El libre albedrío no es una ilusión después de todo

Los defensores del libre albedrío se animan. Un experimento de referencia de la década de 1980, que se proponía demostrar que el libre albedrío no existe, está siendo desafiado.

En 1983, el neurocientífico Benjamin Libet pidió a sus voluntarios que se colocaran electrodos en el cuero cabelludo para doblar un dedo o la muñeca. Cuando lo hacían, los movimientos eran predichos por una caída en la señal que se registraba, llamada el “potencial de predisposición (RP)”. Libet interpretó este RP como la preparación cerebral del movimiento.

Crucialmente, la RP aparecía unas décimas de segundo antes de que los voluntarios dijeran lo que habían decicido mover. Libet concluyó que los procesos neuronales inconscientes determinan nuestras acciones antes de que seamos conscientes de haber tomado una decisión.

Desde entonces, otros han citado el experimento como la prueba de que el libre albedrío es una ilusión – una conclusión que siempre fue controvertida, particularmente dado que no existen pruebas de que la RP represente la decisión de moverse.

Decisión firme

Escépticos desde hace mucho tiempo de la interpretación de Libet, Jeff Miller y Judy Trevena de la Universidad de Otago en Dunedin, Nueva Zelanda, intentaron desentrelazar lo que provoca la RP usando un experimento similar, con una diferencia clave.

También usaron electrodos en el cuero cabelludo, pero en lugar de dejar que los voluntarios decidieran cuándo moverse, Miller y Trevena les pidieron que esperasen un tono de audio antes de decidir si pulsar o no una tecla. Si la interpretación de Libet era correcta, razona Miller, la RP debería ser mayor tras el tono cuando una persona elige pulsar la tecla.

Aunque hubo RP antes de que los voluntarios tomaran sus decisiones de moverse, la señal era la misma si elegían pulsar la tecla o no. Miller concluye que la RP puede ser simplemente un signo de que el cerebro está poniendo atención y no indica que se ha tomado una decisión.

Miller y Trevena también fallaron al encontrar pruebas de toma de decisiones subconsciente en un segundo experimento. Esta vez solicitaron a los voluntarios que pulsaran una tecla tras el tono, pero decidir en el acto si usar la mano derecha o izquierda. Dado que un movimiento en los miembros derechos se relacionan con las señales del cerebro en el hemisferio izquierdo y viceversa, razonaron que si había un proceso inconsciente dirigiendo la decisión, la zona del cerebro en la que ocurra debería depender de qué mano se elija. Pero no encontraron tal correlación.

Cambio de paradigma

Marcel Brass de la Universidad de Ghent en Bélgica dice que es incorrecto usar el resultado de Miller y Trevena para reinterpretar el experimento de Libet, en el cual no se apresuraba a los voluntarios a que tomasen una decisión. El tono de audio “cambia el paradigma”, por lo que no pueden compararse, comenta. Es más, en 2008, él y sus colegas detectaron patrones en la actividad cerebral que predecían mejor que el azar si un sujeto presionaría o no una tecla, antes de que fuese consciente de tomar una decisión.

Pero Frank Durgin, psicólogo en la Facultad Swarthmore en Pennsylvania, dice que los resultados de Brass “parecen minar la interpretación preferida de Libet”, aunque no la contradice abiertamente.

Revistas de referencia: Libet Brain, vol 106, p 623; Trevena and Miller Consciousness and Cognition, DOI: 10.1016/j.concog.2009.08.006; Brass Nature Neuroscience, DOI: 10.1038/nn.2112

Autor: Anil Ananthaswamy
Fecha Original: 23 de septiembre de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (20)

  1. De facto, parece que el código genético marca o al menos “determina en última instancia”, que diría el viejo aquel, qué tipo de racionalidad emplea cada especie para la toma de decisiones.

    La racionalidad colectiva de las colonias de hormigas es un gran ejemplo, aquí os dejo un reportaje:

    http://www.divulgauned.es/spip.php?article145

  2. El libre albedrío no es una ilusión después de todo…

    Un experimento de referencia de la década de 1980, que se proponía demostrar que el libre albedrío no existe, está siendo desafiado….

  3. LOKI

    Otra chorrada más como la del universo holográfico del GEO600.
    ¿Y quien le hace pruebas a los que hacen los experimentos para ver si se trata de libre albedrío o no lo que están haciendo?

    Todos estos experimentos lo que intentan hacer es ir en contra de la no existencia del libre albedrío. Lo que me resulta curioso es ver que las personas que se denominan científicos y que tratan de darle sentido a todo lo que nos rodea, sean tan ingenuos de pensar que las cosas suceden porque sí, sin ningún patrón definido.

    Así se justifica la limitación científica humana con términos como infinito o libre albedrío. Entiendo que sea así, pero no que no se quiera reconocer y se intente maquillar con estos experimentos sin fundamento.

    • ¿Y quien le hace pruebas a los que hacen los experimentos para ver si se trata de libre albedrío o no lo que están haciendo?

      ¿Influye para algo en el resultado del experimento?

      Todos estos experimentos lo que intentan hacer es ir en contra de la no existencia del libre albedrío.

      No es que no hayas leído el artículo, es que ni siquiera el título.

      • LOKI

        Lo siento pero no comprendo. Reconozco que por despistado pueda haberme equivocado, pero lo que yo entiendo del título:

        “El libre albedrío no es una ilusión después de todo”

        y el principio del artículo:

        “Los defensores del libre albedrío se animan. Un experimento de referencia de la década de 1980, que se proponía demostrar que el libre albedrío no existe, está siendo desafiado.

        Lo que se desafía es la idea de ese primer experimento que se proponía demostrar que el libre albedrío no existe.

        No sé, o me he vuelto muy tonto y no se lo que escribo o no te acabo de comprender.

  4. El artículo (como siempre que se toque este tema) es de interés para todos, y, al leer lo que los compañeros manifiestan en sus comentarios, llego a la conclusión de que todo será siempre objeto de controversia. Ponerse de acuerdo nunca resultará sencillo y, para eso, amigos míos, existe eso que se llama Ciencia.

    Según parece, finalmente, el libre albedrío podría estar presente en nosotros, y, por mi parte, creo que sí lo está, cada cual, elige en función de una serie de factores que les condiciona: Educación y preparación intelectual, base científica, entorno, carácter personal, etc.

    No es alejado de la reaqlidad el pensar que, cada cual, forma en su mente la propia realidad del mundo que les rodea que, como digo antes, está condicionado por esos factores y, de esa manera, podemos “ver” el mismo mundo de manera diferente los unos y los otros.

    En nuestro cerebro tenemos cien mil millones de neuronas, tantas como estrellas pueda haber en la Vía Láctea, y, si con ese ejercito trabajando para nosotros no somos capaces de tomar una decisión…Apaga y vamonos.

    Lo que ocurre es que, las decisiones se toman en función de una serie de parámetros o factores que nos ilpulsa a tomarlas: Dolor, odio, alegría, sentimientos y un sin fin de factores que, de una u otra manera nos condiciona, y, todos esos factores surgen de los apartados que antes mencionaba de la preparación de cada cual y su entorno, las experiencias vivídas, etc.

    Pero, sobre todo, habrá que pensar en que estamos hablando de algo tan complejo que, sin temor a equivocarme, compararía con la complejidad misma de la Naturaleza: El cerebro.

    La Ciencia, aún hoy día, aunque mucho se ha avanzado, no conoce lo que el cerebro es, y, muchas veces, hasta doctos científicos, se toman la licencia de emitir juicios que, de ninguna manera están apoyados por una base científica pura.

    Muchas veces se promueven procedimientos “científicos” que, en realidad, no lo son, supuestamente capaces de resolver un sin fin de problemas, enigmas o incognitas que están presentes en este momento y de cuyo peso, es portadora nuestra inmensa ignorancia.

    La pseudociencia puede ser cualquier conjunto de conocimientos, métodos, creencias o prácticas que, alegando ser científicas, en realidad no se rigen por el método científico (no digo que sea este el caso) y usualmente se encuentra en conflicto con el consenso tradicional de la ciencia.

    Sus principales características son: el empleo de afirmaciones vagas, exageradas o indemostrables, la autoconfidencia en vez del criticismo y la ausencia de algún progreso en el desarrollo de la teoría o el modelo específico del que hablamos o ponemos el ejemplo y, desde luego, una serie de experiencias parciales no es nada definitivo que autorice a emitir un veredicto final sobre ningún tema tratado, ya que, al menos sería pretencioso y osado, sino irresponsable.

    De todo este tema de la Conciencia y del cerebro sabemos muy poco aún, y, desde luego, esto no quiere decir que el estudio de la Conciencia esté fuera del ámbito de la Ciencia, todo lo contrario, pero si hablamos de ello debemos hacerlo con la precaución que tan tremenda complejidad requiere. Recuerdo a uno de los grandes genios que han sido comentar que, nunca podremos estudiar la Naturaleza al completo, ya que, al formar nosotros parte de ella, introducíamos una incertidumbre que siempre, dejaría limitado dicho estudio debido a nuestra propia presencia: Intervenimos derectamente sobre el objeto a estudiar y, tal realidad, nos deja desposeídos de la objetividad que sería deseable.

    Cada mente un mundo.

    ¿La realidad? ¿Existe en verdad eso?

    ¿El libre Albedrío? ¡Qué bonito! pero, ¿nos podemos permitir ese lujo o estamos condicionados por el mundo en el que vivímos?

    Ya me gustaría tener sabiduría para poder contestar a esas preguntas.

    Avanzamos en ese campo pero muy lentamenta, la complejidad es superior a nuestros conocimientos de hoy, y, a veces, ni sabemos plantear una pregunta porque nos faltan conocimientos para poder hacerla, y, cuando al fín, adquirimos esos conocimientos (en realidad la llave que abre la puerta donde está la respuesta deseada, nos encontramos con una sala grande llena de otras puertas y en la parte superior de sus dinteles, todas, sin excepción, llevan colgado letreros que dicen: Materia y energía oscura, teoría de cuerdas, casamiento de la gravedad y la mecánica cuántica, la materia, Bog bang sí o Big Bang no, nuestro cerebro, la Conciencia, y, una larga hilera de puertas con sus letreros que nos recuerdan la inmensa ignorancia que la Humanidad tiene que superar) sólo nos sirven para darnos cuenta de que otros muchos nos quedan lejos.

    ¡El Libre Albedrío? ¿Qué es eso?

    • LOKI

      Manuel Hermán, no hay por qué disculparse. Sé que mi tono puede ser malinterpretado pero os prometo que todo lo que digo lo hago bajo el respeto a todos y a todas las ideas, con discrepancias muy claras a veces y con una exposición quizá demasiado “pasional” pero es sin ánimo de causar malestar.

    • LOKI

      Emilio Silvera, te expresas bastante mejor que yo la verdad :)

      Bueno, estoy de acuerdo contigo en que todo es complejo y cuando se resuelve una complejidad de estas, surgen otras cien mil más. Sin embargo, aunque tengamos la cantidad de neuronas que mencionas o los mecanismos más complejos instalados en nuestro cerebro, no es argumento suficiente (bajo mi punto de vista) como para creer que tomamos nuestras propias decisiones.

      Al final todo esto es una batalla de conceptos y seguramente y como he dicho muchas veces el problema está en las preguntas que no son las adecuadas.

      Otra cosa que me he cansado de repetir es que mientras no conozcamos como funciona nuestro cerebro no seremos capaces de comprender la complejidad de lo que nos rodea.

      Podemos formar parte de “algo”, y cumplir una función específica en ese “algo” y no ser conscientes de ello. Si “alguien” observa nuestro comportamiento a través de un microscopio, quizá nos vea como vemos nosotros a cualquier bacteria de andar por casa.

      Si las cosas se hacen de una manera determinada y no de otra totalmente distinta, es porque hay una razón para ello.

      Si hemos desarrollado ciudades, automóviles, aviones y cohetes y no hemos desarrollado agujeros negros es porque nuestro “programa” no contempla esa posibilidad.

      Es un ejemplo un poco malo, y repito, me explico bastante mal, pero mi opinión es que de ninguna manera lo que se conoce como autonomía humana de pensamiento, o libre albedrío es algo que decida nuestra mente, si no más bien que todo forma parte de un proceso mucho más complejo y que engloba otro tipo de percepciones extrasensoriales que contribuyen a nuestro modo de vida.

      Espero que todo esto no se confunda con las llamadas pseudociencias o con algún tipo de creencia de caracter religioso, si no más bien se tome como algo que foirma parte de nuestra existencia.

    • Esto es para ti Emilio.

      El que reconozcas el libre albedrio como capacidad humana de decidir uno por si mismo, es ya un logro de por si humano de tu parte.

      Solo queria decirte que en la biblia es donde se haya por primera vez esta exprecion “libre albedrio” justo despues cuando el hombre fue creado. La ciencia solo corrobora esta verdad que tiene miles de anos que se puso por escrito para confirmar al hombre que disponia de esta capacidad.

      El libre albedrio nos diferencia de las maquinas creadas por el hombre, cuya funcion es la de automatas que se mueven a nuestra voluntad y no de la suya propia como lo hacemos nosotros. No te digo mas pero me siento satisfecho de ver que al final la verdad se impone sobre la falsedad.

  5. Turok

    Vaya ya salío de nuevo el coñazo de libre albedrio sí, libre albedrio no.Este debate es más antiguo que….sí eso que está usted pensando.Que libre albedrio ni que niño muerto…No, hombre no, que va.En realidad se trata del colapso de la función de ondas.Tal colapso define un estado y ese estado define un “pensamiento”, una idea.Antes del colapso las ideas estaban en una superposición de estados(lo cual está muy bien para hacer de gato…por liebre).Entonces…zás…te da el colapso y tienes un pensamiento(o una idea, aunque sea una gilipollez).Semejante paparrucha ha sido defendida por algunos filosofos “cosmologicoteogonicos”.Well, quizás me equivoque, pero este tipo de debates (¿Tienes libre albedrio?, lo tiene tú abuela?)me parece lo suficiente estéril como para dedicarse a coleccionar sellos en vez de abordar tan estúpida cuestión.Al fin y al cabo en base al libre albedrio, uno puede, si le hace ilusión,pensar que lo tiene..allá el o ella.De todos modos si a alguien le sigue interesando el tema del libre albedrio tengo entendido que van a salir a la calle unos fasciculos dedicados al tema, parece que se llamarán:”Construya su libre albedrio en quince dias”.Prometen además, profesores autóctonos del país del libre albedrio.En resumen, me parece más fundamental,por ejemplo, averiguar que diablos miden los relojes.Good night and good luck. Y que el libre albedrio les sea propicio.Sure, my love, i die for you.

    • SerShi

      jajajajaja!! Muy buena definición de lo que es el fútbol!! Aunque reconozco que me gusta, como deportista que soy.

      Un saludo!

      • Turok

        Gracias.Pienso que el fútbol puede gustar, claro.Pero una cosa es el fútbol, y otra cosa es venerar a cuatro mercenarios que no se cansan de repetir:”siempre había soñado con jugar en este equipo”.”De pequeño sabía que acabaría aqui” y otras sandeces por el estilo.A estos señores lo único que les preocupa son sus cuentas corrientes y nada molientes por cierto.No me parece mal que les guste el dinero .la juerga. los coches caros y sus ligues diarios.(si hay primos que se lo pagan, hacen bien en aprovecharse)Lo que me parece mal, es que muchos de ellos apenas sepan utilizar el sentido común y se expresen como si aún estuvieran aprendiendo a hablar.Sus tópicos insoportables, y en general su precaria cultura, y no digamos científica, me resulta profundamente irritante.He dicho.

    • Vaya turok si que te pones medio fuera de tiro!!!

      Estaras tan cerrado de mente o que? o eres tan tonto que no te das cuenta de que el mundo se mueve sobre la base de decisiones diarias por parte de todos los que componemos la humanidad?

      El libre albedrio es una realidad en la vida diaria, o lo tomas o lo dejas, pero eso no te libra de las consecuencias que vienen como resultado de las decisiones que tomas en tu vida. Decide robar y ya veras que tal decision te trae mala vida, o por el contrario trabaja y veras que es satisfactorio. No se si seras capaz de entender lo que te digo pero creo que dependiendo de eso podras entenderlo. Un saludo.

      • Turok

        ¡¡¡Canastos!!! .vaya sorpresa por ahí abajo…Por cierto, eternlife, yo a quien me trabajo es a TMLVD..¿Hablas inglés?…Sí, amigo eternlife, lo que tu describes como libre albedrio es más o menos una capacidad de elección, que poco o nada tiene que ver con la cuestión.No voy a negar que el asunto del “Libre albedrio” podría afectar a la ciencia de alguna manera.Quiero decir que no es una mera disquisición filosófica “teologicosmogonica”.Por ejemplo, puedes leerte algo de John Conway, que habla del teorema del libre albedrio(su teorema), pero puedes leerte tambien a Dan Dennet que creo que es en su libro “La Evolución de la Libertad” en las que Dennett mantiene cosas como estas:” En realidad el determinismo es perfectamente compatible con la noción de que algunos eventos no tienen ninguna causa”.La idea central del libro (que recomiendo a los que deseen profundizar en esta materia, es que la libertad y el determinismo son compatibles.Parecen juegos malabares tales afirmaciones, pero resulta difícil refutar lo que Dennett afirma.

  6. Como opinion os puedo decir que la intuicion me indica que igual que cayo el mito clasico de que conociendo todas las fuerzas sobre los planetas podriamos deducir sus posiciones en el pasado o en el futuro y luego ha resultado que con tres o mas cuerpos se puede tener un sistema caotico e impredecible casi por variaciones de magnitud cuanticas. O la precision ilimitada que nos daba conocer las leyes diferenciales del movimiento o del electromagnetismo y luego nos encontramos con Heisemberg.
    Por tanto pienso que aun conociendo todas lascircunstancias vigentes en ese momento, la educacion, motivacion, etc nos aparecerian respuestas diferentes, esto es libre albedrio. Esto que significa, pues que despues de ser logicos, cientificos y aparentemente sostenidos por leyes, nos comportamos aleatoriamente (irracionalmente). Pero nos llamamos seres racionales.
    Tambien resulta curioso como la naturaleza se comporta fractalmente y se repite asi misma en diferentes niveles de detalle y bajo distintas imterpretaciones. Esto ya no lo puede entender ni Dios.
    GRACIAS……………………………………………

  7. LOKI

    Estamos compuestos de energía y rodeados de la misma. El que esa energía no “piense” de igual manera que nosotros, no quiere decir que no sea inteligente en modo alguno.

  8. El Perillas

    Menos mal que Turok y TAMLVD han puesto un poco de humor, gracias a que me estoy riendo de lo lindo he omitido mi comentario de turno hacia los evangelistas del septimo dia, ¿o del octavo?… jo que memoria, ah!!! eso era alien el octavo pasajero, como las dos cosas son ficción no me aclaro.
    Bueno, lo dicho, suscribo la idea de que aun no sabemos como funciona nuestro cerebro, así que me encomiendo a Penrose y Hameroff y a tantos científicos que están estudiando el tema para que algún día lo aclaren. Por el momento no me decanto por el libre albedrío.

    • loly

      El colapso de la función de onda es un proceso físico relacionado con el problema de la medida de la mecánica cuántica consistente en la variación abrupta del estado de un sistema después de haber obtenido una medida.

      El aspecto no local de la naturaleza sugerido por el Teorema de Bell, se ajusta a la teoría cuántica por medio del colapso de la función de onda, que es un cambio repentino y global de la función de onda como sistema. Se produce cuando alguna parte del sistema es observada. Es decir, cuando se hace una observación/medición del sistema en una región, la función de onda varía instantáneamente, y no sólo en esa región de la medida sino en cualquier otra por muy distante que esté.

      Las partes de un sistema están correlacionadas entre sí y, por lo tanto, un incremento de la información aquí está acompañado por un incremento de la función del sistema en cualquier otra parte. Sin embargo en la teoría cuántica este colapso de la función de onda es tal que aquello que ocurre en un lugar distante, en muchos casos tiene que depender de lo que el observador eligió observar . Lo que uno ve allí depende de lo que yo hago aquí .

      El teorema de Bell o desigualdades de Bell se aplica en mecánica cuántica para cuantificar matemáticamente las implicaciones planteadas teóricamente en la paradoja de Einstein-Podolsky-Rosen y permitir así su demostración experimental

      El teorema de Bell muestra que las predicciones de la mecánica cuántica (MC) no son intuitivas, y afecta a temas filosóficos fundamentales de la física moderna.

      Afirma que:

      Ninguna teoría física de variables ocultas locales puede reproducir todas las predicciones de la mecánica cuántica.

      Paradoja de Einstein-Podolsky-Rosen , denominada «Paradoja EPR», consiste en un experimento mental propuesto por Albert Einstein, Boris Podolsky y Nathan Rosen en 1935.

      El experimento planteado por EPR consiste en dos partículas que interactuaron en el pasado y que quedan en un estado entrelazado. Dos observadores reciben cada una de las partículas. Si un observador mide el momento de una de ellas, sabe cuál es el momento de la otra. Si mide la posición, gracias al entrelazamiento cuántico y al principio de incertidumbre, puede saber la posición de la otra partícula de forma instantánea, lo que contradice el sentido común.

      Por tanto critica dos conceptos cruciales: la no localidad de la mecánica cuántica (es decir, la posibilidad de acción a distancia) y el problema de la medición.
      La paradoja EPR está en contradicción con la teoría de la relatividad, ya que se transmite información de forma instantánea entre las dos partículas. De acuerdo a EPR, esta teoría predice un fenómeno (el de la acción a distancia instantánea) pero no permite hacer predicciones deterministas sobre él; por lo tanto, la mecánica cuántica es una teoría incompleta.

      Sure, my love, i die for you.

    • Turok

      I love your comment, “El Perillas”.Por la sencilla razón de que me caen muy bien los tipos que tienen sentido del humor.De todos modos no creas que sólo es humor.Pero bueno esta sería otra historia.Por lo demás tengo para mí, que vamos a seguir discutiendo sobre “el amor libre”, digo, perdón, sobre “el libre albedrio” hasta que el Sol tenga la bondad de comerse su hidrogeno (aunque bien pudiera ser más que el atracón de hidrogeno,una disociación nuclear-emisión de neutrones-que decae en hidrogeno)y convierta la Tierra en carbonilla (aunque algunos dicen que eso no sería así, da lo mismo tampoco estaremos aquí-ni en ninguna parte-para comprobarlo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *