Propulsión láser: Una idea loca que puede brillar por fin

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Nuevos experimentos de propulsión láser están arrojando luz sobre cómo construir futuras naves hipersónicas y lanzar naves a la órbita terrestre.

Efectivamente, una “revolución de luznaves” podrían reemplazar a los viajes en jet comerciales actuales. Los pasajeros podrían ser trasladados de un extremo a otro del planeta en menos de una hora – tiempo apenas suficiente para abrir una de esas impenetrables bolsas de cacahuetes. Además, la propulsión por rayo de energía puede hacer fáciles los vuelos orbitales en lugar de poco convincentes y peligrosos.

Esto es lo que cree Leik Myrabo, ingeniero aeroespacial y profesor en el Instituto Politécnico Rensselaer en Troy, Nueva York. Es un experto en aplicaciones de energía dirigida, sistemas aeroespaciales, energía prima espacial y propulsión avanzada.

Durante las últimas tres décadas, el más ferviente deseo de Myrabo ha sido crear y demostrar ideas viables para propulsión no química de futuros vehículos de vuelo a través de su investigación y de la compañía Lightcraft Technologies, Inc., de Bennington, Vt.

“Normalmente, una nueva tecnología de propulsión necesita 25 años para estar madura…hasta el punto donde puedes realmente utilizarla. Bueno, el momento ha llegado”, dijo Myrabo a SPACE.com.

Hardware real…física real

Las nuevas noticias más brillantes en la propulsión por rayo de energía son que ya hay experimentos en proceso en el Laboratorio de Aerotermodinámica e Hipersónica Henry T. Nagamatsu en el IEAv-CTA en Sao José dos Campos, Brasil.

El trabajo está siendo patrocinado por una colaboración internacional entre la Oficina de Investigación Científica de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos y las Fuerzas Aéreas Brasileñas.

Los experimentos de investigación básica usando lásers de alta potencia están ya en proceso en Brasil, con expertos investigando la física central de motores de picos de aire calentados por láser y propulsión por pulso láser para futuras naves ultra-energéticas.

$En el laboratorio brasileño, hay enlazado un túnel de choque hipersónico con dos lásers de pulso infrarrojo con picos de potencia que alcanzan el rango de los gigavatios – los experimentos de propulsión láser de mayor potencia hasta la fecha, dijo Myrabo.

“En el laboratorio estamos haciendo pruebas de segmento con motores de tamaño real para vehículos que revolucionarán el acceso al espacio”, enfatiza Myrabo. “Es hardware real. Es física real. Estamos obteniendo datos reales…y no sólo estudios en papel”.

“Justo ahora, estamos tratando los datos”, dijo Myrabo. “Cuando enciendes el motor, es un golpe realmente fuerte. Suena como el disparo de una escopeta dentro del laboratorio. Es realmente fuerte”.

Los experimentos de propulsión láser, añade Myrabo, también son relevantes para lanzar nanosatélites (con un peso de 1 a 10 kilogramos) y microsatélites (10 a 100 kilogramos) a la órbita baja de la Tierra.

Autopistas de luz

Crear y volar en las “autopistas de luz” de Myrabo ha sido una empresa metódica paso a paso.

Desde 1996 a 1999, hizo volar prototipos de luznave usando un láser infrarrojo de alta potencia de 10 kilovatios en Campo de Misiles White Sands en Nuevo México. En 2000 – patrocinado por una beca a su compañía – estableció un nuevo récord de altitud de 71 metros para vehículos impulsados por láser en vuelo libre.

Myrabo señala a su nuevo libro “Lightcraft Flight Handbook, LTI-20“, co-escrito con John Lewis y recientemente publicado por Apogee books, para explicar su búsqueda de un acceso barato y seguro al espacio con luznaves propulsadas por rayos.

“La física de la propagación del rayo de energía de alta potencia a través de la atmósfera…no hay mucha experiencia ahí fuera para hacer esto una realidad. Está completamente fuera de lo convencional”, dijo Myrabo. “He estado trabajando en ello durante 30 años. Sé cómo hacerlo”.

Durante décadas, dijo Myrabo, lo que los físicos de propulsión láser han tratado ansiosamente de lograr es un par de dólares por vatio de energía láser. “Eso lo tenemos ya. Es cuestión de voluntad y querer hacerlo. Esta tecnología está a un paso de la realidad comercial”.


Autor: Leonard David
Fecha Original: 29 de julio de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *