Cómo el entrelazamiento podría ser determinista

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Un físico ganador del Premio Nobel ha desarrollado un modelo del universo en forma de autómata celular que permite que en entrelazamiento sea determinista.

El universo es un autómata celular en el cual la realidad es simplemente la interpretación de una gigantesca y fantásticamente compleja máquina de cómputo. Esa es la conclusión del físico Gerard ‘t Hooft, ganador del Premio Nobel de Física, que dice que esto también significa que la mecánica cuántica es una teoría determinista.

La nueva característica clave de este modelo determinista es que permite específicamente el fenómeno cuántico del entrelazamiento.

Uno de los mayores debates científicos de la historia fue sobre la naturaleza de la mecánica cuántica y las problemáticas consecuencias de una teoría que es más probabilística que determinista (God no juega a los dados) y segundo es no local, lo que significa que permite la acción fantasmal a distancia del entrelazamiento.

Una forma de resolver este problema es asumir que la mecánica cuántica es una descripción incompleta de la realidad y que una descripción determinista completa puede lograrse usando algunas variables ocultas adicionales. Una teoría, por ejemplo, supone que una variable oculta es la posición de una partícula cuántica.

Otra idea es que la acción fantasmal a distancia puede explicarse mediante variables ocultas que determinan de antemano cómo se comportarán las partículas entrelazadas cuando se midan.

No obstante, las teorías de variables ocultas han sido en gran parte descartadas por los teóricos cuánticos debido a que su estructura matemática lleva a una predicción sobre las correlaciones entre partículas entrelazadas que se ha demostrado incorrecta en numerosos experimentos. Mediante este análisis, las teorías de variables ocultas no pueden subyacer a la mecánica cuántica.

Pero pueden existir muchos tipos de teorías de variables ocultas que no están cubiertas por este argumento.

Hoy, ‘t Hooft dijo que ha encontrado una de ellas: un nuevo tipo de modelo determinista del universo que permite el entrelazamiento. Curiosamente, está basado en un autómata celular, un dispositivo de cómputo que consiste en una rehilla de células que pueden estar en distintos estados dependiendo de de los estados de las células adyacentes.

No es la primera persona en crear un modelo del universo a partir de un autómata celular. El científico independiente Stephen Wolfram cree que el universo se modela mejor a partir de un autómata celular que a partir de las leyes convencionales de la física. Ed Fredkin, científico computacional del MIT, ha propuesto una idea similar. Y el matemático John Conway, desarrolló el famoso Juego de la Vida a partir de un autómata celular.

Por lo que ‘t Hooft está en buena compañía.

No obstante, su modelo tiene un número de deficiencias de las que parece ser muy consciente. Tal vez el más serio sea que el modelo carece de muchas de las simetrías más básicas de las que disfruta nuestro universo, como la simetría rotacional.

Pero ‘t Hooft se defiende diciendo: “Se podría argumentar que el argumento de la simetría no debería entrar en la discusión de la interpretación de la mecánica cuántica”. Aunque cómo hacer este argumento no está claro.

Creo que es obvio decir que las ideas de ‘t Hooft no disfrutan de un amplio apoyo. Por otra parte, eso no es una medida real de su eficacia. La verdadera pregunta es si ‘t Hooft puede hacer predicciones que permitirían a otros científicos poner a prueba su modelo.


Artículo de Referencia: arxiv.org/abs/0908.3408: Entangled Quantum States in a Local Deterministic Theory
Fecha Original: 26 de agosto de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *