Cómo hicimos el montaje del falso OVNI de Morristown

Joe Rudy libera una bengala encendida junto con la estela de humo dejada por el globo mientras que Chris Russo, de rodillas, prepara la siguiente.

¿Has visto alguna vez la cara de la Virgen María en tu queso fundido? ¿Tal vez la imagen de Satán en una nube de humo? ¿O el Sasquatch corriendo por los bosques? ¿Puede que una nave alienígena en el cielo?

No es difícil encontrar a gente que responda un rotundo “¡sí!”a una de estas preguntas — o a las cuatro. Los humanos son, por naturaleza, expertos en encontrar patrones, ya sean reales o no, y los OVNIs están entre los patrones más comunes que la gente encuentra en los cielos. Ahora, puede que pienses que los OVNIs sólo son observados por un estúpido mascador de tabaco cuya máxima aspiración en la vida es hacer una aparición en el Jerry Springer Show, pero de hecho, doctores, abogados y incluso pilotos informan de observaciones de platillos volantes, triángulos voladores y formas aéreas de todo tipo y naturaleza no identificada. Incluso sobre los cientos de una próspera comunidad suburbana de Nueva Jersey. Conoce a Joe Rudy y Chris Russo y la gran mentira OVNI de 2009.

En noviembre de 2008, nos encontramos a nosotros mismos sentados una tarde debatiendo sobre pseudociencia y el gran número de gente que aún cree en sus distintas variedades. Siempre habíamos tenido un gran interés en por qué la gente era tan fácilmente engañada por unas supersticiones tan irracionales como la capacidad psíquica, médiums espitiruales, abducciones alienígenas, y similares. A pesar de la falta de pruebas para apoyar estas ideas, quedamos desconcertados. ¿Cómo podría tanta gente en la era de la ciencia caer aún en dogmas que son más o menos igual de ridículos que la idea de un hombre viejo y gordo dejando regalos a todos los niños de la Tierra en una noche? Y como la mayor parte del resto de gente, siempre oímos habla del inculto granjero que observa una nave alienígena volando sobre su granja, pero nos preguntamos sobre qué cantidad de credulidad podríamos encontrar en nuestro hogar de clase media-alta en Hanover, Nueva Jersey, y las ciudades de los alrededores.

El fenómeno OVNI moderno comenzó en 1947 cuando un piloto llamado Kenneth Arnold observó objetos que describió como una “luna creciente” añadiendo que “se movían como un platillo que saltara sobre el agua”. Posteriormente fue citado incorrectamente por un periodista de Associated Press sobre que había visto “platillos volantes”, que luego corrigió, apuntando: “Dijeron que yo había dicho que era como un platillo. Yo dije que volaba como un platillo”. No obstante, la locura de los platillos volantes nació y 60 años más tarde, a pesar del hecho de no haber pruebas de su existencia, el mito de los OVNIs es tan fuerte como siempre, alimentados por programas de canales por cable que dan pábulo a “expertos” en OVNIs que afirman ser autoridades en un tema que está a la par de la astrología y la quiromancia. Estos charlatanes hacer carrera perpetuando el cuento de hadas de E.T. y explotando la credulidad de la gente que no quiere otra cosa que una buena teoría de la conspiración en la que creer.

Es en este contexto en el que configuramos una misión para ayudar a la gente a pensar racionalmente y cuestionarse la credibilidad de los llamados “profesionales” de los OVNIs. Barajamos la idea de producir una falsa nave espacial para engañar a la gente, sacar a los charlatanes del letargo para generar controversia, y luego exponer que no era más que una travesura para mostrar a todo el mundo cómo de poco fiables son los testimonios de los testigos oculares, junto con los investigadores OVNIs.

Urdimos la idea de unir bengalas a globos de helio y lanzarlos en un campo cercano — un área abierta y aislada rodeada por bosques. Allí teníamos la seguridad de tener la privacidad para preparar los globos, y que no nos frustraría la idea. Desde el principio decidimos documentar todos los aspectos del proyecto, incluyendo la preparación de las bengalas y los globos, el lanzamiento hacia el cielo, y el registro de cualquier cobertura mediática que recibieran los “OVNIs”. La documentación era especialmente importante para evitar que los teóricos de la conspiración afirmasen que era parte de un encubrimiento de la verdad cuando se revelara que era un engaño.

El 5 de enero de 2009, llegamos a los bosques en los límites de Morris Plains y Hanover, Nueva Jersey, portando un tanque de helio, cinco globos, sedal cinta adhesiva y una cámara de video. Tras llenar un globo de 1 metro con helio, le unimos un metro y medio de sedal al globo, lo aseguramos con cinta adhesiva, y le unimos en el otro extremo del sedal una bengala. Una vez que los cinco globos quedaron listos para el lanzamiento (con nuestros dedos al borde de la congelación), encendimos las bengalas de 15 minutos y los liberamos al cielo en incrementos de 15 segundos entre cada uno. Grabamos los “OVNIs” cuando se alejaban flotando, y luego andamos el kilómetro que separaba los bosques de nuestros coches. El engaño estaba en marcha.

La cobertura mediática que recibió el incidente en los siguientes días fue bastante extensa. Estaciones de noticias tanto locales como nacionales cubrían los OVNIs sobre Nueva Jersey. El periódico local hizo su agosto con el tema, citando a un doctor que dijo que las luces misteriosas viajaban contra el viento, y citando a otro hombre que dijo que el objeto “no parecía ser de fabricación humana”. Los testigos más buscados fueron la familia Hurley. Paul Hurley, piloto, junto con su familia, hicieron apariciones en casi cada estación principal de noticias, describiendo las extrañas luces que vieron en el cielo. El “OVNI de Morristown” fue la comidilla de la ciudad.

Continuamos con nuestro espectáculo de luz en cuatro apariciones más, logrando cada vez atención de los medios. Cada sitio web y programa de radio sobre conspiraciones lo mencionaba. Para añadir más leña al fuego, nosotros mismos hicimos apariciones en News 12 New Jersey, en el Programa de Jeff Rense (un programa de radio que promueve teorías de la conspiración), y en un simposio OVNI en Illinois alojado por MUFON. Incluso proporcionamos nuestro propio material.

La guinda del pastel llegó cuando el popular programa del Canal Historia UFO Hunters (Cazadores de OVNIs) puso al OVNI de Morristown como su historia principal una semana. Bill Birnes, el investigador principal del programa y edito de la revista UFO Magazine, declaró definitivamente que el OVNI de Morristown no podían ser bengalas ni linternas chinas. Seguramente Birnes, que ha escrito y editado 25 libros y enciclopedias sobre el campo del comportamiento humano, crímenes verdaderos, casos de actualidad, historia, psicología, negocios, computación y paranormales, y coautor de The Day After Roswell (uno de los mayores éxitos de ventas del New York Times em 1997 con su posterior documental en el Canal Historia), no podía haberse dejado engañar por un par de veinteañeros sin educación formal en psicología. Pudo.

Esto genera una importante cuestión: ¿son los investigadores OVNI simples charlatanes que buscan hacer rápidamente dinero a costa de la credulidad humana, o son alarmistas que usan mala ciencia para respaldar sus sesgadas opiniones sobre que la vida extraterrestre visita rutinariamente nuestro planeta? Sea cual sea el caso, ¿merece toda esta gente tener sus propios programas en importantes redes de televisión por cable? Si un respetado investigador OVNI puede ser fácilmente manipulado y llevado al engaño en un caso OVNI, ¿es posible que esté equivocado en la mayor parte (o en todos) ellos? ¿Las redes compran estas tonterías, o están en ellas por la audiencia? ¿Cómo puede una red de televisión que tiene pretensiones de proporcionar una programación honesta basada en hechos ser tomada en serio cuando uno de sus programas de mayor audiencia trata de la persecución de bengalas y sedal? De hecho, hemos logrado lo que todo perfecto caso OVNI tiene: grandes videos e imágenes, “testigos oculares “creíbles” (doctores y pilotos), e investigadores profesionales convencidos de que habían sido testigos de algo asombroso. ¿Pone esto en cuestión la validez de cada caso OVNI? Creemos que sí.

Videos:

Parte 1 — La preparación

Parte 2 — Los lanzamientos

Parte 3 — Las reacciones


Autor: Chris Russo y Joe Rudy
Fecha Original: 1 de abril de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (17)

  1. Antonio

    En mi opinión, vuestro experimento no prueba ni deja de probar nada. Es cahondo, medianamente creativo y os habeis echado unas risas, vale ¿y…?. Simplemente colocas algo anormal, inesperado y fuera de lugar a la vista de la gente y dejas luego que hagan sus elucubraciones. El que afirme que son ovnis evidentemente es un necio. Me refiero a ovnis extraterrestres, tripulados, o similares, porque o.v.n.i.s. por definición sí que son para el que no sabe lo que son. Agarraros a eso para intentar probar que no existen es otra necedad aún mayor. Y bastante “acientífico”.
    El hecho de que la ciencia no tenga (aún) respuestas (entregadas al público) para ciertos fenómenos no implica que esos fenómenos no existan. De hecho existen alrededor tuyo una infinidad de fenómenos energéticos que simplemente no percibes, desde el nivel microscópico y atómico, pasando por las ondas de radio, efectos gravitatorios, campos magnéticos, partículas que atraviesan tu cuerpo, el universo de los procesos bioquímicos, y posiblemente muchas otras interacciones energéticas que ni siquiera la ciencia en su estado actual está en condiciones de delimitar o meter en una cajita para ponerle un nombre y decir: ya está, ya sabemos lo que es, se llama “tal” y se comporta de esta o aquella manera.
    No creais que con vuestros pobres y limitados 5 sentidos podeis captar, comprobar y certificar todo lo que os rodea, se te escapa posiblemente mucho más de lo que imaginas.
    Para la estabilidad de tu sistema de creencias tú puedes decidir que todo aquello de lo que no tengas (tú y solo tú) pruebas fehacientes, sencillamente no existe. Vale, es una postura práctica, pero no es un axioma.
    Con la misma necedad acientífica que criticais en los crédulos o en los demasiado imaginativos, vosotros negais (sin pruebas para ello) “supersticiones tan irracionales como la capacidad psíquica, médiums espitiruales, abducciones alienígenas”. Tío, si simplemente no lo sabes dí “no lo sé”, no pasa nada. Yo no te digo que te creas nada, pero simplemente negarlo porque a tí no te consta creo
    que es un error.

  2. Walter

    Cualquier reducionismo simplón, como el presente artículo, sobre un tema lo suficientemente complejo como lo es el fenómeno OVNI es simple y llanamente acientífico.

    Un poco de seriedad…

  3. SIGRESMAN

    Sin duda este montaje como el fenomeno OVNI no tienen nada de cientifico. Por eso se define claramente como montaje. El problema es todos los montajes que se intentan colar como ciencia. Por otra parte el articulo hace reflexionar sobre lo facil e impresionables que somos los humanos ante todo aquello a lo que no somos capaces de dar una explicación inmediata.
    Si la salida para cualquier asunto que no somos capaces de darle una explicación de inmediato es decir que son fantasmas u OVNIS entonces estaremos mas cerca de siglo XV y la superchería que de una medianamente civilizada

  4. Nacho

    Da igual que el sentido común y las pruebas no avalen el fenómeno ovni. Ellos quieren creer, sus mentes infantiles necesitan creer, se sienten importantes en medio de un cosmos que no han podido comprender, son el nuevo pueblo elegido, no por dios si no por otros seres fantásticos, actualizados pero fantásticos. Ojalá sus padres les hubieran dedicado un poco de atención y así no necesitarían creerse especiales, lo serían al menos para alguien.
    Lo que os estáis perdiendo, ignorantes.

  5. Fran

    Mucha mente y poco espíritu, esto es lo que nos ha llevado hasta este momento de la historia universal tan desolador en muchos aspectos.
    Lo que nos define como hombres es la consciencia, esta energía universal y herramienta del espíritu es la que nos abre la posibilidad de representar y consciencializar la creación, y esta se ordena desde lo más denso hasta lo más sutil, y la mayor parte no es perceptible por nuestros sentidos y muchos menos accesible a la inteligencia humana.
    Hasta hace relativamente poco tiempo, grandes apostoles de la ciencia negaban la posibilidad de vida extraterrestre, reducidos en su propia limitación de espíritu no podían ver más allá de sus lentes, ahora la posibilidad de vida extraterrestre inteligente o no crece exponencialmente con cada descubrimiento de lo que la vida es capaz para desarrollarse en las condiciones más insospechadas.
    No es cuestión de creer o no, en el inconsciente colectivo la posibilidad de vida extraterreste palpita desde el principio, por ello la interpretación de ciertos hechos através de los sentidos es normal que lleve a ciertas conclusiones.
    No caigan en el mismo reduccionismo al que ha sido sometida la ciencia en el pasado y recuerden que la inteligencia sin consciencia (energía universal e invisible) nos lleva directamente al desastre.

    ahora mismo pocos se atreven

  6. SIGRESMAN

    “Lo que nos define como hombres es la consciencia, esta energía universal y herramienta del espíritu es la que nos abre la posibilidad de representar y consciencializar la creación”
    “la inteligencia sin consciencia (energía universal e invisible)”
    Por favor, menos palabreria que no aporta nada y mas sentido critico. Los extraterrestres no van a estar de visita simplemente porque cerremos los ojos y querramos con todas nuestras fuerzas que aparezcan. La ciencia tiene una vertiente osada y especulativa y por tanto han sido pioneros en plantear la existencia de vida y hasta civilizaciones extraterrestres. Pero tiene otra vertiente cauta y que requiere de un minimo de verificación y de coherencia con el conocimiento actual. En este contexto tiene validez escasa el pensar que puedan estar visitandonos extraterrestres de la forma en que nos intentan hacer ver desde algunos sectores visionarios. Hasta el momento no existe ningun fenomeno contrastado en el que una observación OVNI deba ser asignada a una inteligencia extraterrestre. Eso no quita que la gente haya visto cosas que no se pueden explicar en el cielo, hay tantas maravillas en la naturaleza que aún no comprendemos del todo aunque cada dia las entendamos mejor.

  7. turok

    Cuando no se tiene nada para decir salen discursos de carácter “teosófico-místico-supercalifragilisticoespialidoso” como ese de Fran.Todavia andamos con el dualismo mente-espiritu, como si el espiritu no fuera otra cosa que una creación de la mente.Sin mente, simplemente no hay espiritu, y más concretamente no hay nada.No hay nada que pueda descartar con total certeza la existencia de “extraterrestres”.¡Vaya vd. a saber que es lo que puede haber en un Universo que puede ser practicamente infinito!.Un Universo del que por cierto apenas hemos visto una pequeñisima región y que con los nuevos telescópios-satélite se revela más y más extraño.Como dijo Carl Sagan, para mi sería tan sorprendente dar con extraterrestres como el hecho de tener que descartar que existan.Quizás, con la teoría de la panspermia en la mano, los extraterrestres resulta que somos nosotros.

  8. Fran

    Curiosa afirmación; “sin mente no hay espíritu, no hay nada”, esta todo dicho, amigo Turok.

  9. turok

    Por cierto, nada más fácil que engañar a la gente.De ahí el triunfo en el mundo de las religiones ya sean instituidas o las mas recientes de corte new age,en todas sus amplias variantes.También del triunfo de la publicidad, vendiendoles cosas que en realidad no necesitan para nada.A mucha gente le gusta que la engañen sobre todo si es a base de dulces cuentos que enmascaren determinades realidades que por lo que fuere (muy probablemente ignorancia)no gustan.

  10. Fran

    Sigresman si pusieras un poco de ese sentido crítico y analítico que me pides en mis palabras te darías cuenta que no son palabras huecas, sino que son representación de una realidad.
    “hay tantas maravillas en la naturaleza que aún no comprendemos del todo aunque cada dia las entendamos mejor”, tú lo has dicho Maravillas, de eso es lo que estamos rodeados, cuando hablo de espíritu, hablo de vida y por lo tanto de manifestación visible y no-visible, y sí claro que hay mucho charlatan, pero no nos pongas a todos en el mismo saco cuando escuchas ciertas palabras que a lo mejor te incomodan. Gracias

  11. josemi

    Los ovnis no existen como fenomenos fisicos. Los ovnis son objetos psicologicos y sociologicos, toda otra explicacion esta condenada al fracaso.

    Este tipo de experimentos se han hecho muchas veces en distintas partes del mundo, me gusta mas la operacion Ivan que se hizo en España

    http://digital.el-esceptico.org/leer.php?autor=23&id=1272&tema=25

  12. Turok

    Thank you Michelle.Michell ma belle…these are words that go together well, my michelle.You’re a very kind girl (I think so)

  13. Turok

    Permite que te pregunte una cosa, Fran,amigo.¿Por qué crees que no estás en ese mismo saco que dices?.(que por lo demás puedes estar en el saco que quieras,porque es tu derecho, como lo es el mio intentar hacer razonar a la gente que cree en fanstasmas o mitos y tradiciones y leyendas producto de la mente humana).

  14. Gero

    Nunca nos vamos a poner de acuerdo, los que crean en el fenómeno OVNI háganlo tranquilos, a mi la credulidad e inocencia de la gente no me molesta.
    Yo creo que podría relacionar intimamente el fenómeno OVNI con los brujos, los curanderos y otras yerbas, está bien, no molestan pero algun día debemos convencernos que si realmente nos quisieran visitar los E.T.s, lo harían y no andarían “revoloteando” por el cielo. En una parabra… “No nene el cuco no existe”

    Saludos, Germán.

    • Estimado Germán, no te falta razón en tu comentario, sin embargo me gustaría hacer una apreciación. Dices:

      Yo creo que podría relacionar intimamente el fenómeno OVNI con los brujos, los curanderos y otras yerbas, está bien, no molestan

      Entiendo que tu comentario viene dado por un tolerante “que cada uno crea lo que quiera”, salvo que se nos olvida el corolario “salvo que esto influya sobre terceros”. Me explico con algunos ejemplos.

      No me importa que la gente crea en conspiraciones, salvo si esto supone no vacunar a tus hijos por una supuesta conspiación gubernamental-farmaceútica.
      No me importa que la gente se pase un imán por la cabeza y se crea que le cura, salvo si dejas de tratarte el tumor cerebral porque el imán te va a curar.
      No me importa que la gente crea en Dios, salvo si impiden una transfusión de sangre por un precepto religioso.
      No me importa que la gente crea en OVNIs, salvo si terminan captados por una secta como la Cienciología, o terminan en un suicidio colectivo como la Orden del Sol

      Y un largo etc… Dentro de las creencias hay como todo, unas más dañinas y otras menos, pero no olvidemos que en muchas ocasiones las creencias matan.

      Un saludo

  15. Cómo hicimos el montaje del falso OVNI de Morristown…

    [C&P] Tras llenar un globo de 1 metro con helio, le unimos un metro y medio de sedal al globo, lo aseguramos con cinta adhesiva, y le unimos en el otro extremo del sedal una bengala. Una vez que los cinco globos quedaron listos para el lanzamiento,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *