¿Podría un misterioso estallido ser un nuevo fenómeno estelar?

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page
El misterioso objeto de Hubble. Crédito: NASA, ESA, and K. Barbary (Universidad de California, Berkeley/Lawrence Berkeley National Lab, Supernova Cosmology Project)

El Telescopio Espacial Hubble captó de forma fortuita un misterioso estallido de luz el 21 de febrero de 2006. A lo largo de los siguientes 100 días, el objeto, catalogado como SCP 06F6, brilló y se apagó lentamente. Los astrónomos no conocen la distancia al objeto, por lo que podría estar en nuestra Vía Láctea o a una gran distancia astronómica, y la firma de luz de este evento no encaja con el comportamiento de una supernova ni de ningún fenómenos de tránsito astronómico observado anteriormente en el universo. Podría representar una clase completamente nueva de fenómeno estelar que ha pasado anteriormente sin detección en el universo, dijo Kyle Barbary del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (LBNL) en Berkeley, California. “Nadie ha sido capaz de dar una explicación satisfactoria para este objeto”, dijo en una conferencia de prensa en la reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Long Beach, California.

Los astrónomos normalmente observan intensos destellos de luz procedentes de una variedad de explosiones estelares y estallidos, tales como las novas y supernovas. Pero el aumento y caída en el brillo tiene una firma que simplemente nunca ha sido registrada para ningún otro tipo de evento celeste. El pico de supernova no dura más de 70 días, y los eventos de lentes gravitatorias son mucho más cortos. Por tanto, esta observación desafía a cualquier explicación simple”, dijo Barbary. “Nuna hemos visto nada como esto”.

Hubble fue dirigido hacia un cúmulo de galaxias a 8000 millones de años luz en la constelación de primavera de Bootes. Pero el misterioso objeto podrían estar en cualquier parte intermedia, incluso en el halo de nuestro propia Vía Láctea.

Una serie de artículos publicados por otros investigadores desde que se informó del evento en junio de 2006, han sugerido toda una colección de extravagantes posibilidades: el colapso y explosión del núcleo de una estrella rica en carbono, una colisión entre una enana blanca y un asteroide, o la colisión de una enana blanca con un agujero negro. En la conferencia de prensa, se preguntó a Barbary cuál era la explicación más extraña para el objeto: “En broma, alguien dijo que era otra civilización encendiendo su Gran Colisionador de Hadrones y estallando”, — lo cual obtuvo bastantes risas entre la audiencia. “¡No me cites diciendo eso!”, añadió.

Pero Barbary no cree que ningún modelo de los ofrecidos hasta el momento ofrezca una explicación completa de las observaciones. “No creo que realmente sepamos lo que significa el descubrimiento hasta que no observemos objetos similares en el futuro”.

Los estudios de todo el cielo buscando fenómenos variables, tales como los que se llevarán a cabo con el Gran Telescopio de Estudio Sináptico, pueden finalmente encontrar eventos de tránsito similares en el universo.


Autor: Nancy Atkinson
Fecha Original: 6 de enero de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *