Investigadores encuentran las pruebas más antiguas de vida animal

Gordon Love examina un estrato de rocas en el norte de Omán. Crédito de la imagen: David Fike, Caltech.

Los investigadores examinaron rocas sedimentarias en el sur de Omán, y encontraron una cantidad anormalmente alta de un esteroide distintito que data de hace 635 millones de años, alrededor del final de la última gran glaciación. Los esteroides son producidos por esponjas – una de las formas más simples de animales pluricelulares.

Los investigadores argumentan que el descubrimiento de las esponjas es pruebas de que la vida animal pluricelular comenzó 100 millones de años antes de la explosión del Cámbrico, un episodio único y bien estudiado en la historia de la Tierra que comenzó hace aproximadamente 530 millones de años cuando, como indica el registro fósil, la vida animal se diversificó rápidamente.

El descubrimiento puede ayudar a los científicos a reconstruir el ecosistema inicial de la Tierra y explicar cómo pudo haber evolucionado la primera vida animal en el planeta.

“Nuestros hallazgos sugieren que la evolución de los animales pluricelulares comenzó antes de lo que se pensaba”, dijo Gordon Love, profesor asistente de Ciencias de la Tierra, que lideró el grupo de investigación. Love comenzó a trabajar en el proyecto mientras era investigador de posdoctorado en el MIT. “Además, las esponjas viven en el lecho marino, creciendo inicialmente en aguas poco profundas y extendiéndose, con el tiempo, a aguas más profundas, lo que implica la existencia de entornos oceánicos los cuales contenían oxígeno disuelto cerca del fondo marino poco profundo hace alrededor de 635 millones de años”.

De acuerdo con Love, el choque climático de los grandes episodios glaciales de la era Neoproterozoica (hace 1000-542 millones de años) probablemente provocó una gran reorganización de los ecosistemas marinos, tal vez alterando de forma irrevocable la química oceánica.

“Esto pavimentó el camino para la evolución de comederos de animales en el lecho oceánico”, dijo. “Creemos que estamos convergiendo hacia la fecha correcta para la divergencia de la vida animal pluricelular compleja, en el lecho oceánico poco profundo hace entre 635 y 750 millones de años”.

Los esteroides que Love y sus colegas observaron en las rocas omaníes son esencialmente compuestos bioquímicos presentes en las membranas celulares de las esponjas, y ayudan a proporcionar a las membranas un apoyo estructural. Las esponjas son de unos pocos milímetros de tamaño, inmóviles, y eran los comederos que se alimentaban por filtrado existentes en el lecho marino.

El hallazgo de las esponjas surgió a partir de un proyecto en el que Love estaba trabajando para el MIT (con Roger Summons, profesor de geobiología) en colaboración con Petroleum Development Oman. Usando técnicas vanguardistas, él y sus colegas analizaron 64 muestras de rocas sedimentarias del Neoproterozoico-Cámbrico de la Cuenca Salada del Sur de Omán (SOSB), una región conocida por tener algunas de las rocas mejor conservadas del mundo. Los investigdores también establecieron un robusto marco de trabajo estratigráfico y temporal para las rocas de SOSB como parte de sus análisis.

Lo siguiente que Love y sus colegas planean es examinar otras rocas sedimentarias Neoproterozoicas buscado esteroides animales justo antes y durante las glaciaciones Sturtian y Marinoan, las mayores eras glaciales que se conocen en la Tierra durante los últimos 850 a 635 millones de años.

“Tenemos previsto investigar el contexto ambiental en el cual la vida animal pluricelular se hizo viable y floreció”, comenta.



Fecha Original: 2 de marzo de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *