Cuando ver ES creer

Los expertos encuentran que una pérdida de control lleva a la gente a ver orden y respuestas.

Una nueva investigación publicada en la revista Science explica por qué los individuos tratamos de encontrar e imponer un orden en un mundo rebelde a través de la superstición, los rituales y las teorías conspiratorias vinculando una pérdida de control a las percepciones individuales. La investigación encuentra que una búsqueda de la estructura o comprensión lleva a la gente a engañarse a sí mismos para ver y creer conexiones que simplemente no existen.

La investigación fue realizada por Adam Galinsky, Profesor Morris y Alice Kaplan de Ética y Decisiones en Gestión en la Escuela Kellogg de Gestión en la Universidad del Noroeste en Evanston, Illinois, en colaboración con la autora principal Jennifer Whitson, profesora ayudante en la Escuela McCombs de Negocios en la Universidad de Texas en Austin. A través de una serie de seis experimentos, los investigadores demostraron que los individuos que carecían de control era más probable que viesen imágenes que no existían, percibir conspiraciones, y desarrollar supersticiones.

“Cuando menos control tiene la gente sobre sus vidas, más probable es que intenten retomar el control a través de ejercicios mentales”, dijo Galinsky. “Los sentimientos de control son tan importantes que la gente que carece de control está inherentemente amenazada. Aunque algunos fallos de percepción pueden ser malos o llevar a un mal camino, son extremadamente comunes y muy probablemente satisfarán una profunda y perdurable necesidad psicológica”.

La necesidad de control

De acuerdo con Whitson, la necesidad psicológica se debe al control, y a la capacidad de minimizar la incertidumbre y predecir cursos de acción beneficiosos. En situaciones donde se tiene poco control, los investigadores proponen que un individuo puede creer que un mecanismo misterioso e invisible está trabajando en secreto. Para probar su teoría, los investigadores crearon un número de situaciones caracterizadas por la carencia de control y midieron si la gente veía una variedad de patrones ilusorios.

Por ejemplo, en un experimento, se pidió a los individuos que mirasen unas figuras “nevadas”. La mitad de las imágenes eran patrones granulares de puntos aleatorios, mientras que la otra mitad contenían imágenes como una silla, un bote, o el planeta Saturno, que era apenas visible contra un fondo granulado. Aunque toda la gente identificó correctamente el 95 por ciento de las imágenes ocultas, el grupo que había sentido una pérdida de control había fallado en la parte anterior del experimento, “viendo” también imágenes en el 43 por ciento de las imágenes que sólo eran puntos dispersados de forma aleatoria.

“La gente ve patrones falsos en todos tipos de datos, imaginando tendencias en valores de mercado, viendo caras en la estática de una televisión, y detectando conspiraciones entre conocidos. Esto sugiere que la carencia de control lleva a una necesidad visceral de orden – incluso un orden imaginario”, dijo Whitson.

Explicar las supersticiones

Para comprender mejor las supersticiones, Whitson y Galinsky pidieron a un grupo de individuos que escribieran sobre las situaciones que habían experimentado. La mitad de ellos recordaba situaciones en las que tenían el control, mientras que la otra mitad detalla ejemplos paralizantes de pérdida de control, como accidentes de coche provocados por otros o enfermedades de familiares o amigos. Siguiendo el ejercicio, todos los participantes leyeron historias cortas en las que resultados significativos, como lograr que una idea sea aprobada en una reunión de negocios, era precedida de comportamientos no relacionados, tales como dar tres pisadas fuertes antes de entrar a la reunión. Los participantes que inicialmente habían escrito sobre situaciones en las que no tenían control expresaron una mayor creencia en una conexión supersticiosa con la salida de la historia, y eran más temerosos a lo que sucedería si no se repetía correctamente en el futuro ducho comportamiento supersticioso.

Aunque las pisadas o los calcetines de la suerte son extraños y normalmente sin peligro, los participantes del experimento cuyos sentimientos de control habían sido disminuidos eran más propensos a percibir conspiraciones siniestras que acechaban bajo la superficie de situaciones inocuas. Por ejemplo, cuando leían sobre un empleado que había sido puenteado en un ascenso, los participantes más impotentes tendían a creer que la razón era una conversación privada entre los compañeros de trabajo y el jefe.

Restaurar el control

Para probar si los individuos con un control disminuido pueden restaurar el control y realinear sus percepciones, los investigadores pidieron a los participantes que indicasen lo mucho que creían en ciertos valores (como belleza estética o el valor de la teoría científica y la investigación). Entonces pidieron a los participantes que escribieran sobre situaciones en las que no tenían ayuda o carecían de control. Para restaurar los sentimientos de control posteriormente, se pidió a algunos participantes que trabajasen en los valores que habían valorado como importantes. Como comparación, a otros participantes se le pidió que detallasen los valores que habían valorado con menor puntuación.

Los resultados estaban claros: los participantes que no tuvieron ninguna oportunidad de volver a lograr sus sentimientos de control eran más propensos a percibir conspiraciones en situaciones inocentes, mientras los participantes que lograban recuperar el control centrándose en los valores personales importantes no fueron distintos de la gente que nunca pierde los sentimientos de autocontrol en primer lugar.

“Es emocionante – restaurar el sentido de control de la gente normalizó sus percepciones y comportamiento”, dijo Galinsky.


Autor: Meg Washburn
Fecha Original: 2 de octubre de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (12)

  1. Tritio

    Uy Kanijo, estás mentando a la bicha :) . Vamos a sufrir la ira mafuguil después de este artículo.

  2. Cuando ver ES creer…

    Una nueva investigación publicada en la revista Science explica por qué los individuos tratamos de encontrar e imponer un orden en un mundo rebelde a través de la superstición, los rituales y las teorías conspiratorias vinculando una pérdida de c…

  3. Ishar

    jejeje, si parece que vuelve a estar esto en cabeza… supongo que la primera necesidad de control es alguien que esté muy por encima de nosotros y nos dicte unos cánones de comportamiento que encajen con lo que yo quiero… o al menos eso promueven muchos amigos del “control” ajeno…

    De mas joven he sido bastante paranoico… con el tiempo he podido rebajar esas compulsiones y comportamientos a la minima expresión… todo depende de la voluntad de cada uno también.

    Lo malo, es la historia de siempre, la gente cree que vive feliz en una ignorancia igual de artificial que lo que viven en sus cajas tontas… al carecer de conocimientos no tienen opciones, al no tener opciones carecen de control sobre sus vidas… y así hasta completar un retorcido ouroboros…

    Bueno, no os doy mas la chapa, ¡buen articulo! Volverán a levantarse espinas… jeje, sobre todo con la foto escogida… jaja.

    P.D.
    De nuevo, gracias por mantener algo interesante que leer y con lo que enriquecerse ;)

  4. Vamos, que los conspiranoicos padecen disfunciones cognitivas.

    Como bien dice Tritio, prepárate porque vendrán las hordas invasoras…

    • Tritio

      Aunque quizás se hallan sentido tan identificados con el perfil que tengan vergüenza de si quiera rebatir sus conspiranoias.

      Por si acaso tengo el arma cargada. ;D

  5. [...] Ciencia Kanija Autor de la traducción: Manuel Hermán (Kanijo) Fecha: [...]

  6. [...] traducido y posteado en Ciencia Kanija, el original se publicó en EurekAlert!, su autora es Meg [...]

  7. [...] jose flores dijo quiero conocertehace una semana Cuando ver ES creerEnviado por eduardo benavente Izquierdo el 03/10/2008 a las 20:47 LINKS–Cuando ver ES creer [...]

  8. Eso de q cuando pierdes el control es cuando mas propenso estás en caer en supersticiones, me sonó a lo mismo que “solo cuando ves la tempestad te arrodillas”, que acá en mi rancho es un dicho que quiere decir, que solamente cuando tienes un problema como una enfermedad o dependes de algo que no esta en tus manos, comienza la gente a rezar, y cuando todo está bien no te acuerdas ni del rosario.

  9. Delow

    Qué pesadez con las Madres de la Plaza de Mayo! Son unas iluminadas soberbias que se creen destinadas a una misión providencial. ¡Y qué suspicaces! ¡Siempre dando la lata! ¡Qué pelmas! ¡Y creen que Elvis vive! Son unas chifladas conspiranoicas.
    — Jorge Rafael Videla hablando de las Madres de la Plaza de Mayo
    Maestro, no seas conspiranoico, por favor. ¿Qué uno de nosotros te va a traicionar? ¡Ay, que risa! Seguro que uno está pagado por la CIA, el KGB y el Sanedrín. Y a lo mejor Elvis está vivo, no te fastidia.
    — Judas durante La Última Cena.
    La Navaja de Occam demuestra que el incendio del Reichstag no fue obra del Partido nazi. ¡Konspiranoiken, que sois todos unos konspiranoiken!
    — Adolf Hitler hablando sobre el incendio del Reichstag.
    Yo nunca he usado argumentos ad hominem contra esos despreciables y chiflados conspiranoicos, que creen todos que Elvis está vivo.
    — Escéptico hablando de la conspiranoia.
    Bueno, en fin, tal vez hay que reconocer que la CIA ha hecho alguna que otra cosa mala. Pero ya no más. A partir de ahora ya nunca más se va a descubrir nada malo hecho por la CIA. Os lo prometo por la Navaja de Occam.
    — Portavoz de la CIA hablando con cuidado para que no se le escape la risa
    Donde dije digo, digo Diego.
    — Escéptico hablando de sus artículos sobre conspiranoias.
    Bueno, ejem, a lo mejor tengo que reconocer que en la Historia han ocurrido conspiraciones. Pero a partir de ahora no va a haber ninguna más, ¿entendido?
    — Escéptico hablando en sus artículos sobre conspiranoias.
    Jamás una agencia de inteligencia de ningún país ha hecho nada. Todo y siempre son accidentes fortuitos, que eres un conspiranoico, hombre.
    — Experto muy listo en política internacional corrigiendo a un conspiranoico.
    Las conspiraciones no existen. Los conspiranoicos son unos malvados embusteros. Los conspiranoicos han formado una conspiración para engañarnos, haciéndonos creer que existen las conspiraciones. Pero entonces existe al menos una conspiración: la de los conspiranoicos para hacernos creer que existen las conspiraciones. Y entonces…
    — Escéptico haciéndose un trabalenguas.
    Si hubiese sido una conspiración del Gobierno, hubiesen dejado huellas.
    — Escéptico refutando una teoría.
    Si hubiese sido una conspiración del Gobierno, lo hubiesen hecho mejor y no hubiesen dejado huellas.
    — Escéptico diez minutos después de haber dicho lo anterior.
    La Navaja de Occam demuestra que Stalin no pretende matarme. Tus conspiranoias son bastante absurdas. Y seguro que ahora dirás que Elvis vive.
    — León Trotsky el 20 de agosto de 1940.
    ¿Una conspiración para expulsarnos de nuestras tierras? La Navaja de Occam demuestra que eso es una ridícula teoría conspiratoria completamente absurda. Y supongo que ahora me dirás que Elvis vive.
    — Palestino hablando con otro en 1946
    No seas conspiranoico. Las precauciones que tomamos son suficientes.
    — Carrero Blanco el 19 de diciembre de 1973
    ¡Anda! Ahora resulta que la CIA sí conspira. ¡Y yo que había pedido este puesto de trabajo para no dar golpe!
    — Empleado de la CIA su primer día de trabajo
    Los conspiranoicos son unos malvados que creen en teorías absurdas y sin fundamentos. Hay gente tan tonta que cree en OVNIs, telepatía, espiritismo, conspiraciones, astrología, etc…
    — Escéptico hablando de lo suyo.
    Pero, ¿cuándo he dicho yo que las conspiraciones no existen? Donde dije digo, digo Diego.
    — Escéptico diez minutos después de haber dicho lo anterior.
    Nunca toleraremos vergonzosas teorías de conspiración.
    — George Bush hablando de los atentados del 11-S.
    Nunca toleraremos vergonzosas teorías de conspiración.
    — Nerón hablando del incendio de Roma.
    Nunca toleraremos vergonzosas teorías de conspiración.
    — Adolf Hitler hablando del incendio del Reichstag.
    Nunca toleraremos vergonzosas teorías de conspiración.
    — Adolf Hitler hablando de Auschwitz.
    Nunca toleraremos vergonzosas teorías de conspiración.
    — Adolf Hitler hablando de… bueno, ¡hay tantas coas!
    Nunca toleraremos vergonzosas teorías de conspiración.
    — Jorge Rafael Videla hablando de los desaparecidos.
    Nunca toleraremos vergonzosas teorías de conspiración.
    — Felipe Gónzalez hablando del GAL.
    Nunca toleraremos vergonzosas teorías de conspiración.
    — Dirigente de ETA hablando de la desaparición de Pertur.
    Nunca toleraremos vergonzosas teorías de conspiración.
    — Stalin hablando de la muerte de Trostky.

  10. ye

    quien está seguro de qué cosa? somos todos unos ignorantes a los que nos gusta vivir en la negación diciendo a todo que sí. saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *