Aceite de rateros, el nuevo timo

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Acabo de recibir un correo del amigo Manuel Abeledo al que los comentaristas habituales ya conoceréis. En él me explica, y desarrolla en un post de su propio blog, la última estupidez del mercachifle, y es que no hay nada como un poco de terror y desinformación entre la población para colar una buena mentira.

Por si no teníamos bastante con imanes que curan el cáncer, aguas benditas sanadoras y otros timos varios, el nuevo es el “aceite de rateros”, que está ganando adeptos en internet de forma exponencial como “cura fiable al 99,96% para la gripe porcina”. Dependiendo de quíen te lo cuente sirve para prevenir y/o curar, se bebe o se aplica sobre la piel, y las recetas son diversas. La más común es una base de aceite de oliva con algunas especias como clavo, almendra, eucalipto y demás y, como digo, es el último ‘boom’ internauta de cura milagrosa.

¿De dónde viene este remedio?

Según podemos leer en los panfletos que se lanzan por internet, dicho remedio era una “cura milagrosa” usada en la Edad Media como remedio efectivo ante la plaga de peste bubónica que afectó a gran parte de la población europea. ¿Realmente era efectivo dicho remedio? Pues sí, mire usted. La cuestión es, ¿puede aplicarse ese remedio a la gripe porcina? Pues no, es absurdo. ¿Por qué?

La peste era transmitida al hombre por la picadura de la pulga oriental de la rata, aquellos que tengáis mascotas tal vez sepáis que un remedio casero para evitar las pulgas es aplicar un aceite aromático en vuestro animal. Dicho aceite actúa como repelente ante las pulgas y evita la picadura. El problema, como ya habréis supuesto, es que la gripe porcina no se transmite a través de la picadura de ninguna pulga, sino a través de vía aérea de humano a humano por lo que dicho remedio es ineficaz contra el contagio, y por supuesto, ni mucho menos efectivo como cura.

El problema, como siempre, desinformación, ignorancia, y bastantes pocos escrúpulos. Si quieres usar el aceite, échalo a tu próxima ensalada, si tienes los síntomas ve al médico. A pesar del clima de pánico mundial la gripe porcina no es ni mucho menos letal y responden bien al tratamiento si se toma a tiempo, no te juegues la vida con remedios mágicos cuando tu médico tiene una cura fiable.

Hago desde aquí una llamada a mis compañeros y amigos blogueros para que se hagan eco de esta información y se corte de raíz lo que puede suponer un grave problema para la salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *