Una misión espacial de 18 años llega a su fin

Tras más de 18 años dedicados al servicio, el orbitador solar Ulises tiene previsto su final para el 30 de junio.

El nave conjunta de ESA/NASA finalmente desconectará su transmisor, tras superar varias expectativas anteriores de su apagado.

Ulises es la primera nave en estudiar el entorno del espacio por encima y debajo de los polos del Sol en las cuatro dimensiones del espacio y el tiempo.

Entre un número de innovadores resultados, la misión demostró que el campo magnético del Sol es transportado al Sistema Solar de una forma más compleja de lo que se pensaba anteriormente. Las partículas expulsadas por en Sol a bajas latitudes pueden escalar hacia las latitudes superiores y viceversa, incluso encontrando inesperadamente el camino hacia los planetas.

Esto significa que las regiones del Sol no consideradas anteriormente como posibles fuentes de partículas dañinas para los astronautas y satélites deben ahora ser tomadas en cuenta y monitorizadas con cuidado.

“Ulises nos ha enseñado mucho más de lo que esperábamos sobre el Sol y la forma en la que interactúa con el espacio que lo rodea”, dijo Richard Marsden, Científico del Proyecto Ulises de la ESA y Director de la Misión. El apagado del satélite es una decisión conjunta de las dos agencias y llega un año después del final esperado de la misión.

Hace un año, el suministro de energía del satélite se había debilitado hasta tal punto que se pensaba que las bajas temperaturas causarían que las líneas de combustible se congelaran, haciendo incontrolable a Ulises. Esto no sucedió inmediatamente y los controladores de la nave se dieron cuenta de que podrían mantener caliente y circulando el combustible realizando un breve encendido de los impulsores cada dos horas.

Pero conforme Ulises ha ido alejando de la Tierra, la velocidad de transferencia en las comunicaciones ha bajado, y los directores de la misión decidieron que no podían seguir justificando los costes de mantener a Ulises en funcionamiento.

“Esperamos que la nave cesara su funcionamiento mucho antes”, dijo Paolo Ferri, Director de la División Solar de Operaciones de la Nave y Misiones Planetarias. “Su longevidad es un tributo a los constructores de Ulises y a la gente implicada en las operaciones a lo largo de los años.

Aunque siempre es duro tomar la decisión de terminar una misión, tenemos que aceptar que el satélite está agotando sus recursos y un apagado controlado es el mejor final”.

Tras la desconexión, Ulises continuará orbitando el Sol, convirtiéndose de hecho en un “cometa” artificial.

“Cada vez que alguno de nosotros mire arriba en los próximos años, Ulises estará allí, orbitando silenciosamente nuestra estrella, la cual estudió con tanto éxito durante su larga y activa vida”, dijo Marsden.



Autor: Plantilla de SPACE.com
Fecha Original: 26 de junio de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (4)

  1. Que Lastima que Ulises se despida. siendo la primera sonda en estudio alrededor del sol casi 18 años. como el nunca lo van ha comparar. Siempre de recordaremos desde l tierra.

  2. Una misión espacial de 18 años llega a su fin…

    Tras más de 18 años dedicados al servicio, el orbitador solar Ulises desconectó para siempre ayer, 30 de junio. El nave conjunta de ESA/NASA finalmente apagó su transmisor, tras superar varias expectativas de los diseñadores….

  3. joxemik

    La de cariño que se le coje a estos pequeños aparatos, pena que no podamos darle un sitio en un museo para que la gente vea la genialidad de sus diseñadores, y estudiarlo para ver los efectos del cosmos en tantos años de exposición.
    Adiós Ulises, gracias en nombre de la ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *