Mega-láser para estudiar los secretos de los exoplanetas

Impresió artística de un planeta gigante gaseoso orbitando la estrella Gliese 436. El nuevo láser investigará la química interna de estos vastos planetas (Imagen: NASA)

Una asombrosa instalación láser, construida para proporcionar datos de fusión para simulaciones de armas nucleares, pronto se usará para estudiar los secretos de los planetas extrasolares.

La Instalación Nacional de Ignición (NIF) en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore en California se declaró listo para la acción a principios de mes. Sus vitales estadísticas lo revelan como una poderosa bestia: sus lásers ultravioleta pueden generar estallidos de 500 billones de vatios en 20 nanosegundos. Esta energía abre toda una nueva gama de posibilidades científicas.

Por ejemplo, Raymond Jeanloz, astrónomo de la Universidad de California en Berkeley, usará el dispositivo para recrear las condiciones en el interior de Júpiter y otros planetas mayores, donde las presiones pueden ser 100 veces mayores a las del centro de la Tierra.

Jeanloz disparará los lásers contra una muestra de hierro de 800 micrómetros de diámetro. El intenso calor evaporará el metal, generando un chorro de gas tan potente que enviará una onda de choque a través del hierro comprimiéndolo aproximadamente a mil millones de veces la presión atmosférica. Midiendo cómo la estructura cristalina del metal cambia su punto de fusión a estas presiones, Jeanloz espera arrojar luz sobre la formación de los cientos de exoplanetas gigantes que hemos descubierto en las últimas dos décadas. “La química de estos planetas está completamente inexplorada”, dice Jeanloz. “Nunca ha sido accesible anteriormente en el laboratorio”.

El año que viene, los equipos de Livermore comenzarán a trabajar en experimentos que podrían finalmente tener un impacto incluso mayor. Usarán los lásers para iniciar una reacción de fusión en una bola de isótopos de hidrógeno. Otros laboratorios han disparado la fusión, pero no una reacción automantenida. La instalación de Livermore debería ofrecer un impulso de energía lo bastante grande para disparar una reacción que se mantenga hasta que se agote el combustible. Los datos producidos servirán para ayudar al diseño de una planta de energía de fusión comercial.

La misma reacción también ayudará a la gestión de la reserva de Estados Unidos de armas nucleares. Hace más de 15 años que los Estados Unidos probaron un arma nuclear. Los ingenieros usan simulaciones por ordenador para determinar si las cabezas nucleares están condiciones de funcionamiento, pero los modelos necesitan ser calibrados usados datos de experimentos como las reacciones de fusión del NIF.


Autor: Jim Giles
Fecha Original: 28 de febrero de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. Iván

    Interesante articulo e interesante todas las posibles aplicaciones de la maquinaia, sobre todo como puede simular semejantes presiones…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *