Spitzer ve el cosmos a través de sus ojos infrarrojos “cálidos”

Primera imagen cálida de Spitzer

El Telescopio Espacial Spitzer de la NASA está empezando una segunda carrera y tomando sus primeras imágenes del cosmos desde su calentamiento.

El telescopio infrarrojo agotó su refrigerante el 15 de mayo de 2009, más de cinco años y medio después de su lanzamiento. Desde entonces se ha calentado a unos aún gélidos 30 grados Kelvin.

Las nuevas imágenes tomadas con dos de los canales detectores infrarrojos de Spitzágenes tomadas con dos de los canales detectores infrarrojos de Spitzer – dos que trabajan en la nueva temperatura más templada – demuestran que el observatorio sigue siendo una poderosa herramienta para estudiar el polvoriento universo. Las imágenes muestran una animada región de formación estelar, los restos de una estrella similar al Sol, y una galaxia girando alineada con estrellas.

“El rendimiento de los dos canales de longitud de onda corta del Conjunto de Cámaras Infrarrojas de Spitzer básicamente no cambia con respecto al anterior al agotamiento del helio líquido en el observatorio”, dijo Doug Hudgins, científico del programa Spitzer en las Oficinas Central es de la NASA en Washington. “Para ponerlo en perspectiva, eso significa que la sensibilidad de Spitzer en esas longitudes de onda es aproximadamente la misma que un telescopio en Tierra de 30 metros. Esta sobrecogedora imagen demuestra que Spitzer continuará dándonos imágenes y ciencia de primer nivel durante su misión cálida”.

La primera de las tres imágenes muestra una nube estallando con estrellas en la región Cygnus de la galaxia de la Vía Láctea. Los ojos infrarrojos de Spitzer la estudiaron y vieron polvo, revelando jóvenes estrellas incrustadas en sus polvorientos nidos. Una segunda imagen muestra una estrella moribunda cercana — una nebulosa planetaria conocida como NGC 4361 – la cual tiene capas exteriores que se expanden hacia fuera en la extraña forma de cuatro chorros. La última imagen es de una galaxia espiral clásica conocida como NGC 4145, situada aproximadamente a 68 millones de años luz de la Tierra.

“Con el resto de bandas de longitudes de onda más corta de Spitzer, podemos continuar viendo a través del polvo en las galaxias y lograr una mejor visión global de las poblaciones de estrellas”, dijo Robert Hurt, especialista de imágenes en el Centro de Ciencia Spitzer de la NASA en el Instituto Tecnológico de California en Pasadena. “Todas las estrellas son iguales en el infrarrojo”.

Desde su lanzamiento en Cabo Cañaveral, Florida, el 25 de agosto de 2003, Spitzer ha hecho muchos descubrimientos. Incluyen los discos de formación planetaria alrededor de estrellas, la composición de material que forman los cometas, agujeros negros ocultos, miles de millones de galaxias a años luz de distancia y más.

Tal vez el hallazgo más revolucionario y sorprendente de Spitzer implica planetas alrededor de otras estrellas, conocidos como exoplanetas. En 2005, Spitzer detectó los primeros fotones de luz de un exoplaneta. En una inteligente técnica, ahora conocida como método del eclipse secundario, Spitzer fue capaz de recopilar luz de un caliente y gaseoso exoplaneta y conocer su temperatura. Posteriores estudios revelaron más sobre la composición y estructura de las atmósferas de estos mundos exóticos.

Spitzer cálido abordará muchas de las mismas cuestiones científicas que antes. También afrontará nuevos proyectos tales como refinar estimaciones de la constante de Hubble, o el índice al que nuestro universo se extiende; buscar galaxias en los límites del universo; caracterizar más de 700 objetos cercanos a la Tierra, o asteroides y cometas con órbitas que pasan cerca de nuestro planeta y estudiar las atmósferas de planetas gigantes gaseosos que se espera que descubra la pronto la misión Kepler de la NASA.

Como durante la misión fría de Spitzer, estos y el resto de programas son seleccionados mediante competición en la cual están invitados a participar científicos de todo el mundo. Spitzer comenzó oficialmente su misión científica templada el 27 de julio de 2009. Las nuevas imágenes se tomaron mientras el telescopio estaba volviendo a entrar en servicio el 18 de julio (NGC 4145, NGC 4361) y el 21 de julio (Cygnus).


Fecha Original: 5 de agosto de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. Turok

    Extraordinario trabajo el del Spìtzer.Tiene razón el científico, esto es ciencia de primer nivel.Esto sí que es un viaja atrás en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *