Un águila de proporciones cósmicas

ESO ha revelado una nueva e impactante imagen del cielo alrededor de la Nebulosa del Águila, una guardería donde los cúmulos estelares jóvenes forjan monstruosas columnas de gas y polvo.

Situada a 7000 años luz de distancia, hacia la constelación de Serpens (la Serpiente), la Nebulosa del Águila es una deslumbrante guardería estelar, una región de gas y polvo donde las jóvenes estrellas se forman actualmente y donde un cúmulo de estrellas masivas calientes, NGC 6611, acaba de nacer. La poderosa luz y potentes vientos procedentes de estas nuevas llegadas masivas están dando forma a pilares de años luz de longitud, vistos en la imagen parcialmente silueteados contra el brillante fondo de la nebulosa. La propia nebulosa tiene una forma que recuerda vagamente a un águila, con los pilares centrales como “garras”.

El cúmulo estelar fue descubierto por el astrónomo suizo, Jean Philippe Loys de Chéseaux, en 1745–46. Fue independientemente redescubierto aproximadamente 20 años más tarde por el cazador de cometas francés, Charles Messier, que lo incluyó en su famoso catálogo con el número 16, y remarcó que las estrellas estaban rodeadas por un tenue resplandor. La Nebulosa del Águila logró un estatus de icono en 1995, cuando sus pilares centrales fueron fotografiados en una famosa imagen obtenida con el Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA. En 2001, el Telescopio Muy Grande de ESO (VLT) captó otra sobrecogedora imagen de la nebulosa (ESO Press Photo 37/01), en el infrarrojo cercano, dando a los astrónomos una penetrante visión a través del oscurecedor polvo, y mostrando claramente las estrellas que se forman en los pilares.

La imagen recientemente publicada, obtenida con la Cámara de Gran Angular adjunta al telescopio de 2,2 metros MPG/ESO en La Silla, Chile, cubre un área del cielo tan grande como la Luna llena, y es aproximadamente 15 veces más extensa que la anterior imagen de VLT, y más de 200 veces más extensa que la icónica imagen en luz visible del Hubble. Toda la región alrededor de los pilares pueden verse ahora con exquisito detalle.

Los “Pilares de la Creación” están en el centro de la imagen, con el cúmulo de jóvenes eestrellas, NGC 6611, arriba a la derecha. La “Aguja” — otro pilar captado por Hubble – está en el centro a la izquierda de la imagen.

Las características similares a dedos sobresalen del vasto muro de gas frío y polvo, de forma similar a estalagmitas que se elevan desde el suelo de una caverna. Dentro de los pilares, el gas es lo bastante denso para colapsar bajo su propio peso, formando jóvenes estrellas. Esta columna de un año luz de gas y polvo están siendo simultáneamente esculpida. Iluminada y destruida por la intensa luz ultravioleta procedente de las estrellas masivas de NGC 6611, el joven cúmulo estelar adyacente. En unos pocos millones de años — apenas un parpadeo en el ojo universal — se marcharán para siempre.



Autor: Henri Boffin
Fecha Original:
16 de julio de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *