Los astrónomos encuentra las dos bombillas estelares más tenues

Esta concepción artística muestra los cuerpos estelares más tenues conocidos actualmente – enanas marrones gemelas conocidas como 2M 0939. Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech

¡Hay un empate! El nuevo poseedor del récord del objeto estelar más tenue conocido en el universo va a dos estrellas “fallidas” gemelas, o enanas marrones, cada una de las cuales brilla débilmente con sólo una millonésima de la luz de nuestro Sol.

Anteriormente, los astrónomos pensaban que el par de tenues bombillas eran simplemente una única enana marrón corriente sin ningún título que batiera un récord. Pero cuando el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA observó la enana marrón con su visión infrarroja buscadora de calor, fue capaz de medir con precisión la extrema debilidad del objeto y su baja temperatura por primera vez. Es más, los datos de Spitzer revelaron que la enana marrón es, de hecho, dos gemelas.

“Ambos objetos son los primeros en romper la barrera de la millonésima solar en el total de energía luminosa emitida”, dijo Adam Burgasser del Instituto Tecnológico de Massachusetts en Cambridge. Burgasser es el autor principal de un nuevo artículo sobre el descubrimiento que aparece en la revista Astrophysical Journal Letters.

Las enanas marrones son las inadaptadas del cosmos. Son compactas bolas de gas que flotan libremente en el espacio, pero son demasiado frías y ligeras para ser estrellas, y demasiado cálidas y masivas para ser planetas. El nombre de “enana marrón” procede del hecho de que estos pequeños cuerpos similares a estrellas cambian de color conforme se enfrían, y por tanto no tienen un color definido. En realidad, la mayoría de enanas marrones parecerían más rojizas si pudiesen verse a simple vista. Su débil emisión de luz también significa que son difíciles de encontrar. La primera enana marrón no se descubrió hasta 1995. Aunque actualmente se conocen cientos de ellas, los astrónomos dicen que aún quedan muchas más en el espacio esperando a ser descubiertas.

El tenue dúo recién descubierto de enanas marrones, aunque notable por su excepcional debilidad, probablemente no sea recordado por su nombre. Es conocido como 2MASS J09393548-2448279 por el Estudio de Todo el Cielo de 2 Micras, o “2MASS,” misión en parte patrocinada por la NASA que detectó por primera vez el objeto en 1999.

Los astrónomos usaron recientemente la visión infrarroja ultrasensible de Spitzer para aprender más sobre el objeto, el cual aún se pensaba que era sólo una enana marrón. Estos datos revelaron una cálida temperatura atmosférica de 565 a 635 Kelvin. Aunque esto es cientos de grados más caliente que Júpiter, aún es mucho más frío de lo que puede ser una estrella. De hecho, 2MASS J09393548-2448279, o 2M 0939 para abreviar, es uno de los cuerpos estelares más fríos medidos hasta el momento.

Para calcular el brillo del objeto, los investigadores tenían primero que determinar su distancia a la Tierra. Tras tres años de medidas precisas con el Observatorio Anglo-Australiano en Australia, concluyeron que 2M 0939 es la quinta enana marrón conocida más cercana a la Tierra, a 17 años luz de distancia en la constelación de Antlia. Esta distancia, junto con la medición de Spitzer, dijo a los astrónomos que el objeto era extremadamente frío y tenue.

Pero había algo desconcertante. El brillo del objeto era el doble de lo esperado para una enana marrón con esta temperatura concreta. ¿La solución? El objeto debía tener el doble de área de superficie. En otras palabras, es un gemelo, con cada uno de los cuerpos brillando la mitad del total, y con una masa de entre 30 y 40 veces la de Júpiter. Ambos cuerpos son un millón de veces más tenues que el Sol en luz total, y al menos mil millones de veces mas débiles sólo en luz visible.

“Estas enanas marrones son las bombillas estelares de menor potencia del cielo conocido”, dijo Burgasser. “Y como las bombillas fluorescentes de baja energía, emiten la mayor parte de su energía en un estrecho rango de longitudes de onda, en este caso en el infrarrojo”.

De acuerdo con los autores, existen enanas marrones aún más tenues dispersas por el universo, la mayor parte de ellas demasiado débiles para observarse con los actuales estudios del cielo. La próxima misión de la NASA’s Explorador de Estudio de Gran Angular barrerá todo el cielo en longitudes de onda infrarrojas, y se espera que descubra cientos de estos discretos personajes.

“El santo grial en el estudio de las enanas marrones es encontrar cómo de lejos puedes llegar en términos de temperatura, masa y brillo”, dijo Davy Kirkpatrick, coautor del artículo en el Centro de Análisis y Procesado Infrarrojo de la NASA en el Instituto Tecnológico de California en Pasadena. “Esto nos dirá más sobre cómo se forman y evolucionan las enanas marrones”.

Otros autores de este artículo son Chris Tinney de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia; Michael C. Cushing de la Universidad de Hawai en Manoa; Didier Saumon del Laboratorio Nacional de Los Álamos en Nuevo México; Mark S. Marley, del Centro de Investigación Ames en Moffett Field, California; y Clara S. Bennett del Instituto Tecnológico de California.


Autor: Whitney Clavin
Fecha Original: 10 de diciembre de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. Iván

    Interesante entrada.

    Kanijo, dale un vistazo que alguna letra se ha colado donde no debe :)

  2. Manlio E. Wydler

    Lo que apenas emite calor deberá ser encontrado dentro del infrarojo. Serán semisólidas estas fallidas?que capas tendrán? sería fascinante poder acercarse e investigar intimamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *