Estrella de quarks puede tener el secreto de los inicios del universo

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page
(Imagen: P Challis y R Kirshner (Harvard-Smithsonian Center For Astrophysics)/NASA/ESA/STScI/SPL)

Un nuevo tipo de estrella puede estar merodeando en los restos de una explosión de supernova cercana. De confirmarse, la “estrella de quarks” podría ofrecer una nueva y fresca visión de los primeros momentos del universo.

Cuando las supernovas estallan, dejan tras de sí un agujero negro o un denso remanente llamado estrella de neutrones. No obstante, recientes cálculos sugieren una tercera posibilidad: una estrella de quarks, que se forma cuando la presión es justo menor de la que crearía un agujero negro.

Los astrónomos creen que éstas se forman tras la etapa de estrella de neutrones, cuando la presión en la supernova se eleva tanto que se desintegran los neutrones en sus constituyentes – los quarks. Esto forma una estrella incluso más densa que la de neutrones.

Observar una estrella de quarks podría arrojar luz sobre lo que sucedió justo tras el Big Bang, debido a que en este momento, el universo estaba lleno de un denso mar de materia de quarks supercalentado a un billón de ºC. Aunque algunos grupos han afirmado haber encontrado candidatos a estrellas de quarks, no se ha confirmado hasta el momento ningún descubrimiento.

Ahora Kwong-Sang Cheng de la Universidad de Hong Kong en China, y sus colegas han presentado pruebas de que una estrella de quarks se formó en una brillante supernova conocida como SN 1987A (en la imagen), la cual está entre las supernovas más cercanas observadas.

El nacimiento de una estrella de neutrones se sabe que está acompañado por un único estallido de neutrinos. Pero cuando el equipo examinó los datos de dos detectores de neutrinos – Kamiokande II en Japón y Irvine-Michigan-Brookhaven en los Estados Unidos – encontraron que SN 1987A emitió dos estallidos separados. “Existe un retardo significativo entre [los estallidos registrados por] estos dos detectores”, dice Cheng. Creen que el primer estallido se liberó cuando se formó la estrella de neutrones, mientras que el segundo se disparó segundos más tarde tras el colapso en una estrella de quarks. Los resultados aparecerán en la revista The Astrophysical Journal (www.arxiv.org/abs/0902.0653v1).

“Este modelo es intrigante y razonable”, dice Yong-Feng Huang de la Universidad de Nanjing en China. “Puede explicar muchas características clave de SN 1987A”. No obstante, Edward Witten del Instituto de Estudios Avanzados en Princeton, Nueva Jersey, no está convencido. “Espero que tengan razón”, dice. “Mi primera reacción, sin embargo, es que esto es una apuesta muy arriesgada”.

Los observatorios de alta resolución de rayos-X, que se prevé que vuelen en el espacio durante la próxima década, pueden tener la última palabra. Las estrellas de neutrones y de quarks deberían verse muy distintas en las longitudes de onda de rayos-X, dice Cheng.


Autor: Paul Parsons
Fecha Original: 21 de febrero de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *