Cómo cartografiar el multiverso

(Imagen: George Diebold / Photographer’s Choice / Getty)

Brian Greene pasó una buena parte de la última década elogiando las virtudes de la Teoría de Cuerdas. Soñó que un día proporcionaría a los físicos una teoría del todo que describiría nuestro universo. Su éxito de ventas “El Universo Elegante” captó de forma elocuente la búsqueda de esta teoría final.

“Pero en contratiempo era que la Teoría de Cuerdas permitía, en principio, muchos universos”, dice Greene, físico teórico en la Universidad de Columbia en Nueva York. En otras palabras, la Teoría de Cuerdas parece igualmente capaz de describir universos muy distintos al nuestro. Greene esperaba algo en la teoría finalmente descartase la mayor parte de las posibilidades y quedase sólo uno de estos universos como el real: el nuestro.

Hasta el momento, esto no ha sucedido – y no ha sido por falta de intentos. Como resultado, los teóricos de cuerdas están empezando a aceptar que sus ambiciones sobre la teoría pueden haber estado equivocadas. Tal vez nuestro universo no es el único después de todo. Tal vez la Teoría de Cuerdas ha sido correcta desde siempre.

Greene, ciertamente, ha tenido que cambiar su corazonada. “Caminas lo suficientemente lejos a lo largo de un número de caminos de la física y te encuentras con la posibilidad de que nuestro universo sea uno entre muchos”, dice. “Entonces, ¿qué haces? Te golpeas la cabeza y dices, ‘Ah, tal vez el universo está intentando decirme algo’. Personalmente he sufrido un tipo de transformación, donde soy más receptivo a esta posibilidad de que seamos uno entre muchos universos, y que estamos en uno donde podemos sobrevivir”.

La transformación de Greene es emblemática de un profundo cambio entre la gran mayoría de los físicos. Hasta recientemente, muchos eran reacios a aceptar esta idea de “multiverso”, o incluso luchaban contra ella. No obstante, el reciente progreso tanto en cosmología como en Teoría de Cuerdas han traído un gran cambio de pensamiento. Se desvanece la reticencia a la aceptación o la descarada aversión al multiverso. En lugar de esto, los físicos están empezando a buscar formas de trabajar con él, y tal vez incluso demostrar su existencia.

Si tales aventuras tienen éxito, tomaría el mismo camino que la Tierra – desde ser el centro de todo a quedar como simplemente una gota la vastedad del cosmos. Y así como somos incapaces de deducir ciertos aspectos de la Tierra a partir de los principios básicos – tales como su radio o distancia al Sol – tendremos que aceptar que algunas cosas sobre nuestro universo son un accidente aleatorio, inexplicable excepto en el contexto del multiverso.

Uno de los primeros en defender un multiverso fue el físico ruso Andrei Linde, ahora en la Universidad de Stanford en California. En la década de 1980, Linde extendió y mejoró una idea conocida como inflación, la cual sugiere que el universo sufrió un periodo de expansión exponencial en las primeras fracciones de segundo tras el Big Bang. La inflación explica con éxito por qué el universo tiene el mismo aspecto en todas las direcciones, y por qué el espacio-tiempo es “plano”, a pesar de que Einstein demostró que puede igualmente ser curvo.

Linde se dio cuenta de que la inflación podría estar en curso o ser “eterna”, en el sentido de que una vez que el espacio-tiempo comienza la inflación, puede detenerse en algunas partes (como la nuestra) aunque continuar con renovado vigor en otras partes. Este proceso continúa hasta el infinito, dando lugar a unos retazos de regiones del espacio, cada uno con distintas propiedades. Cuándo y cómo cesa la inflación en una zona particular lo dicta la naturaleza exacta y tipos de partículas fundamentales que hay allí y las leyes de la física que gobiernan su comportamiento. Con el tiempo, la inflación eterna da origen a cada tipo posible de universo predicho en la Teoría de Cuerdas. Nuestro universo, argumenta Linde, es una parte de este multiverso.

No fue hasta 1998, no obstante, cuando el multiverso logró ganar algo de atención, cuando los astrónomos que estudiaban las supernovas lejanas anunciaron que la expansión del universo se estaba acelerando. Asignaron esto a que el vacío del espacio tiene una pequeña densidad de energía, la cual ejerce una fuerza repulsiva para contrarrestar la gravedad conforme envejece el universo. Esto se dio a conocer como energía oscura, o constante cosmológica.

Su descubrimiento fue un enorme golpe. Hasta entonces, los físicos habían esperado que alguna teoría finalmente deduciría los valores de las constantes fundamentales de la naturaleza a partir de principios básicos, incluyendo la constante cosmológica, y explicar por qué las leyes de la física son como son, justo las correctas para la formación de estrellas y galaxias y posiblemente el surgimiento de la vida. Este parece que no es el caso. Nada en la Teoría de Cuerdas, o incluso alguna otra teoría en la física, puede predecir el valor observado de la constante cosmológica.

No obstante, si nuestro universo es parte de un multiverso podemos atribuirle el valor de la constante cosmológica a un accidente. Lo mismo vale para otros aspectos del universo, tales como la masa del electrón. La idea es simplemente que las leyes de la física y constantes fundamentales de cada universo se determinan de forma aleatoria, y resulta que vivimos en uno de ellos donde están adecuadas para la vida. “Si no fuera por el multiverso, tendrías este tipo de problemas sin resolver en cada esquina”, dice Linde.

El otro argumento para un multiverso procede de la Teoría de Cuerdas. Éste mantiene que todas las partículas fundamentales de la materia y fuerzas de la naturaleza surgen de la vibración de diminutas cuerdas en 10 dimensiones. Para que no notemos las seis dimensiones espaciales extra, deben estar curvadas, o compactadas, tan pequeñas que son indetectables. Durante décadas, los matemáticos trabajaron duro sobre qué formas distintas podría tomar esta compactación, y encontraron miríadas de formas de retorcer el espacio-tiempo – un abrumador 10500 o más.

Cada forma da lugar a un distinto vacío de espacio-tiempo, y de aquí a un universo distinto – con su propia energía del vacío, partículas fundamentales y leyes de la física. La esperanza, cultivada por Greene y otros, era que algún tipo de principio de unicidad seleccionaría una forma de espacio-tiempo que produce nuestro universo.

La esperanza desde entonces ha retrocedido drásticamente. En 2004, Michael Douglas de la Universidad Estatal de Nueva York en Stony Brook, y Leonard Susskind de la Universidad de Stanford estudiaron los desarrollos de la Teoría de Cuerdas y concluyeron que todas estas variedades teóricas de espacio-tiempo deberían tomarse seriamente como realidades físicas – es decir, apuntan a un multiverso. Susskind acuñó el término “el paisaje de la Teoría de Cuerdas” para describir los 10500 o más universos. Nada en la Teoría de Cuerdas sugiere que alguno de los universos es el preferido sobre otros. En lugar de esto, parecen todos igualmente probables.

Juntos, la energía oscura y la Teoría de Cuerdas hacen que los físicos vean el multiverso de nuevo. “Casi todo el mundo está convencido de que la idea de unicidad ha sido desterrada”, dice Susskind. Entonces, ¿qué hacemos? ¿Bajar los brazos y admitir que nunca seremos capaces de explicar por qué nuestro universo es como es?

Explorando el paisaje

Ni mucho menos. Susskind defiende que aún podemos hacer preguntas con sentido dentro del contexto de multiverso, no las mismas que nos haríamos si estuviésemos en el único universo. Preguntas tales como: ¿Podemos identificar el punto exacto en el paisaje que corresponde a nuestro universo, o al menos las partes del paisaje que recuerdan más de cerca de nuestro universo? ¿Es posible decir qué propiedades de nuestro universo pueden derivarse de los principios básicos y cuáles son aleatorios?

Además, ¿podemos encontrar partes del paisaje con las condiciones adecuadas para que tenga lugar la inflación eterna? Después de todo, el paisaje y la inflación eterna son conceptos independientes. Confirmar que son compatibles daría más crédito a la idea del multiverso.

Estas no son preguntares de respuesta trivial, pero los teóricos de cuerdas están aceptando el reto explorando febrilmente el paisaje. Investigar un conjunto de 10500 universos no es cuestión de enumerar las propiedades de cada uno, no obstante. “No podemos hacer una lista de 10500 cosas”, dice el premio Nobel Nobel Steven Weinberg de la Universidad de Texas en Austin. “Eso es más que el número de átomos del universo observable”

La primera línea de ataque ha sido desarrollar modelos matemáticos del paisaje. Estos describen el paisaje como un terreno de colinas y valles, donde cada valle representa un lugar con sus propios parámetros (tales como la masa del electrón) y campos (tales como la gravedad).

¿Cómo se desarrolla un universo de acuerdo a este escenario, y qué puede decirnos sobre el nuestro? Imagina el universo como una mota de espacio-tiempo. Este universo bebé está repleto de campos, cuyas propiedades cambian debido a las fluctuaciones cuánticas. Si las condiciones son las adecuadas para la inflación, la mota crecerá y alterará su naturaleza. Dependiendo del cambio de entorno dentro del universo emergente, el proceso inflacionario podría llegar a un punto muerto, continuar al mismo ritmo o incluso generar nuevas motas de espacio-tiempo.

De acuerdo con la descripción del paisaje, el universo bebé se inicia en un valle. Las fluctuaciones cuánticas pueden causar entonces que todo el universo se “canalice” a través de una colina colindante, terminando finalmente en otro valle con distintas propiedades. Este proceso continúa, con el universo canalizándose de un valle a otro, hasta que alcanza un lugar lo bastante estable para que la inflación ejecute todo su curso.

Dado este escenario, una de las tareas más importantes es reconciliar la inflación eterna con el paisaje. “Toda la descripción puede resumirse en un problema: ¿la inflación es eterna en el paisaje?”, dice Henry Tye de la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York. En el modelo de inflación eterna de Linde, la mota de espacio-tiempo se inicia con una alta densidad de energía. La densidad de energía cae lentamente conforme se infla el espacio-tiempo. La búsqueda es encontrar configuraciones de espacio-tiempo entre las 10500 que encajan en los requisitos de Linde para la inflación eterna.

Hasta hace poco, esto parecía ser imposible. Pero el año pasado, Eva Silverstein y Alexander Westphal de la Universidad de Stanford identificaron dos lugares dentro del paisaje de la versión de inflación eterna de Linde donde tiene lugar (Physical Review D, vol 78, p 106003).

Es un inicio prometedor, pero Tye argumenta que la inflación eterna dentro de la Teoría de Cuerdas no es un tema cerrado. Los físicos podría también empezar con modelos de Teoría de Cuerdas del universo con condiciones iniciales completamente distintas que llevarían a la inflación, aunque no a una eterna.

Los experimentos son la clave para responder a tales preocupaciones, comprobando las predicciones de distintas teorías alternativas. Por ejemplo, la densidad de energía en el modelo propuesto por Silverstein es lo bastante alta para crear potentes ondas gravitatorias, ondas en el espacio-tiempo generadas por la rápida expansión del universo. Tales ondas podrían haber polarizado los fotones del fondo de microondas cósmico, la radiación dejada por el Big Bang, y tal huella aún serían detectables hoy. El satélite Planck de la Agencia Espacial Europea, que tiene previsto su lanzamiento pronto, buscará cualquier polarización.

Si Planck lo ve, apoyará los modelos de Silverstein y la inflación eterna. Pero incluso si experimentos como Planck apoyan la inflación eterna, los teóricos necesitarán una confirmación independiente de las ideas de la Teoría de Cuerdas. Por desgracia ninguna predicción específica de la Teoría de Cuerdas está dentro del alcance experimental actual, pero existe una propiedad clave general que podría confirmarse pronto. La Teoría de Cuerdas requiere que el universo tenga una propiedad conocida como supersimetría, la cual propone que cada partícula conocida tenga un supercompañero más pesado aún no visto. Los físicos buscarán algunos de estos supercompañeros en el Gran Colisionador de Hadrones, el nuevo acelerador de partículas en el CERN cerca de Ginebra en Suiza.

El escenario de un universo canalizándose a través del paisaje también hace una predicción única. Si nuestro universo surgió tras canalizarse de esta forma, entonces la teoría predice que el espacio-tiempo actual estará ligeramente curvado. Esto es debido a que en este escenario, la inflación no dura lo suficiente para hacer que el universo sea totalmente plano.

Las medidas actuales demuestran que el universo es plano, pero la incertidumbre de estas medidas aún deja espacio para que el espacio-tiempo sea ligeramente curvado – ya sea como una silla de montar (curva negativa), o como una esfera (curva positiva). “Si nos originamos en un evento de canalización desde un vacío ancestro, la apuesta sería que el universo está curvado negativamente”, dice Susskind. “Si resulta estar positivamente curvado, quedaríamos muy confundidos. Esto sería un golpe a estas ideas, no hay duda sobre eso”.

Hasta que no aparezca alguno de esos contratiempos lo mejor apuesta seguirá siendo el multiverso y la Teoría de Cuerdas. “Es la mejor opción que conocemos que pueda ser correcta”, dice Weinberg sobre la Teoría de Cuerdas. “Hay un viejo chiste sobre un jugador de póker”, añade. “Su amigo dice, ‘¿No sabes que este juego es retorcido y estás condenado a perder?’ El jugador dice, ‘Sí, pero qué puedo hacer, es el único juego de la ciudad’. No sabemos si estamos condenados a perder, pero incluso si sospechamos que puede ser así, es el único juego de la ciudad”.


Autor: Anil Ananthaswamy
Fecha Original: 4 de mayo de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (16)

  1. Cómo cartografiar el multiverso…

    Hasta hace poco, muchos científicos eran reacios a aceptar la idea del “multiverso”, o incluso luchaban contra ella. No obstante, el reciente progreso tanto en cosmología como en Teoría de Cuerdas han traído un gran cambio de pensamiento. Se de…

  2. Angel

    Como bien recuerda el artículo, cuando Copérnico reformuló la Teoría Heliocéntrica, miles de “erúditos” de la época, consideraron la misma una aberración. Siempre a lo largo de la historia de la humanidad, se han producido cambios muy bruscos en la comunidad científica y gracias a ellos hemos podido avanzar hasta lo que somos. Hoy día, no existen argumentos científicos de peso para descartar la teoría de cuerdas y el multiverso, así como lógicamente tampoco existen para dar veracidad a su existencia, entonces hasta el momento no quedan otras opciones que seguir investigando.

  3. Turok

    Para empezar hacer notar que la teoría de la inflación de Linde, es incompatible con algunos de los tipos de cuerdas, más concretamente con las denominadas IIa y IIb que se corresponden con las de las teorias decadimensionales…siguiré por que aquí hay mucho que comentar y ahora tengo prisa….gotta go!!! back in a few.

  4. palavicini

    muy bueno el articulo, me gusta leer acerca de la teoria de cuerdas

  5. Excelente artículo. :-)

    Respecto a la afirmación última sobre “Es la mejor opción que conocemos que pueda ser correcta”, no sé si estar de acuerdo.

    Mis conocimientos son nulos, pero que yo sepa, por ejemplo, también está la ‘Gravedad cuántica de bucles’ como firme competidor contra las ‘Cuerdas’ como Teoría del Todo ¿no? Además, está tiene la ventaja de porder ser corroborada experiementalmente (punto flaco de la teoría tratada en el artículo traducido).

    Las cuerdas no son “el único juego de la ciudad”…

  6. Iván

    Interesante, y lo que mas sin duda, lo ejemplificador de resulta del funcionamiento de la ciencia como tal, donde las pruebas se imponen haya un lado u otro sin importar que los que las hayan les guste o no.

    Todo lo contrario de lo que vemos estos dias en otros hilos.

  7. Parece que se pone de manifiesto algo terrible por un lado pero que puede abrir la puerta a una nueva forma de hacer física. El aspecto terrible es que la teoría de cuerdas es incapaz de explicar muchas de las cosas que de ella se esperaban: no hace predicciones concretas contrastables, está muy lejos de ser la teoría del todo, no explica el valor de las constantes fundamentales, no puede explicar el valor de la constante cosmológica, predice hasta 10 elevado a 500 posibles formas de “enrrollar” las 7 (o 8) dimensiones extra que no detectamos… Esto es ya de por si un fracaso terrible. Sólo hay una (y esperanzadora) salida: si la teoría de cuerdas es correcta el multiverso existe realmente y nosotros estamos en uno de los pocos en los que es posible la vida. Esto “explicaría” aunque de una forma “antrópica” los valores de las constantes fundamentales, el ridículo valor de la constante cosmológica (de los pocos que permitirían el desarrollo de la vida), etc.
    De esta forma parece que solo se puede hacer una cosa: estudiar el enorme “paisaje” que predice la teoría de cuerdas para encontrar un universo que tenga las mismas características que el nuestro y estudiar posibles predicciones comprobables. La verdad
    es que es increible que solo con herramientas matemáticas podamos explorar el multiverso (si la teoría resulta ser correcta claro). A ver si podemos pronto ver resuelta la pregunta de a donde va a parar la materia que cae en un agujero negro.

    • fernando

      Existen varios argumentos que me hacen receptivo a la idea de los multiversos: el “caprichoso” valor de las constantes fundamentales de nuestro universo parece sugerir que probablemente no sean unos valores “ad hoc”, sino puramente casuales. Eso a su vez abre la puerta a la existencia de un conjunto de leyes más profundo y genérico, del que nuestro universo sería un caso particular entre muchos otros. La propia existencia de unas leyes físicas concretas de entre las infinitas posibles sugiere (de ser éste el único universo), una elección que no terminaba de cuadrarme sin la existencia de un Dios-o-lo-que-sea que tampoco resolvía el problema del inicio, sino que en realidad lo complicaba aún más. Yo siempre había pensado que las dos únicas opciones “lógicas” es que no existiese nada (opción empíricamente descartada), o que por el contrario existiese “todo”.
      La idea del multiverso, por tanto, se me hace menos difícil de digerir. Por último, la famosa visión “antrópica” (sólo los universos con las condiciones exactas para albergar vida van a tener gente que se pregunte por qué el universo es así) también me parece mucho más verosímil que la idea de un único universo que por algún motivo imposible de imaginar resultó ser habitable.
      Vamos, que para un ateo, el multiverso es una elección casi obvia…

      • Estoy deacuerdo contigo Fernando. El multiverso podría explicar también el problema de la asimetría del tiempo: nuestras teorias fundamentales son simétricas en el tiempo pero nosotros observamos un claro “fluir” del tiempo.
        Tomando el multiverso en su conjunto,el tiempo podría ser simétrico (habría universos en los que el tiempo iria al contrario que en el nuestro). Obviamente el multiverso no está exento de problemas: ¿Cuales son las leyes generales que gobiernan el multiverso en su conjunto? ¿Pueden interaccionar de alguna forma los universos entre si? ¿Existen infinitos universos? Y lo más importante: ¿Como demostramos su existencia?
        En mi opinión algo fundamental se nos está escapando, necesitamos una nueva teoría o una modificación fundamental de las que tenemos. Confio en que si hemos inferido la existencia del multiverso matemáticamente éstas nos podrán servir para demostrar su existencia.

  8. turok

    Bueno, como ya perdí el hilo de lo que iba a decir, retomaré el comentario sin seguir el argumentario con el que había iniciado mi comentario.Bien, las observaciones que efectuó el WMAP, confirmarian que tenemos un universo más bien plano(lo cual no es ningún problema para la RG, ya que para curvar el universo se necesita que este sea más bien plano-también aportó pruebas de la inflación, así que tendriamos un universo inflacionario que aumentó exponencialmente unos instantes después del Big-Bang(el problema es que la inflación NO es una teoría de condiciones iniciales-y parece dificil hablar de una teoría del todo sin tener una teoría de condiciones iniciales.La Teoría de cuerdas por su parte, pretendió unificar las dos columnas básicas en las que se sustentan las teorías físicas modernas:La Relatividad General y la Mecánica cuántica(que por ahora parecen irreconciliables).Pero ha resultado que lo que ha hecho la Teoria de cuerdas (10^500 o más teorias en realidad), ha sido más bien lo contrario de lo que pretendia:en lugar de unificar simetrias matemáticas, lo que ha hecho es abrir el camino a los defensores de la idea de un conjunto de multiversos en los cuales cada uno de éllos tendria sus propias leyes físicas, y sus propias constantes(con valores distintos para cada mundo.Esto no es una mera abstracción matemática, las observaciones astronomicas y cosmologicas han abierto una nueva perspectiva cuyos alfiles como dije són dos descubrimientos sorprendentes la existencia de una pequeña constante cosmológica que impide el desgarro de-al menos-nuestro universo acelerado por la gravedad y la idea de un universo inflacionario.Todo éllo conduce a pensar en universos que van siendo creados como burbujas y seleccionados a la manera de la selección adaptativa darwiniana.Esto tambien podría solucionar el problema de la Entropía,(¿por qué nuestro universo fue tan suave, tan ordenado al principio?).Una pluralidad de universos(el multiverso) haría cuadrar el reparto de entropia. Así que los distintos mundos, tendrian distintas propiedades y algunos universos podrian ser más aptos para la vida que otros en los que la vida no se daría.Entre otras cosas si ello fuera así nos cepillariamos el denominado principio antrópico, que, según lo veo, no es otra cosa que la medida de nuestro aún notorio desconocimiento.Así pues conviene recalcar que de dos años a esta parte, contra lo que se pretendia, la Teoría de Cuerdas, tiene como cuestión central, la existencia de un “paisaje”(palabra que utilizó por primera vez Susskind y ha hecho fortuna)de enormes posibilidades.Del mismo modo que en nuestro planeta hay zonas deserticas, zonas humedas, valles inhospitos llenos de gas, desiertos inclementes y vergeles paradisiacos, el multiverso puede estar plagado de mundos con una variedad enorme de “climas” o constantes físicas de distintos valores y por éllo con distintas leyes físicas.Las observaciones cosmológicas y astronómicas van por ahí.

    • Veo que has leido el estupendo libro de Susskind “El paisaje cósmico”. Como bien dices, Susskind defiende la existencia de un multiverso donde cada universo tiene unas leyes de la física distintas y una energía del vacio diferente creandose asi lo que él denomina “paisaje”. En mi opinión resulta dificil no relacionar este escenario con la interpretación de los múltiples universos de la mecánica cuántica.
      Aunque existe una importante diferencia: En la visión de Susskind el multiverso se creó mediante un mecanismo de inflación y en la visión de la mc los universos se “desdoblan” continuamente cada vez que se realiza una medida para “romper” la superposición cuántica (aunque los universos “interaccionan”
      sutílmente durante la superposición por lo que si hay cierta interacción entre ellos).
      La verdad es que este escenario visto desde el método científico tradicional parece pura especulación pero explicaciones radicales como las que requiere la mc por ejemplo requieren cambios conceptuales radicales. Hay que abrir la mente
      (aunque evidentemente sin dejar de hacer ciencia: hay que demostrar las hipótesis).

  9. turok

    No creas.No es pura especulación.Hay inidicios observacionales en astronomía y cosmología provinientes del “WAMP” tanto sobre como la existencia de una constante cosmologica(muy pequeña, pero no cero, 10^-8 cm/seg.) como datos extraidos del Fondo Cósmico de Microondas en los que se observan zonas del universo con pequeñas fluctuaciones térmicas.Esto confirma o da alas a una teoría inflacionista-de la que Linde hizo unos ajustes a Guth.Yo no veo igual los muchos mundos cuánticos a los que te refieres, yo veo más estos universos del multiverso como “burbujas” dentro de una olla de agua hirviendo, en los que muchos de éllos son eliminados por selección natural siendo los que sobreviven seleccionados y con distintas propiedas cada uno de éllos.En cada universo, podrian regir unas leyes físicas diferentes y las constantes tener unos valores distintos en cada ambiente.De tal forma que unos universos con determinadas condiciones iniciales permitirian la vida (que puede ser de muy distintas formas) y en otros universos no se darian las condiciones necesarias y suficientes para la vida.Sí lei ese maravilloso libro de Susskind.Que siendo uno de los padres de la Teoría de Cuerdas ahora se ha pasado al Multiverso, diciendo eso sí, que la Teoría de cuerdas desembocó en todos los diferentes “paisajes posibles”.Un saludo Planck, y que la espectro electromagnético te sea favorable.

  10. Por cierto la semana que viene (el dia 14) está previsto que la ESA lance al espacio el satélite PLANCK. Este satélite viajará al punto L2 donde realizará medidas del fondo cósmico de microondas sin precedentes capaces de discernir la polarización de los fotones. Esto nos permirá nada menos que elegir entre las 2 principales candidatas a teorias de gravedad cuántica: la teoría de cuerdas y la gravedad cuántica de lazos ya que hacen predicciones distintas respecto al patrón de polarización del CMB (aunque es posible que no sea una prueba concluyente de la validez de las cuerdas). Además dará pruebas a favor o en contra de la inflación y mucho más…
    Saludos para ti también Turok.

    • Iván

      ¿No iba ya otro satelite hermano camino de L1?

      • Leviatán

        Hola Iván. No, creo que te refieres a la misión STEREO, con tantas no es raro liarse … jeje
        Las 2 sondas STEREO van a aprovechar su viaje para echar un vistazo a los puntos lagrangianos L3 Y L4 como un plus a la misión. Debiste haberlo leído en el artículo aquel de la búsqueda del planeta perdido.

        Ahora se van a lanzar nuevas sondas : la Planck, que ha referido el comentarista homónimo, y la Herschel, que estudiará la formación de galaxias en los inicios del universo.

        un saludo

      • Hola Ivan, supongo que puedes referirte a la misión que dice Leviatán. Como él ha dicho hay bastantes actualmente en funcionamiento.
        Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *