“Fósiles” magnéticos que podrían proceder del Big Bang

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

El descubrimiento de “fósiles” magnéticos alrededor de estrellas jóvenes en la Vía Láctea ha impulsado el tema de la existencia de campos magnéticos justo después del Big Bang.

Si existieron los campos magnéticos primordiales, habrían influido en cómo evolucionó el universo. Por ejemplo, podrían haber desviado su expansión en una dirección.

Ahora, Claude Catala del Observatorio de París en Francia y sus colegas creen que han encontrado “fósiles” de campos magnéticos primordiales. El equipo estaba tratando de responder a un misterio de la astronomía: por qué una pequeña fracción de las conocidas como estrellas A/B de secuencia principal tienen campo magnéticos muy potentes y ordenados. Estos podrían haberse formado a través de dos métodos: un mecanismo de dinamo, debido a su rotación, o heredando los campos fósiles que existieron en el medio interestelar, el gas y el polvo entre las estrellas.

El equipo se centró en los precursores de tales estrellas, conocidos como estrellas HAeBe, las cuales están en una etapa de la evolución en la que el gas y el polvo aún están colapsando en la estrella debido a la gravedad. Dado que estas estrellas son muy tenues y escasas en nuestra galaxia, ha sido imposible detectar y medir los campos magnéticos de estas estrellas anteriormente, dice Catala.

Los astrónomos usaron el Telescopio de Canadá-Hawai-Francia en Mauna Kea, Hawai para medir la división del espectro de las estrellas HAeBe a través de sus campos magnéticos y encontraron que tenían campos de unas pocas centésimas de tesla (www.arxiv.org/abs/0812.3805).

Esto descarta el mecanismo de dinamo, dado que estas jóvenes estrellas no han existido durante el tiempo suficiente para generar sus propios campos, por lo que deben haber procedido de otro punto. “Esto está en completo acuerdo con la teoría de campo fósil”, dice Catala. No obstante, añade que el equipo no está completamente seguro sobre su origen, “pero podrían, en efecto, ser primordiales”.

Francesco Miniati del Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zurich, dice que aunque el estudio concuerda con la teoría de campo fósil, esto no demuestra que existieran los campos magnéticos primordiales. “Sería así si supiéramos que estas estrellas fueron estrellas primordiales, pero no lo son”, dice Miniati. Catala está de acuerdo, pero dice que no existe ningún telescopio, existente o planificado, que pueda ver las primeras estrellas primordiales, dado que estarían a miles de millones de años luz de distancia.


Autor: Anil Ananthaswamy
Fecha Original: 27 de enero de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *