Alfabetización científica y decisión

Recientemente mi buen amigo y colega bloguero Eugenio Manuel hacía su estreno como colaborador del sitio web El Porta(L)voz con un artículo muy interesante sobre la energía nuclear y la necesidad de la alfabetización científica del ciudadano medio. Mi felicitación por esta colaboración y por el artículo, el cual me ha parecido muy interesante tanto en el fondo como en la forma, muy bien escrito.

En un principio había pensado dejar un comentario en su blog, dado que en el original no se permiten, pero debido a que mi reflexión era un tanto extensa he preferido usar este post para dejar mi opinión respecto al tema y de paso abrir el debate a todos los lectores.

El artículo, bajo el título: “¿Energía Nuclear? Que decidan los científicos”, hace un breve repaso sobre los sutiles matices entre el riesgo y el peligro, los beneficios y realidades de la era nuclear y finalmente una reflexión acerca de la alfabetización científica. Como antes comentaba, estoy bastante de acuerdo en todo lo comentado, salvo en el título con el que estoy en completo desacuerdo.

¿Deberían ser los expertos los que decidieran sobre temas de su ámbito en cuestiones que afectan a toda la población?

La pregunta no es baladí. Vivimos en un mundo donde la ciencia y la tecnología nos rodea, y donde cada vez más la importancia de una educación científica sólida se hace patente para poder dar respuesta a importantes temas sociales. Hoy en día todos tenemos una opinión sobre el cambio climático, la investigación con células madre, el aborto y demás temas con una profunda carga científica pero, ¿realmente estamos preparados e informados para decidir? Y, en caso de tener una respuesta negativa a la anterior pregunta, ¿quiere decir eso que debemos delegar esa responsabilidad en los expertos, como apunta el título del artículo?

Abordemos la primera pregunta. Echando un vistazo a la última encuesta del FECYT (Fundación Española para la Ciencia y Tecnología) podemos obtener ciertas conclusiones. Primero, más del 30% de la población española no tiene interés por la ciencia. Esto ya supone una alarma considerable, una de cada tres personas, prácticamente, considera que la ciencia es algo ajeno a su vida cotidiana, y por lo tanto no merece la pena su atención. Un segundo aspecto importante es que más 80% de los encuestados afirman que reciben información sobre ciencia a través de la televisión, mientras que apenas un 10% acuden a libros o revistas especializadas. ¿Podemos considerar éste un medio adecuado para la transmisión de información científica relevante? Tal y como está actualmente la parrilla televisiva, parece claro que la respuesta es un rotundo no.

Es un hecho que la divulgación científica trae consigo una pérdida de información. Desde que un investigador condensa años de estudio y trabajo en un artículo presentado a una revista especializada, hasta que llega a un informativo televisivo donde en 30 segundos se resume su labor con unas frases y unas imágenes, la pérdida de información es mayúscula. El problema surge cuando tal pérdida de información conlleva una falta de rigor, un sesgo informativo y, sobre todo, una falsa sensación de estar informado sobre la materia. Los dos primeros aspectos se suplen con curiosidad y contraste de información, el verdadero problema surge cuando el ciudadano cree que la información obtenida es más que suficiente y totalmente fiable como para basar su juicio en ella.

Apoyándonos en esos dos datos podríamos concluir que, al menos para un extenso grupo de la población, la respuesta a si estamos preparados para decidir sobre temas científicos que afecten a la sociedad es no.

Pasamos entonces a la segunda pregunta, ¿debemos delegar esta responsabilidad en los expertos? En mi opinión, no. Y, paradójicamente, cito el mismo artículo de Eugenio Manuel:

Pero dejemos a los expertos que valoren, no a periodistas de tres al cuarto que meten miedo en la mente de la gente.[…] Deberían dejar al ciudadano opinar, pero con toda la información, es decir, alfabetizar científicamente a la población, popularizar la ciencia y no desacreditar a los científicos.

Efectivamente, la labor del científico debe ser la de evaluador, analizar objetivamente un problema, y proponer soluciones al mismo, pero en ningún caso deber ser la toma de decisiones, que corresponde al conjunto del tejido social, que por otra parte es el afectado.

Recientemente Barack Obama lo resumía muy bien tras la firma del acuerdo para la investigación con células madre en Estados Unidos: “Tomaremos decisiones científicas basadas en hechos, no en ideología”.

Pero ya que acudimos a nuestro derecho a decidir, también hemos de tener muy claro nuestro deber como ciudadanos. Cuando emitimos nuestra opinión sobre una materia, debe ser fundamentada. Evidentemente no podemos dominar todos los campos y áreas del conocimiento, los años del ideal ilustrado ya pasaron, pero sí que es obligatorio (o debería serlo) un mínimo de conocimiento, y sobre todo de curiosidad, sobre las materias que debemos decidir. Es nuestra responsabilidad.

Ahora ambos extremos, el social y el científico, deben tocarse. Ese amplio porcentaje de ciudadanos no interesados por la ciencia deben tomar conciencia de que su opinión cuenta, y para opinar debe informarse, y una falta de información sólo lleva a un juicio incorrecto.

Por su parte, la ciencia debe acercarse a la sociedad. De ese más del 30 por ciento de ciudadanos no interesados en la ciencia, el grupo principal lo encabezan aquellos que no les interesa porque no la entienden. Desde el ámbito científico debe hacerse un esfuerzo por hacer llegar esa información de una forma clara, directa y comprensible a la gente de a pie tratando de hacer que esa transición divulgativa sea menos traumática y conlleve la menor pérdida de información posible sin exigir profundos conocimientos en el receptor.

Y ahí es donde es donde intento situar este blog.

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (14)

  1. Muy buen análisis. No puedo estar mas de acuerdo con lo que propones. Y, por mi parte, intentaré aportar mi granito de arena.

  2. Gracias por tus palabras, Kanijo.

    Un comentario acerca del título: originalmente no es mío. El problema es que, dicho a secas, es demasiado categórico. Tal vez debería haber matizado en el artículo algo del título una vez me fue sugerido. El matiz lo puedes encontrar en tus propias palabras y, aunque no lo creas, el título se acerca mucho a tu propio análisis. Dices (cuán de acuerdo estoy): “Ese amplio porcentaje de ciudadanos no interesados por la ciencia deben tomar conciencia de que su opinión cuenta, y para opinar debe informarse, y una falta de información sólo lleva a un juicio incorrecto.” Es decir, mientras el ciudadano esté desinformado, ¿cómo puede él decidir sobre asuntos de esta índole? LO IDEAL ES QUE CUALQUIER PERSONA OPINE Y DECIDA (es lo que yo mismo pretendo cada día en clase y mi blog), pero si una persona no domina un tema mínimamente, te pregunto, ¿debe tener el mismo peso su opinión? Y precisamente está ahí la clave, en el término “opinión”, una persona que conozca los entresijos de un asunto no opina, “justifica”, “hace estudios”, etc. O mejor dicho, da una opinión contrastada y razonada, sin dejarse llevar por farsantes de tres al cuarto.

    En definitiva, una alfabetización científica adecuada de toda la ciudadanía llevaría a un estado en el que todas las personas podrían manejar adecuadamente asuntos de política y ética científica.

    • Efectivamente Eugenio, como comento, es con el título con lo que no estoy de acuerdo, más que nada por que lleva a confusión. En realidad con la cita que extraigo luego de tu propio artículo se matiza perfectamente y queda claro que el fondo del artículo es que la alfabetización científica es básica para una sociedad informada, libre y con una capacidad de decisión. Sin embargo, ese título me ha permitido desarrollar este artículo y, de paso, abrir un poco el debate.

      Desde hace años me he hecho la misma pregunta que me planteas ahora

      si una persona no domina un tema mínimamente, te pregunto, ¿debe tener el mismo peso su opinión?

      Siempre me ha parecido que el sistema chirriaba en este punto, dado que es evidente que no todos estamos preparados para decidir sobre todas las materias. El problema es que nunca he llegado a una mejor solución, ¿una oligarquía?, ¿quién decide si se está preparado o no?, ¿cómo se evalúa el nivel de preparación? Esto ya entraría más en el ámbito de la política que de la ciencia, sin embargo lo que parece claro es, como dices, que si queremos decidir, debemos asumir nuestra responsabilidad con dichas decisiones.

  3. Carlos L

    Gracias por el aporte a ambos, y como dijo Ambros intentare poner mi granito de arena (aprendiendo ji ji).
    Pero de verdad si aconsejo algo:
    Kanijo, si habras notado, yo empeze a leer este blog hace muy poco tiempo. Maximo debo llevar unas 10 paginas de noticias leidas, cerca de 100 articulos creo.
    Ahora, debo decirlo, solo eh leido este blog y otro ( que no se si puedo escribir el nombre:P ). El hecho, es que en realidad, siempre me ha interesado leer todos los articulos, por que seamos sinceros. Primero son cosas y temas de los que no conosco y segundo son tan recientes, que pueden tratarse de noticias que incluso fueron publicados en el mismo dia.

    Mi observacion va mas o menos asi. Muchos de los contenidos son muy cientificos, y me ha pasado en algunas oportunidades, que cuando el articulo se pone con lenguaje MUY TECNICO me aburro y paso al otro articulo. Principalmente tiene que ver con culpa mia, como me respondieron en mi primer post de pregunta: “googealo” y asi lo hize y asi lo hago. Pero, a veces, da mucha flojera hacerlo.

    De verdad “”"PIENSO”"” que ese es el mayor problema, que ademas de que aveces usan un lenguaje muy cientifico y dificil de leer, por que son lecturas que no cualquier puede leer (modestia aparte), a veces MI PROPIA falta de informacion me hace abandonar el articulo. Me ocurre por no entender ni de que hablan, que hace, que no hace, ni como afecta, ni como me afectara :( . Ese debe ser el primer problema que debe ser solucionado, para animar mas al publico a incluirse en estos avances. :D

    Perdonenme los acentos :$ jajaja

    GRACIAS Y SALUDOS!

    • Hola Carlos, por supuesto que puedes hacer referencia a ese otro blog, por aquí siempre estamos encantados de conocer nuevas fuentes con las que compartir información.

      Como comento en el artículo esto no es un problema de la ciencia, ni de la ciudadanía, sino de ambos. El ciudadano debe hacerse cargo de que su opinión es importante en ámbitos científicos y que su decisión puede ser clave, por lo que antes de emitirla debe informarse lo mejor posible. Por su parte la ciencia debe hacerse cargo de que los años en que la ciencia vivía en una torre de marfil han pasado, y debe llegar a todas las capas del tejido social para tener un alcance completo. Para ésto ambas partes deben arrimar el hombro, el lector buscando información, preguntando, informándose, y el científico buscando un medio de transmisión y un lenguaje comprensible y didáctico.

      Dentro de la divulgación también es cierto que hay niveles. No se puede correr antes de andar y para comprender ciertos conceptos es necesario haberlos mascado previamente o haber tenido una formación básica anterior. Cuando chocas con uno de esos artículos simplemente hay que dar un paso atrás de nivel y buscar los conceptos tratados a un nivel más simple, aunque no siempre se tiene el tiempo/ganas para esta búsqueda.

  4. Estoy de acuerdo con tu post y con lo que opinas y no así con el artículo que originó esta entrada, del que se desprende que todo aquél que vea la energía nuclear como un peligro es porque no tiene bastantes conocimientos sobre la energía nuclear y está desinformado. La energía nuclear supone un riesgo y lo que hay que habría que discutir no es si es asumible o no, sino si es necesario o no; además la opinión de los científicos con respecto al tema no es ni mucho menos unánime y hay muchos físicos nucleares que están en desacuerdo con la falsa imagen de seguridad y control de la industria nuclear…sólo hay que remitirse a las graves carencias de seguridad de algunas de las centrales españolas y al elevado número de incidentes que se registran (y no sólo en las españolas); ni que decir tiene que si se consigue usar la fusión como fuente de energía o si se avanza en los métodos de eliminación de los resíduos, transmutándolos, se habría acabado con un porcentaje muy elevado del riesgo.
    Un saludo.

  5. Paes

    Yo estoy de acuerdo con el artículo de Eugenio.

    Para mi hay dos problemas: los periodistas y los políticos.

    Los periodistas (sobretodo los televisivos): la mayoría son gente que no tiene ni idea de lo que habla (en cuanto a temas científicos). Cuentan cosas inexactas y en muchísimo casos, mentiras. Claro, esto lo ve gente de “la calle” y se lo cree, porque lo cuentan en la tele, y esta gente no tiene más curiosidad que quedarse con lo que ve en la tele (algo que para mi es respetable 100%). Por tanto, esta gente no va a tener información relevante para poder opinar sobre algo (energía nuclear, cambio climático…). Por tanto esta gente no debería poder decidir.

    Los políticos: ahora esta de moda el ser “progre”. Hay que detener el cambio climático, la energía nuclear es muy arriesgada… Y estos politicos, se apuntan al carro sólo para ganar votos, y no porque realmente tengan motivos científicos para tal opinión.

    Yo estoy cansado de ver en la tele sobre el cambio climático. Por mis estudios, tengo cierta formación en climatología y meteorología, y claro, oyes hablar a los políticos y a los periodistas y te das cuenta de que no tienen ni idea y de hecho mienten. Y esta es la info que le llega a la gente de la calle, y claro, volvemos a lo de antes. Tienen una opinión, pero está basada en cosas falsas, por tanto, que esta gente decida (esto es extendible a estos políticos que hacen política de temas científicos), es un peligro. Además este tema en concreto se ha convertido en un negocio (que se lo digan a Al Gore, ex-político).

  6. Salud!!!!

    Interesante como siempre tus artículos de mano propia.

    Como asiduo te aseguro que cumples con la labor que pretendes, no en vano es un lugar de recomendación obligatoria para quien tenga deseos de conocer un poco más y mejor el momento actual de la ciencia.

    Respecto de tu artículo especificamente, tengo seguridad de que será usado en más de un debate para ofrecer buena muestra de lo que muchos pensamos.

    Gracias Kanijo

  7. Xavidix

    Yo creo que debemos alfabetizar cientificamente a los ciudadanos, la mejor solucion para que todo el mundo este enterado es la tele, programas com Redes por ejemplo son fantasticos para que la gente se informe de los ultimos avances cientificos.

    Creo que la television publica debe hacer mucho mas para divulgar ciencia de lo que hace actualmente.

    Es imprescindible que los ciudadanos tengan nociones de mecanica cuantica porque rompe un poco con el mecanicismo, el determinismo y la separacion de nosotros con el universo que ya no se sostiene por ningun lado.

    Estoy totalmente de acuerdo con tu articulo…

    • Personalmente no considero la televisión un medio adecuado. Tiene cosas muy buenas, como su penetración social (prácticamente cada casa no tiene una, sino varias televisiones), y lo arraigado que está en nuestra cultura. Sin embargo, creo que Internet y el contenido digital superan ampliamente a la televisión.

      Es contenido bajo demanda: no tienes que esperar a que lo emitan, tú decides cuándo quieres verlo, pararlo, continuarlo, adelante, atrás, repetir…

      Son formatos portables: No necesitas estar delante del ordenador, ni siquiera delante de un portátil. En tu móvil, PDA, reproductor audio/video etc… puedes seguir leyendo/escuchando o viendo el contenido.

      Multiformato: En internet tienes la sobriedad de los libros, la espectacularidad de las revistas, la fuerza narrativa de la radio y el impacto audiovisual de la televisión. Puedes elegir el que más te guste, o mezclar todos ellos.

      Un saludo Xavidix

  8. turock

    Lo que me pregunto, es ¿por qué diablos no divulgan la ciencia por televisión auténticos científicos, especialistas en la cuestión de que se trate?.Pensemos en un programa como por ejemplo, “REDES”; lo que Punset hace es encomiable y suele ser acertado.Pero no es un científico.El día que se aborde la mecánica cuántica el programa lo debería conducir un físico cuántico, y si otro día se aborda la célula, pues que lo conduzca un biológo.No se trata de llenar pizarras con ecuaciones o de detallar de pe a pa la estructura de la célula.Peró los buenos científicos que divulgan ciencia, són capaces de crear imágenes intuitivas(casí imposible en mecánica cuántica si no se és muy muy bueno)y acercarte, hablando, a la ecuación pertinente allí donde se puede construir imágen mental.Lo he visto hacer al abordar la cuestión de la transformación de Lorentz, o con el asunto de la dilatación del tiempo y la contracción de la longitud relativistas.

  9. Roberto

    Hola, Kanijo. Hace mucho llegué a esta página a través de Menéame y no exagero al decir que es la mejor que conozco de divulgación científica, por el “ojo” que tienes para traer temas de interés y actualidad y por la calidad de las traducciones.

    Varias veces he quedado echando humo por las orejas por mi poca familiaridad con la física de partículas o la astronomía, pero la mayor parte del tiempo el lenguaje es apropiado y con conocimientos básicos y curiosidad se puede comprender el sentido del artículo. Cuando hace falta conocer las definiciones clave recurro a Wikipedia a algún glosario en línea y después vuelvo a leer, la mayor parte del tiempo funciona.

    La lejanía entre la ciencia actual y la inmensa mayoría de la gente es algo muy preocupante, más en los tiempos que corren, de deterioro ambiental y cruces entre la ciencia y la ética tradicional. Creo que esa lejanía tiene sus raíces en la escuela, donde la ciencia es presentada como algo ajeno y “especial” y no como parte de la vida de cada uno (pienso en todo lo que debe suceder mientras mi cerebro piensa y escribe esto y me mareo) y una pieza fundamental en nuestra formación. Y si bien creo que es nuestra responsabilidad ser curiosos y aprender, también deben poner de su parte los científicos y demás personas informadas e idear formas de hacer accesible lo que descubren o intuyen. Gracias por ser tú uno de los que ya lo hace.
    Saludos.

    • Muchas gracias por tus amables palabras Roberto, me alegro de que este post haya servido para que lectores habituales salgan del anonimato y dejen su opinión.

      Hay un punto que comentas que me parece muy interesante. Dices: “la ciencia es presentada como algo ajeno y “especial” y no como parte de la vida de cada uno”.

      No puedo estar más de acuerdo con esto. En muchas ocasiones he tenido que escuchar eso de “¿y qué tiene que ver la ciencia conmigo?” o, sin ir más lejos, ese 7% de encuestados en el FECYT que dicen que los perjuicios de la ciencia superan a sus beneficios. Es tan simple como hacer un breve ejercicio de análisis y comprobar cómo viviríamos sin la ciencia, cómo nos rodea e impregna cada momento de nuestras vidas. O mejor aún, proponer un ejercicio sobre cómo sería un día sin ciencia, ¿seríamos capaces de prescindir de absolutamente todo lo que nos ha dado la ciencia durante un día?

      Ni siquiera hay que llevarlo a la práctica, simplemente como ejercicio teórico mostrando cómo nos ayuda cotidianamente el progreso científico, desde la luz eléctrica y la ropa que usamos a la última tecnología de móviles y GPS, sería una forma efectiva de mostrar que la ciencia no es eso que hacen señores de bata blanca en oscuros laboratorios.

      Un saludo

  10. you are really a excellent webmaster. The site loading pace is incredible.
    It kind of feels that you’re doing any unique trick.
    Also, The contents are masterwork. you’ve performed a fantastic process on this topic!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *