Un meteorito más orgánico

Algunos pueden contener más ácido fórmico, un precursor de la vida, de lo que se pensaba en un inicio.

Nuevos análisis de un meteorito que cayó en el Lago Tagish en Canadá hace casi una década sugieren que tales cuerpos extraterrestres pueden contener unas concentraciones mucho mayores de ácido fórmico, un precursor químico de la vida, de lo que se pensó anteriormente.

Muchos compuestos químicos orgánicos simples, incluyendo el ácido fórmico, han sido detectados en nubes de gas y polvo en el espacio interestelar (SN: 5/1/04, p. 280). Pero los científicos han encontrado normalmente poco, si es que alguno, ácido fórmico en meteoritos que se formaron dentro de nubes similares que se fusionaron para formar el Sistema Solar. Robert Hilts, químico del Grant MacEwan College en Edmonton, Canadá, dice que esto es probable debido a que el compuesto químico es volátil y se evapora fácilmente a las temperaturas de la superficie de la Tierra. Usando una técnica diseñada para evitar la evaporación del ácido fórmico durante los análisis químicos, él y sus colegas han detectado ahora unas concentraciones sustanciales de compuestos químicos volátiles en un meteorito — el más alto del que se tiene noticia, según anunció Hilts el 24 de mayo en una reunión de la Unión Geofísica Americana.

Muchos trozos del meteorito del Lago Tagish aterrizaron en la superficie helada de 3 metros de grosor de su homónimo en enero de 2000 (SN: 5/19/01, p. 317). Aunque el cuerpo probablemente pesaba unas 60 toneladas cuando entró en la atmósfera, la mayor parte del mismo se quemó cuando pasaba a través de la misma, dijo Hilts. De los cientos de trozos que han sido recuperados, los fragmentos típicos miden aproximadamente 1 centímetro de diámetro y pesan apenas unos gramos. Lo que hace que este meteorito sea especial, no obstante, es que se recuperaron varios trozos grandes sólo una semana después de que cayese en la Tierra, y nunca han sido expuestos a temperaturas por encima de la congelación. De hecho, dice Hilts, muchos de los fragmentos “pasaron unos cuantos años en una bolsa Ziploc en el congelador del compañero que los descubrió” antes de que el equipo de Hilts las recuperase para el análisis.

Los análisis brutos del Lago Tagish revelan que el material tiene aproximadamente un 6 por ciento de carbono, un récord para los meteoritos, dice Hilts. Algo menos de la mitad del carbono está fijado en compuestos químicos orgánicos. Tras extraer estas sustancias con disolventes, Hilts y sus colegas incrementaron el pH de la solución resultante y convirtieron los compuestos orgánicos, incluyendo el ácido fórmico, en sales menos volátiles. Este proceso minimiza la oportunidad de que se evaporen los compuestos volátiles antes de ser detectados y medidos. Entonces el equipo evaporó gran parte del disolvente, convirtió las sales de nuevo en la forma original y aisló los compuestos químicos sumergiendo una fibra absorbente en los restos concentrados de la solución.

Los pasos siguientes en los análisis revelaron un número de compuestos orgánicos incluyendo el ácido fórmico y sustancias relacionadas como ácido acético y ácido cáprico, dijo Hilts.Las concentraciones de ácido fórmico en los fragmentos promediaban aproximadamente 200 partes por millón en peso, unas cuatro veces los niveles encontrados en el anterior poseedor del récord, un meteorito recuperado de la Antártica.

Algunas de las sustancias orgánicas detectadas durante los análisis de las muestras del Lago Tagish — incluyendo plastificadores que probablemente se filtraron de la bolsa Ziploc que mantuvo los fragmentos de meteoritos — eran obviamente contaminantes terrestres, dijo Hilts. Pero el índice de deuterio a hidrógeno en el ácido fórmico, un precursor clave de los compuestos orgánicos que forman las membranas celulares, indican que los compuestos tuvieron un origen extraterrestre. Los hallazgos impulsan la idea de que muchos de las materias primas de la vida en la Tierra podrían haber sido traídos por cuerpos extraterrestres, dijo Hilts.

Los resultados del equipo “son apasionantes”, dice Conel Alexander, geoquímico de la Institución Carnegie para la Ciencia en Washington, D.C. La técnica usada por Hilts y sus colegas ofrece una esperanza a los científicos de que puedan hacer un recuento más completo de las sustancias orgánicas presentes en un meteorito — compuestos que en muchos estudios anteriores probablemente no había sido posible detectar debido a la evaporación durante los análisis, señala Alexander.


Autor: Sid Perkins
Fecha Original: 26 de mayo de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (5)

  1. turok

    Digámos que el universo contiene todos los ingredientes que forman parte de la receta de la vida y que luego si esos ingredientes encuentran la cocina apropiada para ser cocinados, va y aparece la vida.La Tierra es la cocina conocida en la que se ha dado la vida.Por todos los estudios que se vienen haciendo últimamente tanto en Astrofísica como en Química,Astrobiología y ciencias adyacentes, parece que en el universo debe haber más cocinas. Sería muy extraño que con tanto ingrediente grátis no pudiera aprovecharse más que en una sola cocina…

  2. ESPERO LO QUE OPINAN USTEDES SEAN REALMENTE, PERO AL CONTRARIO ES IMPOSIBLE UN METEORITO CON ORGANICO.

  3. SE

    Si lo que dicen es cierto, tal vez los meteoritos pinten bastante en esto y a lo mejor son como los botes de las especias, a lo mejor en otros sitios hacen la comida sin sal xDDDDDDDDDD

  4. Meteoritos como percusores de la vida…

    Algunos pueden contener más ácido fórmico, un precursor de la vida, de lo que se pensaba en un inicio. Nuevos análisis de un meteorito que cayó en el Lago Tagish en Canadá hace casi una década sugieren que tales cuerpos extraterrestres pueden co…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *