Primer pulsar identificado sólo por sus rayos gamma

Una estrella de neutrones giratoria yace dentro de CTA 1, la cobertura en expansión de una supernova fotografiada aquí en longitudes de onda de radio (Imagen: NASA/S Pineault, DRAO)

El telescopio Fermi de la NASA ha encontrado el primer púlsar que sólo puede ser detectado por los rayos gamma que emite – y no por las ondas de radio de menor energía características de la mayoría de púlsares.

Más de estas estrellas pueden estar desperdigadas por la Vía Láctea, dicen los astrónomos, y encontrarlas podría revisar las estimaciones del índice al que las estrellas nacen y estallan.

Los púlsares son estrellas de neutrones de giro rápido dejadas tras el estallido de estrellas masivas que explotan como supernovas. Brillantes rayos de radiación brillan desde los polos magnéticos de las estrellas.

Este particular pulsa pasa su rayo de rayos gamma, al igual que in faro, sobre la Tierra cada tres minutos aproximadamente.

Basándose en el periodo de la estrella y en el índice al que su giro va frenando, los astrónomos estiman que tiene aproximadamente 10 000 años de antigüedad – la misma edad que la capa en expansión de los restos de supernovas llamados CTA 1. Tanto el púlsar como los restos de la supernova, que están a 4600 años luz de la Tierra, se crearon probablemente en la misma explosión estelar.

El púlsar se identificó analizando las fluctuaciones de rayos gamma en los mapas del cielo realizados usando el Telescopio de Gran Área a bordo del Telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi, que se lanzó el 11 de junio.

Aunque los astrónomos han catalogado casi 1800 púlsares, este es el primero que ven que sólo emite radiación en rayos gamma. La mayor parte del resto de púlsares se han encontrado usando radiotelescopios, aunque algunos también irradian energía en luz visible y rayos-X.

Cono amplio

El púlsar de CTA 1 pueden en realidad emitir radiación en una variedad de longitudes de onda, pero sus rayos gamma pueden liberarse en un cono amplio, haciéndolos visibles desde la Tierra.

“Pensamos que es bastante posible que los rayos de radio sean más estrechos que las emisiones de rayos gamma, pero aún no sabemos cómo se producen los rayos en los púlsares”, dice el científico del proyecto Fermi, Steve Ritz del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

Encontrar más objetos como estos podría ayudar a los astrónomos a diferencias entre modelos para las configuraciones de campos magnéticos en tales estrellas, dice Ritz.

Las observaciones de los objetos podrían ayudar también a establecer el índice al que estallan estas estrellas en la Vía Láctea. Los astrónomos calculan este índice buscando restos de supernovas y midiendo la abundancia de isótopos dejados tras las explosiones estelares.

“Realmente no sabemos el índice de supernovas en nuestra galaxia”, dice la astrofísico Alice Harding, también de NASA Goddard. “Ahora quesabemos que podemos detectar estos púlsares sin ondas de radio, [el número de supernovas] podría ser mucho mayor”.


Autor: Rachel Courtland
Fecha Original: 17 de octubre de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *