La búsqueda del planeta perdido del Sistema Solar

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

El Sistema Solar podrían haber tenido en un tiempo otro planeta llamado Theia, el cual podría haber ayudado a crear la Luna de nuestro planeta.

Ahora, dos naves están en camino de buscar los restos de este rumoreado hermano, el cual habría sido destruido cuando el Sistema Solar aún era joven.

“Es un mundo hipotético. En realidad nunca lo hemos visto, pero algunos investigadores creen que existió hace 4500 millones de años – y que colisionó con la Tierra para formar la Luna”, dijo Mike Kaiser, científico de la NASA en el Centro de Vuelo Espacial Goddard en Maryland.

Se piensa que Theia habría tenido el tamaño de Marte. Si el planeta impactó con la Tierra hace mucho tiempo, los restos de la colisión podrían haberse acumulado para formar la Luna. Este escenario fue ideado por primera vez por los científicos de Princeton Edward Belbruno y Richard Gott.

Muchos investigadores piensan ahora que, efectivamente, algún gran objeto impactó con la Tierra, y los restos resultantes se agruparon para formar la Luna. No está claro, sin embargo, si ese objeto en colisión fue un planeta, un asteroide o un cometa.

En cualquier caso, los restos expulsados en la colisión de ambos cuerpos se habrían mezclado, y podría explicar algunos aspectos de la geología de la Luna, tales como el tamaño del núcleo de la Luna y la composición de las rocas lunares.

Los científicos de las sondas gemelas STEREO de la NASA lanzadas en 2006, esperan ser capaces de descubrir los restos de Theia que podrían finalmente ayudar a cerrar el caso del nacimiento de nuestra Luna.

Hasta el momento, los signos de Theia se han mostrado esquivos a los telescopios que buscan desde la Tierra. Pero la sonda STEREO tiene previsto entrar en puntos especiales del espacio, llamados puntos Lagrangianos, donde la gravedad de la Tierra y el Sol se combinan para formar pozos en los que tienden a acumularse detritus del Sistema Solar.

“Las sondas STEREO están actualmente entrando en esas regiones del espacio”, dice Kaiser, científico del proyecto STEREO. “Esto nos coloca en una buena posición para buscar los restos del tamaño de asteroides de Theia”.

Visitando directamente los puntos Lagrangianos, STEREO será capaz de buscar de cerca los trozos de Theia. La máxima aproximación a los fondos de los pozos gravitatorios será en septiembre y octubre de 2009.

“STEREO es un observatorio solar”, dijo Kaiser. “Las dos sondas están flanqueando al Sol el lados opuestos para lograr una visión en 3-D de la actividad solar. Resulta que tenemos que pasar por los puntos de Lagrange L4 y L5 en la ruta. En un bonus científico”.

Los científicos creen que Theia puede incluso haberse formado en uno de esos puntos gravitatorios de equilibrio a partir de la acumulación de desechos que se han acumulado allí.

“Los modelos por ordenador demuestran que Theia podría haberse hecho lo bastante grande para provocar la Luna si se formó en las regiones L4 o L5, donde el equilibrio de fuerzas permitiría que se acumulase suficiente material”, dijo Kaiser. “Más tarde, Theia habría sido sacada de L4 o L5 debido al incremento de gravedad de otros planetas como Venus y enviarlo a un curso de colisión con la Tierra”.



Autor: Clara Moskowitz
Fecha Original: 13 de abril de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *