Las estrellas frías tienen distinta mezcla de compuestos químicos para la formación de la vida

Esta concepción artística muestra un joven e hipotético planeta alrededor de una estrella fría.

La vida en la Tierra se cree que ha surgido a partir de una sopa caliente de compuestos químicos. ¿Existe esta misma sopa en planetas alrededor de otras estrellas? Un nuevo estudio del Telescopio Espacial Spitzer apunta a que los planetas alrededor de estrellas más frías que nuestro Sol podría tener una mezcla distinta de compuesto químicos potenciales para la formación de vida, o “prebióticos”.

Los astrónomos usaron Spitzer para buscar unos compuestos químicos prebióticos, llamados cianuro de hidrógeno, en el material de formación planetario que gira alrededor de distintos tipos de estrellas. El cianuro de hidrógeno es un componente de la adenina, el cual es un elemento básico del ADN. El ADN puede encontrarse en todo organismos vivo de la Tierra.

Los investigadores detectaron moléculas de cianuro de hidrógeno en los discos que orbitan las estrellas amarillas como el Sol – pero no encontraron ninguno alrededor de estrellas más frías y pequeñas, tales como las rojizas “enanas-M” y “enanas marrones” comunes en todo el universo.

“La química prebiótica puede desarrollarse de forma distinta en planetas alrededor de estrellas frías”, dijo Ilaria Pascucci, autora principal del nuevo estudio en la Universidad Johns Hopkins en Baltimore, Maryland. El estudio aparecerá en el ejemplar del 10 de abril de la revista Astrophysical Journal.

Las estrellas jóvenes nacen dentro de capullos de polvo y has, los cuales finalmente se aplanan formando discos. El polvo y gas de los discos proporcionan la materia prima a partir de la cual se forman los planetas. Los científicos creen que las moléculas que forman la vida primordial en la Tierra se habrían formado en tal disco. Las moléculas prebióticas, tales como la adenina, se cree que han llovido sobre nuestro joven planeta a través de meteoritos que impactaron en la superficie.

“Es plausible que la vida en la Tierra se iniciara mediante un rico suministro de moléculas traídas desde el espacio”, dijo Pascucci.

¿Podrían darse los mismos pasos para la generación de la vida en otras estrellas? Pascucci y sus colegas abordaron esta cuestión examinando los discos de formación planetaria alrededor de estrellas frías y 44 similares al Sol usando el espectrógrafo infrarrojo de Spitzer, un instrumento que separa la luz, revelando las firmas de los componentes químicos. Las estrellas tienen aproximadamente 3 millones de años de antigüedad, una edad en la que se piensa que los planetas están creciendo. Los astrónomos buscaron específicamente índices de cianuro de hidrógeno respecto a la molécula de línea base de acetileno.

Encontraron que las estrellas frías, tanto las enanas rojas-M como las enanas marrones, no mostraron cianuro de hidrógeno en absoluto, mientras que el 30 por ciento de las estrellas similares al Sol sí lo hicieron. “Tal vez la luz ultravioleta, la cual es mucho más fuerte alrededor de estrellas similares al Sol, puede dirigir una mayor producción de cianuro de hidrógeno”, dijo Pascucci.

El equipo detectó su molécula de línea base, acetileno, alrededor de estrellas frías, demostrando que el experimento funcionó. Esta es la primera vez que se ha observado cualquier tipo de molécula en discos alrededor de estrellas frías.

Las conclusiones tienen implicaciones para los planetas que se han descubierto recientemente alrededor de estrellas enanas-M. Algunos de estos planetas se cree que son versiones en grande de la Tierra, las conocidas como súper-Tierras, pero hasta el momento no se cree que ninguna de ellas orbiten en la zona habitable, donde el agua sería líquida. De descubrir se tal planeta, ¿podría soportar vida?

Los astrónomos no están seguros. Las enanas-M tienen estallidos magnéticos extremos que podrían interrumpir el desarrollo de la vida. Pero, con los nuevos resultados de Spitzer, tienen otro conjunto de datos a considerar: estos planetas podrían tener una deficiencia en cianuro de hidrógeno, una molécula que se cree que finalmente se convertirá en parte de nosotros.

Douglas Hudgins, científico del programa Spitzer en las Oficinas Centrales de la NASA en Washington dijo: “Aunque los científicos han sido conscientes desde hace mucho tiempo de que la naturaleza tumultuosa que podría estar presente en muchas estrellas frías podría presentar un reto significativo para el desarrollo de la vida, esto propone una cuestión incluso más fundamental: ¿Los sistemas de estrellas frías contienen los ingredientes necesarios para la formación de la vida? Si la respuesta es no, entonces las cuestiones sobre la vida alrededor de las estrellas frías se hacen dudosas”.



Autor: Whitney Clavin
Fecha Original: 7 de abril de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *