El chapoteo en el interior de la Tierra cambia el campo magnético protector

El viento solar es un flujo continuo de partículas desde el Sol que consiste en partículas cargadas eléctricamente en un estado conocido como plasma. El campo magnético de la Tierra se ve distorsionado por este viento solar en una burbuja magnética en forma de gota conocida como magnetosfera. En el lado nocturno, el campo magnético se ve estirado en una larga cola, la magnetocola, similar a la cola de un cometa. La cavidad azul representa la magnetosfera. El área roja denota la región donde residen una gran cantidad de partículas cargadas y fluyen intensas corrientes eléctricas dentro de la magnetosfera. Los cuatro satélites Cluster encontraron una región de flujo inversa en la magnetocola. Crédito: Tony Lui, JHU/APL

Algo bajo la superficie de a Tierra está cambiando el campo magnético protector, el cual puede dejar a los satélites y otros equipos espaciales vulnerables a la radiación de alta energía.

El debilitamiento gradual del campo magnético global puede necesitar cientos o incuso miles de años. Pero fluctuaciones menores, más rápidas, en cuestión de meses pueden dejar a los satélites sin protección y pillar a los científicos con la guardia baja, según encuentra un nuevo estudio.

Un nuevo modelo usa datos de satélite de los últimos nueve años para mostrar cómo súbitos movimientos de fluidos en el interior del núcleo de la Tierra pueden alterar la envoltura magnética alrededor del planeta. Esta representa la primera vez que los investigadores han sido capaces de detectar tales cambios magnéticos rápidos, que tienen lugar en cuestión de meses.

“Estos son cambios en el Atlántico Sur, un área donde el campo magnético tiene su menor envoltura con un tercio de lo que es normal”, dijo Mioara Mandea, geofísico del Centro de Investigación Alemán GFZ para Geociencias en Potsdam, Alemania.

Incluso antes de los cambios recientemente detectados, la Anomalía del Atlántico Sur representaba un punto débil en el campo magnético — un hueco en la burbuja protectora de la Tierra.

Borla de burbuja

El campo magnético de la Tierra se extiende aproximadamente 58 000km en el espacio, generado por el efecto de giro del núcleo de conducción eléctrica que actúa de forma similar a un electroimán gigante. El campo crea una burbuja en forma de gota que ha protegido constantemente la vida de la Tierra contra gran parte de la radiación de alta energía que fluye desde el Sol.

El último gran cambio tuvo lugar hace aproximadamente 780 000 años durante una inversión magnética, aunque tales inversiones parece ocurrir más a menudo de media. Un cambio en los polos norte y sur implica normalmente un debilitamiento del campo magnético, seguido de un periodo de recuperación rápida y reorganización de la polaridad opuesta.

Algunos estudios en los años recientes han sugerido que la siguiente inversión podría ser inminente, pero no hay consenso sobre esta cuestión.

Medir las interacciones entre el campo magnético y el núcleo de hierro fundido a 3000km bajo la superficie ha demostrado, en el pasado, ser complejo, pero las observaciones constantes de satélites como CHAMP y Orsted han comenzado a dibujar la descripción.

Tormenta eléctrica

Mandea trabajó con Nils Olsen, geofísico de la Universidad de Copenhague en Dinamarca, para crear un modelo del núcleo fluido que encaja con los cambios del campo magnético detectados por lo satélites.

No obstante, el rápido debilitamiento del campo magnético en la región de la Anomalía del Atlántico Sur podría indicar problemas futuros para tales satélites. Las tormentas de radiación procedentes del Sol podrían abrasar el equipo electrónico a bordo de los satélites que de pronto carecerían de cobertura protectora debido a un rápido cambio en el campo magnético.

“Para los satélites esto podría ser un problema”, dijo Mandea a SPACE.com. “si hubiese tormentas magnéticas y partículas de alta energía procedentes del Sol, los satélites podrían verse afectados y perderse sus conexiones”.

El constante bombardeo de radiación procedente del Sol llega en el viento solar hacia la Tierra, donde fluye contra y alrededor del campo magnético. El efecto crea una burbuja magnetosférica en forma de gota, pero incluso el poderoso campo no puede rechazar todas las partículas de alta energía.

Historia desordenada

Una gran mancha solar lanzó una gran tormenta de radiación en 2006 que temporalmente cegó algunos de los satélites que observan el Sol. Los astronautas de la Estación Espacial Internacional se retiraron a un área protegida como precaución para evitar una exposición a la radiación innecesaria.

El campo magnético de la Tierra se ha debilitado al menos un 10 por ciento en los últimos 150 años, lo cual también podría apuntar a una próxima inversión.

Mandea y Olsen esperan continuar refinando su modelo con observaciones actualizadas, y tal vez, finalmente, ayudar a predecir cambios futuros en el campo magnético de la Tierra.

El estudio se detalla en la edición on-line de mayo de la revista Nature Geoscience.


Autor: Jeremy Hsu
Fecha Original: 18 de agosto de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (8)

  1. omg!…

    sigo esperando el articulo de “no habra inversion magnetica” , antes de entrar en panico ajajja

    un salu3

  2. [...] xupalo dijo xupenlohace una semana El chapoteo en el interior de la Tierra cambia el campo magn

  3. Perdon por mi ignorancia, señores cientificos pero… ¿en que puede afectar un cambio magnetico en los seres vivos del planeta?. Es que a mi, particularmente los satelites me caen muy lejos.

  4. Leviatán

    YkY,
    Pues depende de donde vivas; si estás en el hemisferio sur igual puedes disfrutar de unas bonitas auroras australes como no habías visto antes.

    un saludo

  5. Anónimo

    Que raro que seas andaluz…

  6. Tritio

    Anonymous.
    ¿qué has querido decir con eso?

  7. [...] El chapoteo en el interior de la Tierra cambia el campo magnético protector [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *