Buscando vida como no la conocemos

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Cuando discutimos la posibilidad de encontrar vida en otros mundos, normalmente solemos usar la frase “vida – como la conocemos”. Pero hemos quedado sorprendidos por exóticas formas de vida incluso en nuestro propio mundo y tenemos que descubrir cómo podría evolucionar la vida en cualquier parte con una bioquímica distinta en entornos alienígenas. Los científicos en un nuevo instituto de investigación interdisciplinario de Austria están trabajando para comprender la vida exótica y cómo podríamos encontrarla.

Tradicionalmente, los planetas que podrían mantener vida se buscan en las ‘zonas habitables’, la región alrededor de una estrella en la que planetas similares a la Tierra con atmósferas de dióxido de carbono, vapor de agua y nitrógeno podrían mantener agua líquida en sus superficies. Consecuentemente, los científicos han buscado biomarcadores producidos por la vida extraterrestre con metabolismos que recuerdan a los terrestres, donde el agua se usa como disolvente y los bloques básicos de la vida, los aminoácidos, están basados en el carbono y el oxígeno. No obstante, éstas pueden no ser las únicas condiciones bajo las que evolucione la vida.

La Universidad de Viena estableció un grupo de investigación para Disolventes Alternativos como Base para Soporte Vital en Sistemas (Exo-)Planetarios en mayo de 2009, bajo la dirección de Maria Firneis.

“Es hora de hacer un cambio radical en nuestra visión geocéntrica de la vida tal y como la conocemos en la Tierra”, dijo el Dr. Johannes Leitner, del grupo de investigación. “Incluso aunque éste es el único tipo de vida que conocemos, no puede descartarse que las formas de vida hayan evolucionado en algún lugar que no dependa del agua ni del metabolismo basado en el oxígeno y el carbono”.

Un requisito para los disolventes de soporte vital es que permanezcan líquidos a lo largo de un amplio rango de temperatura. El agua es líquida entre 0°C y 100°C, pero existen otros disolventes que son líquidos a más de 200 °C. Tales disolventes permitirían un océano en un planeta más cerca de la estrella central. También es posible el escenario inverso. Un océano líquido de amoniaco podría existir mucho más lejos de una estrella. Además, el ácido sulfúrico puede encontrarse dentro de las capas de nubes de Venus y ahora sabemos que lagos de metano/etano cubren partes de la superficie del satélite saturniano Titán.

Por consiguiente, la discusión sobre la vida potencial y las mejores estrategias para su detección está en marcha y no sólo se limita a exoplanetas en zonas habitables. El grupo de investigación recientemente formado en la Universidad de Viena, junto con otros colaboradores internacionales, investigará las propiedades de un rango de disolventes aparte del agua, incluyendo su abundancia en el espacio, sus características térmicas y bioquímicas así como su capacidad para dar soporte al origen y evolución de metabolismos que ayuden a la vida.

“Incluso aunque la mayor parte de los exoplanetas que hemos descubierto hasta el momento son probablemente planetas gaseosos, es cuestión de tiempo que se descubran exoplanetas del tamaño de la Tierra”, dijo Leitner.

El grupo de investigación discutió sus ideas iniciales en la Conferencia Europea de Ciencias Planetarias en Potsdam, Alemania.



Autor: Nancy Atkinson
Fecha Original: 17 de septiembre de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *