¿Alberga la Tierra una “biosfera oculta” de vida alienígena?

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page
Vida, tal y como no la conocemos: ¿Estaban comprobando los aterrizadores de pruebas Viking de la NASA algo incorrecto? Crédito: NASA

Una “biosfera oculta” de “vida extraña” – no relacionada con la vida tal y como la conocemos – podría existir en la Tierra, dando una nueva visión sobre cómo la vida está por todas partes en el universo, dicen los astrobiólogos.

Encontrar vida que no encaje con los tipos actualmente conocidos sería un indicador sólido de que la vida se desarrolló mas de una vez en la Tierra, incrementando las posibilidades de encontrarla en otras partes, dijo Paul Davies, astrofísicos de la Universidad Estatal de Arizona en Tempe.

Pero nadie ha buscado seriamente microorganismo – o alguna otra forma de vida – con una vida distinta a la basada en el carbono y centrada en el ADN que es la que conocemos desde hace tiempo.

Bioquímicas únicas

Si buscamos, dijo Davies, “Es completamente factible que encontremos una biosfera oculta”, dijo a los periodistas en la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) en Chicago.

“Nuestra búsqueda de la vida [ha estado] basada en nuestras suposiciones sobre la vida tal y como la conocemos. La vida extraña y la vida normal podrían estar entremezclados, y filtrar las cosas que comprendemos sobre la vida tal y como la conocemos de las cosas que no comprendemos es complejo”.

Las herramientas y experimentos que los investigadores usan para buscar nuevas formas de vida – tales como esas misiones a Marte – no detectarían bioquímicas distintas a las nuestras, haciendo que sea fácil para los científicos pasar por alto la vida alienígena, incluso si estuviese bajo sus narices.

“Cuando no sabes lo que estás buscando o qué aspecto tiene, tienes que usar todo un método científico para cómo ir a buscarlo”, añade Steven Benner, Miembro de la Fundación para Evolución Molecular Aplicada y el Instituto Westheimer para Ciencia y Tecnología en Gainesville, Florida.

Los científicos están buscando en lugares donde no se espera que haya vida – por ejemplo, en áreas de extremo calor, frío, salinidad, radiación, sequedad o ríos y arroyos contaminados. Davies está particularmente interesado en lugares que están altamente contaminados con arsénico, lo cual, según sugiere, podría dar soporte a formas de vida que usen el arsénico de la misma forma que nuestra vida usa el fósforo.

Polizones en un meteorito

Si descubrimos vida no relacionada con la nuestra, podría no haberse desarrollado aquí, dijo Davies. En lugar de esto, podría haberse originado en cualquier parte, y luego haber hecho el camino hacia la Tierra como polizón en un meteorito.

Pero no importa dónde se originó, argumenta Davies, debido a que aún sería una indicación de que la vida se ha formado desde cero en más de una parte.

“Si esto sucedió más de una vez en el Sistema Solar, entonces el Universo estaría repleto de vida”, dijo Davies.

Los científicos asignan una probabilidad a la posibilidad de vida en el universo en una escala de 0 a 1 donde 0 es sin opción y 1 siendo un 100 por cien de probabilidad. “Nos gustaría pensar que es 1, pero quién sabe”, dijo Davies.


Autor: Holly Hight
Fecha Original: 16 de febrero de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *