Trifluoruro de nitrógeno y fluoruro de sulfurilo – dos crecientes gases invernadero

Dos nuevos gases invernadero se están acumulando en la atmósfera, de acuerdo con un equipo internacional de investigación liderado por científicos de la Institución Scripps de Oceanografía en los Estados Unidos y el científico de CSIRO, Dr. Paul Fraser, del Centro Australiano para Investigación del Clima.

El trifluoruro de nitrógeno (NF3) y el fluoruro de sulfurilo (SO2F2) son potentes gases invernadero que se ha descubierto recientemente que crecen rápidamente en la atmósfera global.

Los gases se usan en procesos industriales, en parte como alternativas a otros dañinos ggases invernadero y gases que causan carencia de ozono.

El NF3 se usa en la industria de la electrónica – a menudo como reemplazo de los perfluorocarbonos (PFCs) – particularmente en la fabricación de pantallas planas de cristal líquido. El SO2F2 se usa como reemplazo del bromuro de metilo, ampliamente en aplicaciones de fumigación estructural. Las nuevas medidas de SO2F2 aparecen en un papel del que es coautor el Dr. Fraser en la edición del 12 de marzo de 2009 de la revista Journal of Geophysical Research.

“La información sobre la abundancia de estos gases en la atmósfera, sus índices de crecimiento, tiempo de vida y emisiones apenas está surgiendo”, dice el Dr. Fraser.

“Actualmente el nivel de estos gases en la atmósfera es bajo, pero su concentración está creciendo. Además, estos gases tienen un potencial significativo para el calentamiento global”.

La primera observación atmosférica de estos gases procede de datos recopilados por todo el mundo – particularmente en Trinidad Head y La Jolla, California, y Cape Grim en Tasmania – se presentará en la conferencia GREENHOUSE 2009.

“Esta investigación es probable que afecte a la revisión del Protocolo de Kyoto a finales de este año”, dice el Dr. Fraser. “Es probable que haya nuevos objetivos para las emisiones de la “cesta” actual de gases (dióxido de carbono, metano, óxido nitroso, PFCs, hidrofluorocarbonos y hexafluoruro de azufre), así como la inclusión de estos nuevos gases invernadero. También se incluirán las firmas de nuevos países en desarrollo y desarrollados en la revisión del protocolo”.


Fecha Original: 24 de marzo de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (9)

  1. Turok

    Pues sólo faltaba esto.Dos más en la “familia”.Eramos pocos y parió la abuela.Y pensar que todavía quedan “pollos pera” negacionistas del cambio climático.Los últimos estudios son devastadores.Incluso uno llega a afirmar que amplias zonas oceánicas estan perdiendo oxigeno.Coviene recordar que la comunidad científica no tiene ni una sola duda de que se está produciendo un rápido cambio climático como consecuencia del calentamiento global debido a las actividades industriales humanas.Y que sólo algunos grupitos con notorios intereses económicos dudan en estos momentos del “climate change”.

    • Fer xyz

      JuaaajajajajajJuaajajajjajaja
      JuajajajajajJuaajajajajajjaajaaaa

      Perdona, no se si es por lo que dices, o por el oxido nitroso de la atmosfera.

    • paes

      Me parece que los que hacen negocio con el cambio climático son otros como el Sr. Al Gore.
      No creo que esta noticia tenga nada que ver con los interesados informes del IPCC y de gobiernos que por POLÍTICA han apostado a favor de “detener el cambio climático”. La acción del hombre sobre el clima ha sufrido duros golpes últimamente, como los datos estadísticos que dicen que en este siglo la temperatura media del planeta ha disminuido.

      Articulos como el recientemente publicado aqui (1709:El año que se congeló Europa) demuestran que el clima va a su bola y que puede sufrir alteraciones repentinas sin que ahora las podamos explicar. Es muy precipitado afirmar que el ser humano está acelerando el calentamieto de la tierra y mucho menos vender un catastrofismo irracional.

      Recuerdas el porblema de la capa de Ozono a finales de los 80? pues las medidas que se tomaron a nivel internacional para que no siguiera haciendose más grande, estaban previsto que tuvieran efecto a partir de los 10 años de aplicación. Bien, 3 ó 4 años después de su aplicación el agujero se había reducido a la mitad. Esto es un ejemplo de que hacer previsiones con el clima es muy arriesgado, y cuando estas son catastrofistas es ventajista.

      Yo no digo que no haya que reducir la contaminación, que no haya que apostar por energía limpias… De hecho creo firmemente que hay que apostar por ello. Pero hablar de detener el cambio climático es otra cosa, es un atentado contra la naturaleza y si hacemos burradas lo pagaremos caro.

  2. Leviatán

    Si me permites la sugerencia, quizá en castellano “la “canasta” actual de gases” se pueda expresar mejor como la “cesta”

  3. Gero

    Que bien le harían estos gases en Marte…
    En cuanto a la terminología castellana, no olvides Leviatán que muchos de los visitantes de este sitio somos Argentinos y no hablamos extrictamente segun la real Academia Española. De todos modos creo que todos entendimos que quiso expresar Paes.

    Saludos, Germán.

  4. Gero

    Quise decir “….lo que quiso expresar Kanijo.” en el comentario anterior, no paes.

    Perdón por el furcio.
    Saludos.

  5. [...] la capa de ozono, al punto que pondrán a trabajar tiempo extra al equipo del Protocolo de Kioto.(ver nota en Ciencia Kanija) La Celebración del DIA DEL OZONO ¿Qué hacer? meditemos sobre la propuesta de José [...]

  6. Walnutty

    Totalmente de acuerdo con paes, el efecto de la actividad humana en el clima es mínimo, y si el clima cambia no es por que el hombre lo esté provocando, sino porque así es la dinámica de la naturaleza: la temperatura terrestre ha variado desde que existe nuestro planeta. Esas son patrañas para manipularnos ideológicamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *