Venus Express busca vida – en la Tierra

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page
Moléculas de la atmósfera terrestre detectadas por Venus Express

Los científicos que usan la Venus Express de la ESa están tratando de observar si la Tierra es habitable. Qué tontería, podrías pensar, cuando ya sabemos que la Tierra está ricamente repleta de vida. De hecho, lejos de ser un ejercicio sin sentido, Venus Express está allanando el camino para una nueva y apasionante era en la astronomía.

Venus Express tomó su primera imagen de la Tierra con el Espectrómetro de Imagen Visible e Infrarroja Térmica (VIRTIS) poco después de su lanzamiento en noviembre de 2005. Aproximadamente un año después de que la nave se estableciera en la órbita de Venus, David Grinspoon, Científico Interdisciplinario de Venus Express del Museo de Denver de Ciencia y Naturaleza en Colorado, sugirió un programa mantenido de observación de la Tierra.

“Cuando la Tierra está en una buena posición, la observamos dos o tres veces cada mes”, dice Giuseppe Piccioni, co-investigador principal de VIRTIS de Venus Express, en el IASF-INAF en Roma, Italia. El instrumento ya ha recopilado unas 40 imágenes de la Tierra en el periodo de los dos últimos años.

Las imágenes de la Tierra cubren tanto las regiones visibles como del infrarrojo cercano del espectro y pueden dividirse en espectros, para buscar las firmas de las moléculas de la atmósfera terrestre.

El valor de las imágenes está en el hecho de que la Tierra ocupa menos de un pixel en las cámaras de Venus Express. En otras palabras, parece un simple punto sin detalles superficiales visibles. Esta situación es algo a lo que los astrónomos esperan enfrentarse pronto en su búsqueda de mundos del tamaño de la Tierra alrededor de otras estrellas.

Oxígeno de la Tierra y agua detectadas por Venus Express

“Queremos saber qué podemos discernir de la habitabilidad de la Tierra basándonos en tales observaciones. Sea lo que sea que aprendamos sobre la Tierra, podemos aplicarlos al estudio de otros mundos”, dice Grinspoon.

Desde 1995, los astrónomos han estado descubriendo planetas extrasolares y ahora conocemos más de 300 de los mismos. Dado que las técnicas observacionales se han estado refinando y los datos se toman de forma continua, se han descubierto planetas cada vez menores.

Ahora, con las misiones COROT de CNES–ESA y Kepler de la NASA, los proyectos de encontrar mundos del tamaño de la Tierra en órbitas alrededor de otras estrellas son mejores que nunca. “Estamos en el límite de encontrar planetas similares a la tierra”, dice Grinspoon.

Como se ha demostrado con el descubrimiento de planetas gaseosos gigantes, tan pronto como los astrónomos sepan que están ahí, inventarán todo tupo de métodos innovadores para separar la débil luz del planeta del abrumador resplandor de la estrella.

Una cosa ha quedado clara en el estudio de la Tierra usando Venus Express: determinar si un planeta es habitable no va a ser fácil. “Vemos agua y oxígeno molecular en la atmósfera de la Tierra, pero Venus también muestras esas señales. Por lo que observar estas moléculas no es suficiente”, dice Piccioni.

En lugar de esto, los astrónomos tendrán que buscar señales más sutiles, tal vez el llamado borde rojo causado por la vida fotosintética. “Las plantas verdes brillan en el infrarrojo cercano”, dice Grinspoon. Los análisis para ver si este borde rojo es visible apenas están comenzando.

El equipo también comparará los espectros de los océanos de la Tierra con los tomados cuando los continentes de la Tierra quedan frente a Venus Express. “Hemos iniciado el primer programa mantenido de observación de la Tierra desde una plataforma lejana”, dice Grinspoon. Aunque las observaciones puede que no nos digan nada nuevo de la Tierra, nos permitirán desvelar mundos mucho más lejanos, haciéndolos algo más realq que simples puntos de luz.


Fecha Original: 10 October 2008
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *