¿Los dinosaurios fueron aniquilados por un asteroide? Posiblemente no

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

En 1979, el enorme cráter de Chicxulub, con una medida de 180 km de diámetro, se descubrió en el norte de la Península del Yucatán en México. Los científicos llegaron a la conclusión obvia de que algo bastante grande había impactado la Tierra en ese punto, probablemente causando todo tipo de devastación global hace 65 millones de años. Alrededor de esa época, el 65% de toda la vida sobre la faz de la Tierra quedó aniquilada. Los dinosaurios que poblaban el planeta en esos momentos fueron arrasados.

La sincronía del impacto del asteroide y la época de la extinción masiva era demasiado coincidente para ser ignorada. Cuando las partículas del asteroide se descubrieron justo por debajo del límite K-T (Cretático-Terciario), hubo un poderoso vínculo causal: los efectos del impacto del asteroide habían llevado a la extinción a los dinosaurios.

No obstante, ha salido a la luz un problema con esta teoría. Resulta que el impacto puede ser anterior al límite K-T en 300 000 años…

Un número de científicos no están de acuerdo con la teoría de que el impacto de Chicxulub causara la muerte de los dinosaurios hace 65 millones de años, y esta última investigación parece demostrar que los dos eventos pueden no estar vinculados después de todo.

Gerta Keller de la Universidad de Princeton en Nueva Jersey, y Thierry Adatte de la Universidad de Lausanne en Suiza, van a publicar su nuevo trabajo en la revista Journal of the Geological Society, usando datos de análisis de sedimentos de México para demostrar que el impacto de asteroide es anterior al límite K-T en hasta 300 000 años.

“Sabemos que se depositaron entre cuatro y nueve metros de sedimentos a aproximadamente dos o tres centímetros cada mil años tras el impacto”, dijo Keller. “El nivel de extinción masiva pueden verse en los sedimentos por encima de este intervalo”.

Esto significa que las extinciones masivas parecía tener lugar mucho tiempo después del impacto. No obstante, los defensores de la extinción por impacto señalan la inconsistencia en los datos de sedimentos se deben probablemente a la interrupción de los sedimentos por maremotos y agitaciones geológicas inmediatamente tras el impacto.

De acuerdo con Keller, no existe indicación de que este pudiera ser el caso. La deposición de los sedimentos de impacto tuvo lugar a lo largo de un enorme periodo de tiempo, no las horas o días que habría necesitado la deposición si un maremoto afectó a los registros sedimentarios.

Otro problema con la teoría de la extinción por impacto es que el impacto de Chicxulub puede no haber tenido efectos de extinción radicales en plantas y animales como se pensaba anteriormente. Los investigadores encontraron un total de 52 especies fosilizadas que parecieron vivir felizmente antes de la capa de sedimentos de impacto… y las mismas 52 especias parecían vivir felizmente después de la capa de sedimentos del impacto.

“No encontramos que ninguna especie se extinguiera como resultado del impacto de Chicxulub”. — Gerta Keller

Aunque esta es una investigación muy interesante, que seguro que hará que se replantee la teoría de la extinción de dinosaurios, si no fue un asteroide lo que mató a los dinosaurios, qué lo hizo?

Keller señala a la actividad volcánica. Cantidades masivas de gas y polvo fueron liberadas en erupciones de las Trampas del Deccan en India hace 65 millones de años, posiblemente sumiendo al planeta en un periodo prolongado sin Sol.

Como en cualquier debate científico, existen detalles tras la nueva investigación que no son inmediatamente aparentes. Como destaca Ethan Siegel en un reciente artículo de ScienceBlogs (What Wiped Out The Dinosaurs?, 27 de Abril), las pruebas de un impacto de asteroide aniquilando a los dinosaurios es abrumadora. Simplemente porque parezca haber una discrepancia en la posición de los sedimentos de impacto en el límite K-T no significa que la teoría esté equivocada. La investigación de Keller es interesante, vale la pena seguir estudiándola, pero no cambia el hecho de que se habría causado un enorme daño global en el impacto de Chicxulub. Éste permanece como el principal candidato a por qué desaparecieron los dinosaurios de forma repentina hace 65 millones de años.


Autor: Ian O’Neill
Fecha Original: 27 de abril de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *