El mayor cazador de planetas

El sistema consiste en ocho cámaras de gran angular que van rastreando el cielo.

SuperWASP es uno de los instrumentos para descubrir planetas extrasolares de mayor éxito en el mundo. Con sólo cuatro años de vida ha descubierto ya un total de 24 objetos celestes.

No es un pájaro, ni un avión, es SuperWASP, un pequeño telescopio diseñado para detectar planetas extrasolares que orbitan alrededor de estrellas brillantes. No tiene la tecnología más puntera, ni es el instrumento más innovador. No llama la atención por su espectacularidad, ni tan siquiera por unas grandes dimensiones, pero SuperWASP se ha convertido en uno de los mayores descubridores de planetas del Universo. Situado en el Observatorio del Roque de los Muchachos (ORM), en la Isla de la Palma, y junto a su hómologo del Observatorio Astronómico de Sudáfrica, operan permanentemente a lo largo de todo el año rastreando el cielo visible en el hemisferio norte y sur. Hasta el momento, este humilde sistema ha descubierto ya un total de 24 planetas extrasolares, todo un verdadero éxito.

El telescopio posee un sistema que consiste en ocho cámaras de gran angular que monitorizan simultáneamente el cielo. Está diseñado para detectar planetas extrasolares alrededor de estrellas relativamente brillantes mediante la técnica de tránsito. SuperWASP toma imágenes de un enorme pedazo de cielo cada minuto. Cada cámara captura hasta 100 000 estrellas por imagen. Así, una sola noche de observación con este instrumento genera unas 50 millones de medidas de brillo estelar. “Debido a su gran campo de visión, SuperWASP puede hacer una imagen de todo el cielo visible en aproximadamente 23 minutos”, explica el investigador principal del proyecto Don Pollaco, de la Universidad Queen’s Belfast.

La mayoría de los planetas extrasolares son detectados a través de su influencia gravitacional en la estrella alrededor de la cual orbitan ya que, a medida que el planeta se mueve, tira de ésta, alejándola o acercándola. Sin embargo, estos descubrimientos dependen del estudio de cada estrella durante un periodo de semanas o meses, por lo que el ritmo de descubrimiento resulta bastante lento.

Método de tránsito

SuperWASP utiliza un procedimiento diferente para detectar planetas: el método de tránsito. Los tránsitos ocurren cuando un planeta pasa delante de su estrella y bloquea parte de su luz temporalmente. De este modo, desde la Tierra el brillo de la estrella aparece, de manera transitoria, un poco más débil. El telescopio supervisa constantemente el brillo de las estrellas en su campo de visión y alerta a los científicos de cualquier variación debida a la posible presencia de un planeta. El método de tránsito también permite a los astrónomos deducir el tamaño y la masa de cada planeta.

“La gran ventaja de esta técnica comparada con las demás es que permite hallar más fácilmente los parámetros precisos del planeta, incluida su densidad”, comenta Pollacco. Sin embargo, este procedimiento tiene como contrapartida que el descenso en el brillo de la estrella apenas se aprecia si el tamaño del planeta que pasa por delante no es considerable. “En el caso de un objeto del tamaño de Júpiter alrededor de una estrella como el Sol, la disminución del brillo es alrededor del uno por ciento de su brillo”, ejemplifica el científico.

Cada posible planeta encontrado con SuperWASP es observado por los astrónomos que trabajan en el Telescopio Óptico Nórdico en La Palma, el Telescopio Suizo Euler en Chile y el Observatorio de Haute Provence en el sur de Francia, donde utilizan instrumentos de precisión para confirmar o rechazar el descubrimiento. El primer planeta detectado en el ORM se le denominó ‘Garafía I’ en conmemoración al municipio donde se ubica el Observatorio. “Ahora estamos comenzando realmente a explorar la colección de diferentes sistemas planetarios ahí fuera”, comenta Pollacco. “GTC y SuperWASP podrán formar un gran equipo. El segundo suministrará al primero y a otros telescopios de la zona objetos para observar”, añade el investigador.

SuperWASP lidera el programa británico de detección de planetas extrasolares, constituido por un consorcio de ocho instituciones académicas que incluyen al Instituto de Astrofísica de Canarias, Cambridge University, el Isaac Newton Group of Telescopes, Keele University, Leicester University, Open University, Queen’s University Belfast y St. Andrew’s University.


Fecha Original: 22 de enero de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. SuperWASP. El mayor cazador de planetas…

    No es un pájaro, ni un avión, es SuperWASP, un pequeño telescopio diseñado para detectar planetas extrasolares que orbitan alrededor de estrellas brillantes. No tiene la tecnología más puntera, ni es el instrumento más innovador. Situado en el O…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *