Cómo extraer el agua de Marte

La confirmación de agua en Marte por parte del Aterrizador Phoenix puede apuntar el potencial del planeta para dar soporte a la vida — o al menos vida humana.

Los científicos de la NASA han desarrollado tecnologías como los rayos de microondas para que futuros exploradores extraigan agua de la Luna o Marte, incluso mientras el equipo de Phoenix se centra en descubrir más sobre el clima marciano y la historia del agua.

“Si hay un puesto avanzado, se necesita agua, y no queremos llevar el agua desde la Tierra”, dijo Edwin Ethridge, científico de materiales del Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA en Huntsville, Alabama.

El agua puede proporcionar algo más que simplemente bebida extraterrestre: el equipamiento adecuado podría romper el agua para oxígeno e incluso combustible para una misión humana. Esto podría aligerar la carga y coste de cualquier misión futura que se dirija a la Luna o Marte.

Extraer con microondas

Ethridge pasa la mayor parte de su tiempo trabajando en los cohetes Ares que deben llevar de vuelta a los astronautas de la NASA a la Luna. Por lo que tal vez no es una sorpresa que dedique su tiempo libre a juguetear con un dispositivo que puede lanza un rayo de microondas para ayudar a extraer el hielo de agua subterránea.

“Una de las principales ventajas de las microondas es que pueden penetrar en el terreno, y por lo tanto minimizarían enormemente si no eliminarían por completo la necesidad de excavar”, dijo Ethridge a SPACE.com.

Eliminar la necesidad de excavar también reduciría la posibilidad de problemas causados por el polvo en los astronautas y el equipo. Las microondas podrían también funcionar mejor en la Luna dado que es un entorno casi vacío y el súper-aislante polvo lunar.

Ethridge trabajó junto a su colega Bill Kaukler, también de NASA Marshall, para llevar a cabo pruebas de demostración sobre permafrost lunar simulado. Encontraron que podían eliminar el 98 por ciento del hielo de agua a través de sublimación, o convertir el agua congelada directamente en gas, y podrían también capturar un 99 por ciento del agua extraída.

Agitado, no removido

Recientes misiones han demostrado que cualquier agua encontrada en la Luna o Marte probablemente permanecería encerrada en hielo, ya sea en la superficie o bajo tierra. Ajustando la frecuencia de las microondas se puede permitir que penetren a mayor profundidad para alcanzar tales reservas heladas.

El uso de la tecnología de extracción de agua durante las misiones planificadas a la Luna podría servir como “banco de pruebas para Marte y cualquier otro cuerpo extraterrestre que tenga agua”, apunta Ethridge.

Nadie ha descubierto pruebas sólidas de hielo de agua en la Luna, pero los orbitadores lunares han detectado concentraciones de hidrógeno en los polos que sugieren de forma convincente la presencia de agua sin explotar. Un estudio a principios de este año también confirmó la presencia de agua dentro de muestras lunares traídas por los astronautas de Apolo.

“En los polos, hay cráteres que han estado en sombra permanente desde hace miles de millones de años”, dijo Ethridge. Muchos científicos lunares sospechan que el hielo de agua sobrevive en esas regiones permanentes en sombra alejadas de la luz solar.

Nadie tiene que preguntarse qué pasa con Marte, donde el Aterrizador Phoenix ha detectado de forma directa hielo de agua tras arañar la superficie polar. Los orbitadores de Marte también han detectado concentraciones de hidrógeno en el planeta rojo, por todos sitios, desde los polos a cerca del ecuador.

“Lo que me sorprendió por completo sobre Marte era que simplemente había que rascar la superficie para encontrar hielo de agua que es estable”, dijo Ethridge.

¿Beba su batido (Marciano)?

Podría hacer un océano de agua helada bajo Phoenix, pero explotarlo requeriría recursos energéticos que una misión a Marte podría no tener.

“Hasta donde llegan los humanos, si quieres formar una colonia en Marte o establecer una estación, te gustaría poder excavar un pozo y bombear líquido a la superficie”, dijo Peter Smith, investigador principal que lidera la misión Phoenix en la Universidad de Arizona en Tucson.

El agua líquida estaría disponible de forma mucho más fácil a cualquier misión humana, pero permanece un esquivo y tal vez improbable hallazgo. Phoenix aún tiene que hacer más pruebas sobre las muestras de hielo de agua.

“Estamos tratando de imaginar su pasado”, apunta Smith. “Nuestro trabajo es imaginar si este hielo se ha fundido y pasado por fase líquida”.

Estrujando las gotas

Mientras tanto, Ethridge continúa con su estudio para hacer más eficiente el proceso de extracción por microondas. Él y Kaukler esperan desminuir los requisitos de energía para la corriente a un sistema de 1 kilovatio.

“Uno de los primeros aterrizadores sobre la Luna probablemente no tendrá esa energía”, apunta Ethridge. “Estamos trabajando en una demostración de menor potencia”.

La mayor parte de los científicos concuerdan en que el actual clima marciano sigue siendo demasiado frío para que exista el agua en forma líquida. Aún así, algunos sostienen la posibilidad de que haya agua fluyendo en algún lugar subterráneo, tal vez en forma de manantial hidrotermales.

“Creo que el gran descubrimiento aún por hacer es permitir a los humanos ir a Marte y excavar un pozo”, dijo Smith.


Autor: Jeremy Hsu
Fecha Original: 20 de agosto de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (4)

  1. Leviatán

    Anda, según iba leyendo me daba cuenta de que había el leído un artículo muy similar el fin de semana pasado … lo he vuelto a encontrar

    http://www.neoteo.com/como-aprovechar-el-agua-de-marte-5516.neo

    Una cosa es tener agua y otra muy distinta bebérsela. Habrá que analizar cómo hacerla potable y eliminar cualquier microorganismo que contenga ( si procede ) a un bajo coste energético.

    saludos

  2. [...] traducido y posteado en Ciencia Kanija. El original se publicó en Space.com y su autor es Jeremy [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *