Las hermanas del Sol pueden haber sembrado la Tierra con vida

Un cúmulo de estrellas recién nacidas podrían compartir rocas portadoras de vida entre ellas. (Imagen: ESA and NASA)

Un equipo internacional de investigadores ha identificado un nuevo logar donde buscar la vida: en los planetas que orbitan a las hermanas estelares del Sol.

La mayoría de estrellas de la Vía Láctea tienen su inicio en nubes de polvo y gas que finalmente forman cúmulos de estrellas. Si nuestro Sol comenzó su vida en tal escenario, el cúmulo muy probablemente habría ido a la deriva tras unos cientos de millones de años.

Pero esto podría haber sido suficiente tiempo para que la vida viajase entre los restos de rocas alrededor de cada naciente estrella, de acuerdo con un estudio liderado por el astrónomo Mauri Valtonen en la Universidad Turku de Finlandia.

Los experimentos de impactos de roca han sugerido que los microbios podrían sobrevivir a un impacto masivo que los empareden entre los restos y los lance al espacio.

Y un reciente estudio de a Edward Belbruno y sus colegas de la Universidad de Princeton demostró que los planetas en cúmulos de estrellas densamente compactas podría arrojar hasta 1018 rocas en los primeros 100 millones de años aproximadamente, a velocidades lo bastante lentas para que otras estrellas los captures.

LA nueva investigación sugiere que tales microbios procedentes de otros sistemas planetarios, si existiera, podrían perfectamente haber hecho el viaje en tales rocas – siempre las rocas fuesen lo bastante grandes para proteger a los organismos de los rayos cósmicos y el calor del impacto. Si el Sol hubiese nacido en un cúmulo, habría tenido tiempo de que alrededor de 100 rocas portadoras de vida fuesen capturadas por nuestra estrella antes de que se apartase del cúmulo, dicen los investigadores.

Belbruno apunta una reserva sobre los resultados: las rocas que se mueven lo bastante lentas como para ser capturadas por otras estrellas necesitarán decenas de miles de millones de años para llegar a sus vecinas. No está claro si los microbios pueden sobrevivir tanto tiempo en el espacio interestelar, señala.

No obstante, los resultados de Valtonen significan que podríamos aumentar las posibilidades de encontrar algo similar a la vida terrestre si podemos rastrear las antiguas hermanas del Sol.

Encontrar tales estrellas puede ser posible con el telescopio Gaia de la Agencia Espacial Europea, previsto para su lanzamiento en 2011. El satélite orbital medirá el movimiento propio de aproximadamente mil millones de estrellas. Esto permitirá a los astrónomos rastrear las posiciones de las estrellas a dónde estaban hace miles de millones de años.

El estudio se publicará en un próximo ejemplar de la revista The Astrophysical Journal.


Autor: Rachel Courtland
Fecha Original: 26 de septiembre de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. Las estrellas hermanas del Sol podrían haber sembrado la Tierra con vida…

    Nuestro Sol comenzó su vida en nubes de polvo y gas que finalmente forman cúmulos de estrellas. Los experimentos de impactos de roca han sugerido que los microbios podrían sobrevivir a un impacto masivo que los empareden entre los restos y los lance…

  2. Las hermanas del Sol pueden haber sembrado la Tierra con vida…

    Un equipo internacional de investigadores ha identificado un nuevo logar donde buscar la vida: en los planetas que orbitan a las hermanas estelares del Sol.
    La mayoría de estrellas de la Vía Láctea tienen su inicio en nubes de polvo y gas que finalm…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *