Científicos de St. Andrews refinan el tamaño del universo

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Un astrónomo de la Universidad de St. Andrews usará un potente telescopio buscador de planetas para descubrir el verdadero tamaño del universo.

El investigador Dr. Alan Penny usará el brillo de media docena de estrellas para refinar las estimaciones de cómo de grande es en realidad el universo. El Dr. Penny espera resolver el problema usando la “extrema precisión” del satélite Kepler de la NASA lanzando al espacio este mes.

Desarrollado para la búsqueda de nuevos planetas, la tarea principal de Kepler es buscar planetas monitorizando el brillo de 100 000 estrellas. Pero el Dr. Penny, miembro de un poderoso equipo internacional de 200 personas, usará los mismos datos para estudiar una muestra mucho más pequeña de estrellas.

Explica que: “Mientras Kepler hace su apasionante búsqueda de planetas, nosotros usaremos su extrema precisión para resolver un posible problema con nuestras medidas del tamaño del universo.

“Estas estrellas variables conocidas como “Cefeidas” forman la base de una serie de pasos a través de los cuales medimos la distancia a las galaxias lejanas y, mediante los cuales, podemos medir el tamaño del universo”.

Dado que es probable que la comprensión científica de cómo varía el brillo de estas estrellas es incompleto, el Dr. Penny usará las seis estrellas como una medida básica para evaluar cuánto están equivocadas las estimaciones previas del tamaño del universo. Cree que las actuales estimaciones del tamaño del universo, con 93 mil millones de años luz de diámetro, podría cambiar en un bajo porcentaje.

“Estas estrellas Cefeidas que aumentan y disminuyen su brillo en varias decenas de tantos por ciento cada decena o cientos de días, en su mayor parte se comprenden. Pero recientemente ha quedado claro que nuestras teorías de lo que sucede en las capas exteriores de estas estrellas, que causan la variación en el brillo, no concuerdan totalmente con lo que vemos.

“La exquisita precisión de Kepler en la medición del brillo, cien veces mejor de lo que podemos lograr desde tierra, indica que podemos tomar unas medidas tan buenas que deberíamos ser capaces de encajar la teoría con la observación. Resolver este tema que sólo cambie el tamaño estimado del universo en una pequeña cantidad, pero no descansaremos tranquilos hasta que el problema esté resuelto”, concluye el Dr. Penny.


Autor: Gayle Cook
Fecha Original: 13 de abril de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *