El brillo de la Tierra refleja los océanos y continentes de la Tierra desde el lado oscuro de la Luna

Configuración de Langford para observar la Luna. Crédito: Stuart Wyithe, segundo autor, también físico de la Universidad de Melbourne.

Investigadores de la Universidad de Melbourne y Princeton han demostrado por primera vez que la diferencia en la reflexión de la luz procedente de las masas de tierra y océanos de la Tierra puede ser vista desde el lado oscuro de la Luna, un fenómeno conocido como brillo de la Tierra.

El artículo se publicó en la edición de esta semana de la revista internacional Astrobiology.

Sally Langford de la Facultad de Física de la Universidad de Melbourne que llevó a cabo el estudio como parte de su doctorado, dice que el brillo del resplandor de la Tierra reflejado varía conforme la Tierra gira, revelando la diferencia entre los reflejos intensos similares a un espejo de los océanos en comparación con la más tenue tierra.

“En el futuro, los astrónomos esperan encontrar planetas como la Tierra alrededor de otras estrellas. No obstante estos planetas serán demasiado pequeños para permitir una fotografía de sus superficies”, dijo.

“Podemos usar el brillo de la Tierra, junto con nuestro conocimiento de la superficie de la Tierra, para que nos ayude a interpretar la composición física de estos nuevos planetas”.

Este es el primer estudio del mundo en usar el reflejo de la Tierra para medir el efecto de los continentes y océanos sobre el brillo aparente de un planeta. Otros estudios han usado un espectro de color y sensores infrarrojos para identificar vegetación, o para monitorización del clima.

El estudio de tres años implicó tomar imágenes de la Luna para medir el brillo de la Tierra conforme rotaba, permitiendo a Langford detectar la diferencia en la señal entre tierra y agua.

Las observaciones de la Luna se realización desde el Monte Macedon en Victoria, durante aproximadamente tres días cada mes cuando la Luna salía o se ponía. El estudio se llevó a cabo, por tanto, durante la tarde, cuando la Luna estaba subiendo, de forma que el brillo de la Tierra reflejado se originaba en el Océano Índico y la costa este de África. Por la mañana, cuando la Luna estaba en bajando – se originaba sólo desde el Océano Pacífico.

“Cuando observamos el brillo de la Tierra desde la Luna a principios de la tarde vemos el brillo por el reflejo en el Océano Índico, mientras que cuando la Tierra gira el continente de África bloquea este reflejo, y la Luna se oscurece”, dijo Langford.

“Si encontramos planetas del tamaño de la Tierra y observamos su brillo conforme rotan, seremos capaces de evaluar propiedades como la existencia de tierra y océanos”.



Fecha Original: 7 de abril de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (4)

  1. mmmm, el lado oculto de la luna está realmente relacionado con la nota?

  2. AlienJ

    Esto me recuerda una notable argumentación de Galileo que trataba de explicar precisamente el aspecto ceniciento y no negro de la porción lunar no iluminada por el sol como producto de la luz solar reflejada en la Luna por la Tierra. Lo curioso es que, según Galileo, un planeta tierra totalmente cubierto por el mar o incluso por un inmenso espejo no iluminaría la luna más que su estado actual de zonas de diferente albedo, lo que parece ir en contra de lo que se indica en el texto. Tengo que revisar la argumentación de Galileo, que aparece en su libro “discurso sobre los dos sistemas máximos”, si no recuerdo mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *