Los volcanes pueden haber proporcionado la chispa de la primera vida

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Una nueva investigación sugiere que los rayos y los volcanes pueden hacer iniciado la vida en la Tierra. El investigador Jeffrey Bada de la Institución Scripps de Oceanografía en la UC San Diego y sus colegas reanalizaron el experimento clásico del origen de la vida de Stanley Miller, ofreciendo un nuevo análisis sobre cómo los bloques básicos de la vida pueden haber surgido a partir de las erupciones volcánicas.

Bada, Profesor en Scripps de química marina y estudiante graduado de Miller en el Departamento de Química en la UC San Diego en 1960, mantuvo las muestras químicas originales de Miller. Bada junto con el autor principal Adam Johnson, estudiante graduado de la Universidad de Indiana y sus colegas, reanalizaron las muestras para determinar si podían detectarse nuevos compuestos químicos usando los equipos modernos. El artículo, “The Miller Volcanic Spark Experiment”, se publica en el ejemplar del 17 de octubre de la revista Science.

“Creíamos que había cosas que aprender del experimento original de Miller”, dijo Bada, Profesor en Scripps de química marina y coautor del artículo. “Encontramos que una versión moderna del aparato volcánico produce una mayor variedad de componentes”.

El experimento clásico de “sopa primordial” de Miller, publicado en Science en 1953, aún es ampliamente usado en los laboratorios de química de instituto para imitar las reacciones químicas que tienen lugar en las erupciones volcánicas ricas en vapor. El experimento hacía circular metano, amoniaco, vapor de agua e hidrógeno en un experimento cerrado, simulando la atmósfera inicial de la Tierra y enviando chispas similares a relámpagos a través de la misma. Con el paso de varios días, se formaron distintos compuestos orgánicos en la mezcla, demostrando cómo la atmósfera primitiva de la Tierra pudo haber dado lugar al surgimiento de la vida.

Es comúnmente aceptado que la Tierra inicial contenía muchas pequeñas islas volcánicas. Este estudio sugiere que los rayos y la liberación de los gases asociados con estas erupciones volcánicas podrían haber producido los componentes químicos necesarios para dar lugar al surgimiento de la vida.

El laboratorio de Bada es el primero en realizar una continuación de los estudios usando los aparatos originales de Miller y las muestras químicas, las cuales se descubrieron tras la muerte de Miller en 2007. Las investigaciones reanalizaron 11 de las muestras originales usando técnicas de química analítica contemporáneas y produjo 22 aminoácidos, los bloques básicos de las proteínas, 10 de los cuales no habían sido identificados en el anterior experimento de Miller.

“Históricamente, no tienes muchos experimentos que puedan ser tan famosos como este; redefinieron nuestras ideas sobre el origen de la vida y demostraron de forma inequívoca que los bloques básicos fundamentales de la vida podían derivarse a través de procesos naturales”, dijo el autor principal Adam Johnson, estudiante graduado de la Universidad de Indiana con el equipo del Instituto de Astrobiología de la NASA.

Henderson Cleaves (Institución Carnegie para la Ciencia), Jason Dworkin y Daniel Glavin (Institución Scripps de Oceanografía) y Antonio Lazcano (Universidad Nacional Autónoma de México) también contribuyeron al informe. Estuvo patrocinada con fondos del Instituto de Astrobiología de la NSA, el Laboratorio Biológico Marino en Woods Hole, Massachussets, y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México.



Fecha Original: 16 de octubre de 2008
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *