Navegando mediante las estrellas

Esta imagen clásica de rastro de estrellas muestra cómo las estrellas se mueven en nuestro cielo conforme rota la Tierra. Más de 150 imágenes digitales aisladas fueron apiladas en Photoshop. Una luna en cuarto creciente iluminó el paisaje de los alrededores durante las exposiciones. Crédito: Peter Michaud, Gemini Observatory

La astronomía es la más antigua de las ciencias, y muy posiblemente, el uso más antiguo de la astronomía es navegar usando las estrellas. Este arte data de tiempos prehistóricos entre los humanos y es practicado incluso por algunos animales.

Por ejemplo, durante la década de 1960, un estudio llevado a cabo por el Laboratorio de Ornitología de Cornell en Nueva York demostró, a través del uso de simulaciones de planetarios que el azulejo (Passerina cyanea), un brillante pájaro azul de campos y caminos, emigra por la noche usando las estrellas como guía. Aprende su orientación del cielo nocturno a partir de su experiencia durante su juventud observando las estrellas.

Algunas tribus primitivas lograron hazañas de orientación asombrosas usando sólo el cielo como guía. Los maoríes llegaron a Nueva Zelanda desde la Polinesia Oriental, probablemente en varias oleadas entre los años 1280 a 1300. Sin instrumentos ni tablas para consultar, observaban cuidadosamente el cielo nocturno así como los patrones del clima local y las corrientes oceánicas.

Contar con las estrellas

En el mundo moderno actual, las aeronaves privadas y comerciales dependen de un complejo sistema de radio, satélite, inercial o otros sistemas de navegación. Pero si fallasen alguno o todos estos sistemas, el cielo estrellado puede servir como último recurso.

Como el difunto Henry Neeley, un popular profesor del Planetario Hayden de Nueva York, apuntó una vez durante la década de 1950: “El uso navegacional de las estrellas continuará siendo un valioso activo durante muchos años. A pesar de todas las ayudas científicas que se han desarrollado para hacer la navegación a través de ciencia robótica, las antiguas estrellas seguirán siendo un “deber” para el navegante o piloto”. Es más, la navegación celeste aún es una parte importante del entrenamiento formal del navegante y aunque podríamos pensar inmediatamente en marineros, el piloto de una aeronave también puede observar las estrellas en caso de emergencia (y a menudo con una ventaja sobre los marineros, estar por encima de cualquier nube oscurecedora). [Durante el día, los antiguos marineros usaban relojes de sol para navegar].

El Almanaque Náutico y el Almanaque Aéreo son publicaciones especiales anuales impresas ambas en os Estados Unidos y Reino Unido y que describen las posiciones y movimientos de los cuerpos celestes para el propósito de permitir a los navegantes usar la navegación celeste para determinar la posición de su barco o avión, incluyendo el Sol, la Luna y los planetas.

57 estrellas importantes

Además, existe una plantilla estándar de 57 estrellas usadas por aviadores y navegantes de todo el mundo y que son elegidas por su fácil identificación en espacios abiertos. Un navegante intentaría medir la altitud de una de estas estrellas sobre el horizonte durante el anochecer, cuando tanto la estrella como el horizonte son visibles. Esto arroja un “círculo de posición” en el globo de la Tierra; el observador debe estar en algún punto de este círculo para ver la estrella a una cierta altitud en un momento dado. Otras estrellas generan otros círculos de posición. El punto donde se intersectan es la posición del observador.

Para ser visibles contra el cielo del anochecer, la mayoría de las 57 estrellas de navegación son de segunda magnitud o mayor, aunque unas pocas estrellas de magnitud tres se incluyeron en la lista simplemente por ocupar regiones del cielo donde no existía ninguna estrella más brillante (cuanto más baja es la cifra, más brillante es la estrella).

También se acordó que estas estrellas deberían tener nombres adecuados. Pero algunas estrellas del cielo del lejano sur carecían de tales apodos, por lo que después de la Segunda Guerra Mundial nombres como Acrux, Gacrux y Atria aparecieron en las cartas de los navegantes – contracciones de las designaciones griegas originales para estas estrellas.

Finalmente: ¿Pensabas que esta lista oficial omitiría la que mucho considerarían la estrella navegacional más importante del cielo? ¡Sí, no es otra que Polaris, la Estrella del Norte!

¿Por qué? Simplemente porque se sitúa prácticamente en el polo celeste, por lo que sólo su altura sobre el horizonte del norte indica bastante bien la latitud del observador, por lo que no es necesario utilizar el método del “círculo de posición” descrito arriba.


Autor: Joe Rao
Fecha Original: 19 de septiembre de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *