Los agujeros negros giratorios son las baterías cósmicas definitivas

No te gustaría estar cerca cuando arranque un agujero negro giratorio. Parece que pueden almacenar y liberar la energía de miles de millones de supernovas, con consecuencias potencialmente devastadoras para sus galaxias madre.

Muchos de los agujeros negros supermasivos que merodean por el centro de las galaxias disparan potentes chorros de plasma que se extienden millones de años luz. Aunque los detalles de cómo se producen estos chorros permanecen turbios, parece que sólo existen dos fuentes de energía plausibles: una es la materia cayendo en el agujero negro, la cual no puede explicar todos los casos. La otra fuente es la energía rotatoria almacenada del agujero negro. Los cálculos sugieren que debería ser posible que los chorros expulsen la energía a expensas de la rotación del agujero negro siempre que estén presentes los campos magnéticos para conectar el agujero negro con alguna materia cercana. Se carece de pruebas convincentes para esta teoría.

Ahora, un equipo liderado por Brian McNamara de la Universidad de Waterloo, en Canadá, ha encontrado lo que puede ser la prueba más sólida hasta el momento de chorros impulsados por la rotación del agujero negro. Procede de una galaxia conocida como MS0735.6+7421 (en la imagen), a aproximadamente 2600 millones de años luz de la Tierra. En 2005, datos de esta galaxia procedentes del Observatorio Chandra de Rayos-X revelaron la mayor filtración de energía jamás identificada procedente de chorros de un agujero negro.

Basándose en las cavidades que los chorros aparentemente han excavado a través del gas que los rodea, el equipo calcula que en los últimos 100 millones de años aproximadamente los chorros han expulsado 1055 joules, miles de millones de veces la energía de una supernova. Habría sido casi imposible para la materia que cae en el agujero negro, impulsar esos chorros. Los agujeros negros supermasivos son comedores poco elegantes, dejando tras ellos mucha más materia de la que en realidad consumen, pero hay pocas señales de que esto haya sucedido.

“Habría tenido que aspirar básicamente toda la materia que había en la galaxia hacia el agujero negro en un periodo de 100 millones de años, y sabemos que la naturaleza no trabaja de esa forma”, dice McNamara. “La acreción de materia en un agujero negro es muy ineficiente ” (www.arxiv.org/abs/0811.3020).

Esto deja al giro del agujero negro como la única otra fuente de energía. El agujero negro podría haber estado girando en primer lugar debido a la materia que caía en él mucho antes en su vida, o en el curso de una fusión con otro agujero negro.

Una enorme cantidad de energía puede almacenarse en el giro de un agujero negro, y si se libera de nuevo en forma de chorros, podría tener profundos efectos. Los chorros de los agujeros negros se sospecha que esterilizan a sus galaxias madre, calentando y dispersando el gas antes de que pueda formar nuevas estrellas, por ejemplo.

Chris Reynolds de la Universidad de Maryland en College Park dice que esto refuerza la posición de que algunos chorros están alimentados por agujeros negros giratorios. Pero dice que aún está esperando “una prueba definitiva”.


Autor: David Shiga
Fecha Original: 26 de enero de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. Los agujeros negros giratorios son las baterías cósmicas definitivas…

    [c&p] Un equipo liderado por Brian McNamara de la Universidad de Waterloo, en Canadá, ha encontrado lo que puede ser la prueba más sólida hasta el momento de chorros impulsados por la rotación del agujero negro. Procede de una galaxia conocida …

  2. [...] Los agujeros negros giratorios son las baterías cósmicas definitivas [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *