Estalla una estrella y, tal vez, una teoría

Arriba, una fotografía terrestre de 2005 de la estrella en explosión SN 2005gl en la galaxia NGC 266. Abajo a la izquierda: una imagen del archivo de Hubble en luz visible de 1997 de la región de la galaxia donde estalló la supernova. El círculo blanco marca la estrella progenitora. Abajo en el centro: imagen del infrarrojo cercano del telescopio Keck de la explosión de supernova en 2005. Abajo a la derecha: Imagen de seguimiento en luz visible de Hubble tomada el 26 de septiembre de 2007. Nota que puede observarse una fuente brillante en los tres paneles cerca del lugar de la supernova, pero la estrella progenitora ha desaparecido.

Una estrella masiva un millón de veces más brillante que nuestro Sol estalló demasiado pronto en su vida, lo que sugiere a los científicos que no conocemos la evolución estelar tan bien como pensábamos.

“Esto podría significar que estamos fundamentalmente equivocados sobre la evolución de las estrellas masivas, y que se necesita una revisión de las teorías”, dijo Avishay Gal-Yam del Instituto Weizmann de Ciencia en Rehovot, Israel.

De acuerdo con la teoría, la estrella condenada, aproximadamente de 100 veces la masa de nuestro Sol, no era lo bastante madura para haber evolucionado una núcleo masivo de hierro de cenizas de la fusión nuclear, lo que se considera un prerrequisito para una implosión del núcleo que dispare el tipo de estallido de supernova que se vio.

El nuevo estudio implica viejas imágenes que acaban de ser comparadas. Es una de las raras instancias donde se ha encontrado el progenitor de la estrella en explosión.

El estallido, conocido como supernova SN 2005gl, se vio a una distancia de 215 millones de años luz en la galaxia espiral barrada NGC 266 el 5 de octubre de 2005. Las imágenes del archivo del Telescopio Espacial Hubble, tomadas en 1997, revelan la estrella, antes dela explosión, como una muy luminosa.

El progenitor había sido propuesto con anterioridad, pero ahora ha sido sólidamente identificado, de acuerdo con un estudio publicado el domingo en la versión on-line de la revista Nature.

La estrella progenitora era tan brillante que probablemente pertenecía a la clase de estrellas conocidas como Variables Azules Luminosas (LBVs), “debido a que ningún otro tipo de estrella es intrínsecamente tan brillante”, dijo Gal-Yam. Cuando una estrellas de la clase LBV evoluciona arroja gran parte de su masa en un violento viento estelar. Sólo en este punto desarrolla un gran núcleo de hierro, entonces colapsa en una explosión.

La inesperada explosión podría significar que otras estrellas pueden comportarse de una forma no esperada anteriormente, incluyendo una relativamente cerca de casa, conocida como Eta Carinae, apenas a 7500 años luz de distancia en nuestra galaxia de la Vía Láctea. Las estrellas extremadamente masivas y luminosas que alcanzan las 100 masas solares, como es el caso de Eta Carinae, se espera que pierdan todo su envoltura de hidrógeno antes de sus explosiones finales como supernova.

“Estas observaciones demuestran que muchos detalles en la evolución y destino de las LBVs siguen siendo un misterio”, dijo Mario Livio del Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore. “Deberíamos seguir manteniendo un ojo sobre Eta Carinae, puede sorprendernos de nuevo”.

“La identificación del progenitor demuestra que, al menos en algunos casos, las estrellas masivas estallan antes de perder la mayor parte de su envoltura de hidrógeno, lo que sugiere que la evolución del núcleo y la evolución de la envoltura están menos acopladas de lo que anteriormente se creía, un hallazgo que puede requerir una revisión de la teoría de evolución estelar”, dijo el coautor Douglas Leonard de la Universidad Estatal de San Diego.

Una posibilidad es que el progenitor de SN 2005gl sea en realidad un par de estrellas, un sistema binario que se fusionó. Esto habría disparado reacciones nucleares que iluminaron enormemente la estrella, haciéndola más luminosa y menos evolucionada de lo que era en realidad.

“Esto también deja abierta la cuestión de que puede haber otros mecanismos que disparen las explosiones de supernova”, dice Gal-Yam. “Puede que estemos pasando por alto algo muy básico en la comprensión de cómo una estrella superluminosa pierde su masa”.

Gal-Yam informa de que la observación reveló que sólo una pequeña parte de la masa de la estrella salió despedida en la explosión. La mayor parte del material, dice Gal-Yam, fue arrastrado en el colapso del núcleo que se ha convertido, probablemente en un agujero negro de una masas estimada de entre 10 y 15 masas solares.


Autor: Plantilla de SPACE.com
Fecha Original: 22 de marzo de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *