Controlar los bloques básicos de la vida

Se ha informado de un simple y fiable método para convertir una de las entidades químicas más simples en uno de los bloques básicos de la vida más complejos de fabricar, con completo control sobre su forma, por parte de científicos de la Universidad de Bristol en el ejemplar de Nature de esta semana.

Tendrá grades implicaciones para la síntesis de medicamentos y compuestos agroquímicos.

Muchas moléculas importantes requeridas para la vida aparecen en dos formas que son imágenes especulares una de otra, con orientación derecha e izquierda – como nuestra mano derecha e izquierda. Esta propiedad es conocida como “quiralidad”, de la palabra griega para mano, y las dos formas son conocidas como “enantiómeros” de la palabra griega para opuesto.

El ejemplo clásico de la medicina talidomida ilustra la diferencia en las respuestas biológicas a las moléculas quirales: uno de los dos enantiómeros provoca devastadores defectos de nacimiento, mientras que su imagen especular tiene el deseado efecto sedante para el que la prescriben los doctores.

Dada esta catástrofe, y el consiguiente reconocimiento de la importante de la relación entre una molécula pequeña (por ejemplo una medicina) y su lugar de acción (por ejemplo una proteína), se ha hecho necesario probar enantiómeros individuales y no mezclas de ambas formas. Pero una mezcla de enantiómeros puede ser difícil de separar.

El Profesor Varinder Aggarwal de la Universidad de Bristol ahora ha desarrollado un método simple y fiable para convertir una de las entidades químicas más simples en uno de los bloques básicos moleculares para la vida más complejo de fabricar, con completo control sobre su forma.

El Profesor Aggarwal explicó la importancia de este trabajo: “Vivimos en un mundo quiral. Es más, la quralidad y la vida están tan inextricablemente vinculadas que la detección de la quiralidad fuera de nuestro planeta se usa como prueba de vida extraterrestre. Si la forma y función de una molécula lo que hace que surjan sus propiedades. Por ejemplo, la diferencia de olor entre las naranjas y limones procede de dos moléculas, idénticas salvo por su configuración espacial tridimensional. Por tanto, ser capaz de controlar la forma y función de los enantiómetos es crítico para las muchas aplicaciones de la síntesis de compuestos químicos orgánicos”.

Este trabajo es probable que tenga una gran amplitud de aplicaciones en la síntesis de moléculas orgánicas complejas, particularmente en las ramas farmacéutica y agroquímica donde tales dificultades con las formas se encuentran a menudo.

Aggarwal y sus colegas han desarrollado un proceso en dos pasos que puede usarse para convertir fácilmente alcoholes secundarios disponibles en imágenes especulares únicas de alcoholes terciarios que contienen un centro estereogénico cuaternario (un átomo de carbono con cuatro sustitutos no hidrógenos). Cada imagen especular del alcohol terciaron puede hacerse con niveles muy altos de control sobre su forma.


Autor: Cherry Lewis
Fecha Original: 11 de diciembre de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. Iván

    Impresionante, puede ser un fuerte avance para los campos comentados, tanto en abaratamiento de costes como en conseguir nuevos compuestos utiles, y esto si que es verdad, si que puede curar.

    Es por ello que seguro ninguno vendemotos o credulazo en supuestas medicinas alternatias vendra por aqui, porque ya la misma entrada toca unos temas y los explica tan bien, que desmontan cualquier pseudoargumento de los normalmente usados por estos personajes, como la supuesta biologa molecular reciente, que deberia estar por aqui impresionada por tal avance.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *