La vida podría haber sobrevivido a un impacto en la joven Tierra

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Los microbios que viven en las profundidades de la Tierra podrían haber sobrevivido al aluvión masivo de impactos que golpearon la Tierra hace 3900 millones de años, de acuerdo con un nuevo análisis. Esto significa que la vida actual podría ser descendiente de esos microbios que surgieron hace 4400 millones de años, cuando se formaron los océanos.

Hace alrededor de 3900 millones de años, se cree que el desplazamiento en las órbitas de los planetas gigantes gaseosos perturbaron a otros objetos en el Sistema Solar, enviando muchos a toda velocidad hacia los planetas interiores. Los geólogos llaman a esa época el Eón Hadeano, y se cree que este feroz infierno de impactos habría esterilizado la Tierra.

Pero un nuevo estudio de Oleg Abramov y Steve Mojzsis de la Universidad de Colorado en Boulder sugiere que las formas de vida resistentes podrían haber sobrevivido si hubiesen estado enterradas profundamente en el terreno. Informarán de sus resultados en la Conferencia del 23 de marzo de Ciencias Planetarias y Lunares en Texas.

Punto de esterilización

Usando un modelo por ordenador, enviaron 2000 billones de toneladas de masa – en rocas con la misma distribución de masa que la observada hoy en el cinturón de asteroides – a impactar con el planeta.

Los mayores impactos habrían creado el mayor daño – un bloque de 200 kilómetros de diámetro habría dispersado una capa de 350 metros de profundidad a 1200º C sobre el planeta.

Aún así el calor de los impactos no habría penetrado muy profundamente en la corteza sólida subyacente. La capa calentada hasta el punto de esterilización, aproximadamente 110º C, sería de sólo 300 metros de grosor. Los microbios extremófilos de alta temperatura, como los que se encuentran en los manantiales del Parque Nacional de Yellowstone, habrían sobrevivido a mayores profundidades, hasta el límite de aproximadamente 4 kilómetros.

Además, los impactos podrían haber ayudado a proporcionar un refugio para estos microbios amantes del calor creando grietas en la corteza rocosa en la que podría haber fluido el agua.

Océanos iniciales

Entonces, ¿cómo de antigua podría ser la vida? Es difícil de decir, dado que las rocas que habrían registrado evidencias de cualquier tipo de vida anterior al Hadeano fueron destruidas por el “bombardeo pesado tardío” que arrasó el planeta en esa época. La prueba isotópica más antigua de la vida procede de rocas que se formaron hace 3830 millones de años, poco después de que finalizara el bombardeo.

Pero los microbios termófilos parecen estar entre las primeras formas de vida de la Tierra, y pueden haberse desarrollado hace 4400 millones de años. Esto es cuando la joven Tierra caliente – cuyos cientos de kilómetros superiores probablemente se habrían evaporado 100 millones de años antes, en el impacto que formó la Luna – se habrían enfriado lo suficiente para que se formasen los océanos.

Mojzsis dice que: “A todos los efectos, la vida pudo haber empezado hace 4400 millones de años, y el bombardeo pesado tardío podó, más que frustró, la vida”.

Esta conclusión es razonable, dice Kevin Zahnle del Centro de Investigación Ames de la NASA en California.


Referencia: Resumen de la reunión del LPSC (pdf)
Autor: Jeff Hecht
Fecha Original: 10 de marzo de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *