Errático agujero negro se regula a sí mismo

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page
Crédito: X-ray (NASA/CXC/Harvard/J.Neilsen); Optical & IR (Palomar DSS2)

Esta imagen óptica e infrarroja del Estudio del Cielo Digitalizado muestra el campo abarrotado alrededor del micro-quásar GRS 1915+105 (GRS 1915 para abreviar) situado cerca del plano de nuestra galaxia.

El cuadro interior muestra una visión más cercana de la imagen de Chandra de GRS 1915, una de las fuentes más brillantes en rayos-X de la Vía Láctea. Este micro-quásar contiene un agujero negro de 14 veces la masa del Sol que está alimentando con material a una estrella compañera cercana. Conforme el material cae en espiral hacia el agujero negro, se forma un disco de acreción. También se han observado potentes chorros en imágenes de radio de este sistema, junto con una variabilidad notablemente impredecible y compleja variando en escalas de tiempo desde segundos a meses.

Con su Rejilla de Transmisión de Alta Energía, Chandra ha observado a GRS 1915 once veces desde su lanzamiento en 1999. Estos estudios revelan que el chorro de GRS 1915 puede ser cortado periódicamente cuando un viento caliente, visto en rayos-X, se dirige fuera del disco de acreción alrededor del agujero negro. Se cree que el viento apaga el chorro privándolo de materia que de otra forma lo alimentaría. Inversamente, una vez que el viento se calma, el chorro puede volver a emerger. Estos resultados sugieren que estos agujeros negros tienen un mecanismo para la regulación de su índice de crecimiento. La autorregulación es un tema común cuando se habla de agujeros negros supermasivos, pero esta es la primera evidencia clara en un sistema que contiene un agujero negro de masa estelar.


Fecha Original: 25 de marzo de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *