Nueva esperanza para la controvertida fuente de energía de “fusión fría”

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page
Un dispositivo experimental de “fusión fría” produjo este patrón de “huella triple” (mostrada a la derecha), la cual los científicos dicen que está causada por las partículas nucleares de alta energía que resultan de una reacción nuclear. Crédito: Pamela Mosier-Boss, Space and Naval Warfare Systems Center (SPAWAR)

Si pudiera hacerse funcionar la fusión fría, se podría alimentar al mundo de forma barata con a base de un suministro virtualmente ilimitado de agua del mar. Por los científicos ni siquiera saben si es posible.

Ahora un nuevo estudio ha generado pruebas de la existencia de reacciones nucleares de baja energía (LENR), el nuevo nombre para el controvertido proceso de la “fusión fría” de hace dos décadas.

La fusión es la fuente de energía del Sol y las otras estrellas. Tiene lugar cuando los núcleos atómicos se combinan. Las plantas nucleares actuales emplean la fisión, dividiendo el núcleo. Los científicos han estado luchando durante décadas para lograr que la fusión produjese electricidad a partir de un abundante combustible llamado deuterio que puede extraerse del agua del mar. La fusión no generaría los subproductos radiactivos de la fisión.

En una reunión de la Sociedad Química Americana, los científicos describieron hoy lo que afirman que es la primera evidencia clara visual de un dispositivo LENR que puede producir neutrones, partículas subatómicas que los científicos ven como la señal reveladora de que están teniendo lugar reacciones nucleares.

En total, 30 artículos sobre el tema serán presentados en la reunión de esta semana como parte del vigésimo aniversario de la primera descripción de la fusión fría.

El anuncio de hoy, sin embargo, no es sólo un deseo de cumpleaños.

“Nuestro hallazgo es muy significativo”, dijo la química Pamela Mosier-Boss del Centro de Sistemas de Guerra Espacial y Naval de la Marina de los Estados Unidos (SPAWAR) en San Diego, California. “Hasta donde sanemos, este es el primer informe científico de la producción de neutrones altamente energéticos a partir de un dispositivo LENR”.

El consenso hace 20 años fue que la fusión fría requería reactores nucleares sofisticados capaces de lograr temperaturas de decenas de millones de grados.

Entonces llegó el primer informe sobre la fusión fría presentado en 1989 por Martin Fleishmann y Stanley Pons. Afirmaron haber logrado fusión nuclear a temperaturas comparativamente “frías” ambiente — en un simple dispositivo de sobremesa de laboratorio conocido como célula electrolítica. Pero otros científicos no pudieron reproducir sus resultados, y todo el campo de investigación declinó.

Algunos científicos persistieron, no obstante, buscando pruebas sólidas de que las reacciones nucleares pueden tener lugar a temperaturas bajas, como explicó en un comunicado hoy en la Sociedad Química Americana. Uno de los problemas implicaba la extrema dificultad de usar instrumentos electrónicos convencionales para detectar el pequeño número de neutrones producidos en el proceso.

En el nuevo estudio, Mosier-Boss y sus colegas insertaron un electrodo compuesto de un cable de níquel u oro en una solución de cloruro de paladio mezclado con deuterio, o “agua pesada” en un proceso llamado co-deposición. Un único átomo de deuterio contiene un neutrón y un protón en su núcleo.

Los investigadores hicieron pasar una corriente eléctrica a través de la solución, provocando una reacción en segundos, de acuerdo con el comunicado. Los científicos usaron entonces un plástico especial, CR-39, para capturar y rastrear las partículas de alta energía que pueden haber sido emitidas durante las reacciones, incluyendo cualquier neutrón emitido durante la fusión de los átomos de deuterio.

Al final de experimento, examinaron los plásticos con un microscopio y descubrieron patrones de “huellas triples”, diminutos cúmulos de tres agujeros adyacentes que parece dividirse a partir de un único punto. Los investigadores dicen que las marcas las realizaron partículas subatómicas liberadas cuando los neutrones impactaron en el plástico.

Lo más importante, Mosier-Boss y sus colegas creen que los neutrones se originaron en reacciones nucleares, tal vez combinando o fusionando núcleos de deuterio.

“La gente siempre se ha preguntado ‘¿Dónde están los neutrones?’”, dijo Mosier-Boss. “Si la fusión tiene lugar, entonces tienes que tener neutrones. Ahora tenemos una prueba de que los neutrones están presentes en estas reacciones LENR”.

Citaron otra prueba para las reacciones nucleares que incluyen rayos-X, tritio (otra forma del hidrógeno), y un exceso de calor. Mientras tanto, Mosier-Boss y sus colegas continúan explorando el fenómeno para lograr una mejor comprensión de cómo funciona exactamente en LENR, que es clave para ser capaz de controlarlo para propósitos prácticos.

Mosier-Boss señala que el campo actualmente tiene muy poca financiación y, a pesar de las promesas, los investigadores no pueden predecir cuando, o siquiera si es posible, que el LENR pueda salir del laboratorio hacia aplicaciones prácticas. El Departamento de la Marina de los Estados Unidos y la Corporación Internacional JWK en Annandale, Virginia, patrocinaron el estudio.


Fecha Original: 23 de marzo de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *