Primeros resultados del Conjunto del Telescopio Allen

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Ni una palabra (aún) de ET pero algunas datos útiles que podrían ayudar a resolver un gran misterio sobre la formación estelar.

El Conjunto del Telescopio Allen, unos cientos de kilómetros al norte de San Francisco, es uno de los radiotelescopios más inusuales e innovadores del mundo. Cuando esté completo, la instalación constará de 350 platos, cada uno de 6 metros de diámetro. Esto le proporciona un enorme ángulo de visión de unos 2,5 grados, 17 veces más que su rival más cercano. También es capaz de monitorizar simultáneamente un rango de frecuencias de radio sin precedente entre 0,5 a 11,2 GHz.

La instalación es una operación conjunta entre el Instituto SETI en Mountain View y la Universidad de California en Berkeley, que determina dónde apuntarlo. Allí donde apunte el conjunto, su gran ángulo de visión indica que también pueden estudiarse varias estrellas de interés para el Instituto SETI.

La instalación comenzó a funcionar en 2007 con un conjunto de 42 platos y hoy el equipo ha publicado una interesante actualización de sus primeros resultados y progresos hacia sus distintos objetivos científicos.

La actualización principal son las imágenes que han hecho del movimiento de las nubes de hidrógeno atómico en el espacio intergaláctico entre galaxias cercanas, el cual podría ayudar a resolver uno de los grandes misterios de la formación estelar.

Muchas galaxias no parecen contener suficiente gas para mantener una formación estelar de la forma que esperan los astrónomos. Esto es un misterio pero el hidrógeno atómico puede ser la solución. Los astrónomos no incluyen el hidrógeno atómico en la reserva de la cual crean sus cálculos debido a que el gas se encuentra en mayor parte en las regiones intergalácticas donde la formación estelar no tiene lugar.

Lo que el equipo del Conjunto Allen está buscando son pruebas de que las nubes de hidrógeno atómico son absorbidas en las regiones de formación estelar donde pueden contribuir a la formación estelar.

Esto es interesante y puede arrojar algunos resultados fascinantes en el futuro cercano.

Pero no una palabra aún de emisiones de ET.


Artículo de referencia: arxiv.org/abs/0908.1175: The Allen Telescope Array: The First Widefield, Panchromatic, Snapshot Radio Camera

Fecha Original: 13 de agosto de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *