Venus posiblemente tuvo continentes y océanos

Una nueva visión a los datos recopilados por la nave Galileo en 1990 revela que Venus, en una época, pudo haber sido habitable, con pruebas de continentes y océanos antiguos. En un sobrevuelo de Venus en el viaje de la nave hacia Júpiter, un instrumento de cartografía del infrarrojo cercano detectó firmas que los investigadores han interpretado como granito. Un equipo internacional liderado por el científico planetario George Hashimoto, de la Universidad Okayama en Japón, encontró que las regiones de las tierras altas de Venus emitían menos radiación infrarroja que las tierras bajas. Una interpretación de esta dicotomía, dice el equipo en un nuevo artículo, es que las tierras altas están compuestas mayormente de rocas “félsicas”, particularmente el granito. El granito, que en la Tierra se encuentra en la corteza continental, requiere de agua para su formación.

La nave Galileo fue el primer uso de infrarrojos en Venus. Los científicos habían pensado que sólo el radar podría ver a través de las densas nubes de ácido sulfúrico de la atmósfera de Venus hasta la superficie. “Detectar la superficie en el infrarrojo es un gran avance”, según se cita a Kevin Baines del JPL en un artículo de Nature.

El artículo también cita a otro científico del JPL, David Crisp, que no estuvo implicado en este estudio y dice que estas nuevas conclusiones no están apoyadas por datos disponibles u otros modelos del equipo.

“Entendemos que nuestro artículo no lo resuelve todo”, responde el coautor Seiji Sugita, científico planetario de la Universidad de Tokio. Sugita dice que el siguiente paso es aplicar sus modelos a datos procedentes de la nave Venus Express de la Agencia Espacial Europea, la cual está actualmente orbitando Venus, y del Orbitador Climático de Venus de la Agencia Espacial Japonesa, previsto para su lanzamiento en 2010.

La posible presencia de granito sugiere que el movimiento de las placas tectónicas y la formación de continentes pudo haber tenido lugar en Venus, así como un reciclado de agua y carbono entre el manto y la atmósfera del planeta.

Venus es ahora un infierno caliente y seco, con una atmósfera de un 96% de dióxido de carbono y una temperatura superficial de alrededor de 460 grados C, pero algunos científicos creen que nuestro planeta vecino pudo alguna vez haber sido más similar a la Tierra.

Otro científico citado en el artículo de Nature, el geofísico Norm Sleep de la Universidad de Stanford en California dijo que Venus podría haber estado alguna vez casi completamente bajo el agua. “Aunque sin más datos geoquímicos, añade, no sabemos si la temperatura de estos océanos iniciales era de 30 grados C o de 150 grados C”, dijo.

Pero cualquier océano en Venus habría durado sólo unos pocos cientos de millones de años. Conforme el Sol se hacía más cálido y brillante, el planeta experimentaba un efecto invernadero desatado. “Cualquier vida sobre Venus que no hubiese encontrado la forma de colonizar la parte superior de las nubes mil millones de años después de la formación del planeta habrían estado en un gran problema”, dice Sleep.


Autor: Nancy Atkinson
Fecha Original:
15 de enero de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. Venus posiblemente tuvo continentes y océanos…

    [c&p] Una nueva visión a los datos recopilados por la nave Galileo en 1990 revela que Venus, en una época, pudo haber sido habitable, con pruebas de continentes y océanos antiguos. En un sobrevuelo de Venus en el viaje de la nave hacia Júpiter,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *