacar conclusiones.
    Con otros 100 años de renovadas técnicas, pueden terminar por darnos hasta localizaciones de civilizaciones extraterrestres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *