El Sol podría estar entrando en un periodo extendido de calma

Sol

Investigadores de los Estados Unidos pueden haber descubierto más pruebas de que el Sol está entrando en un periodo extendido de actividad tranquila, uno como no se ha visto desde el siglo XVII. El impacto que esto puede tener en el clima apenas se conoce pero serían buenas noticias para los satélites de comunicaciones, los cuales evitarían los dañinos impactos del clima espacial.

Los científicos han sabido desde hace tiempo que la actividad magnética del Sol varía a lo largo de ciclos de aproximadamente 11 años. Una mayor actividad magnética lleva a más “manchas solares”, o zonas oscuras visibles en la superficie solar. Estas manchas solares son regiones donde las líneas de campo magnético se retuercen debido a una rotación diferencial en las capas exteriores del Sol.

Las manchas solares particularmente violentas pueden dar como resultado una súbita liberación de energía magnética en forma de llamaradas solares, las cuales causan que se viertan protones y electrones al espacio. Algunas de estas partículas pueden alcanzar el cinturón de radiación de Van Allen de la Tierra – la región externa del campo magnético de la Tierra – donde se aceleran a velocidades que se aproximan a la de la luz. Durante el máximo solar, cuando el número de manchas solares están en su pico, la abundancia de partículas en el cinturón de radiación pueden convertirse en un peligro real para los satélites que allí residen.

Calma extendida

Esperábamos alcanzar el siguiente máximo solar alrededor de 2011–2012. No obstante, los expertos en clima espacial se han visto sorprendidos los últimos años al tener que informar de las pocas señales del número de manchas solares que se han observado desde el último mínimo solar en 2006. Esto ha llevado a algunos científicos espaciales a predecir que estamos yendo hacia otro periodo prolongado de actividad tranquila de manchas solares, el último de los cuales se observó entre 1645 y 1715 en un periodo conocido como “Mínimo de Maunder”.

En su última investigación, Sarah Gibson del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR) en Colorado y sus colegas se centraron en otro proceso mediante el cual el Sol descarga energía. Observaron los flujos de menor energía del plasma que transporta protones y electrones hacia la Tierra a un ritmo más constante que las tormentas asociadas con las manchas solares. Los científicos habían pensado anteriormente que estos flujos desaparecían en gran parte durante periodos de actividad tranquila de manchas solares.

Los investigadores encontraron que el efecto del Sol en los cinturones de radiación de Van Allen era tres veces mayor en 2008 que el efecto registrado en 1996 durante el anterior mínimo solar. El resultado fue una sorpresa dado que el actual mínimo solar tiene menos manchas solares que cualquier mínimo de los últimos 75 años.

La fuerza es un signo de debilidad

Gibson dijo a physicsworld.com que podría ser que la actual “debilida del Sol” fuese resultado de unos flujos solares reforzados. Esto se debe a que durante el máximo solar, cuando aparecen en abundancia manchas solares, el fuerte campo magnético solar actúa para contener los flujos solares. No obstante, cuando la actividad solar es muy tranquila, esto es una señal de que está significativamente debilitado y puede permitir que flujos solares más fuertes escapen a través de los “agujeros coronales”. “El viento solar puede impactar en la Tierra como una manguera cuando no hay virtualmente manchas solares”, comenta.

Los flujos solares particularmente fuertes de 2008 podrían, de acuerdo con Gibson, ser otro signo de que el Sol está en un estado inusualmente débil en este momento. El estudio también genera cuestiones sobre cómo los flujos pueden haber afectado a la Tierra en el pasado cuando el Sol pasó por largos periodos de baja actividad de manchas solares.

Steven Schwartz, físico atmósferico y espacial del Imperial College de Londres concuerda en que el clima espacial y los modelos climáticos podrían beneficiarse de una mejor comprensión de la actividad magnética del Sol y su impacto en la Tierra. “Esta investigación demuestra que aunque sabemos mucho sobre el Sol y su impacto en la Tierra, aún hay elementos importantes que no comprendemos completamente”, dijo.

En términos de amenaza actual para los satélites procedente del clima espacial, estos últimos hallazgos pueden ser buenas noticias para las compañías de satélites de comunicaciones que temen que temer que las coass puedan haber “ido demasiado bien” en los últimos años. Dado que las condiciones de clima espacial para los satélites se suponían excelentes, ha habido poca seguridad de que la tecnología aún pudiera funcionar con unas condiciones más hostiles cuando nos acercamos al siguiente máximo solar. “Esta tecnología logró superar el pico de este flujo solar, el cual ahora está amainando, por lo que debería estar en buen estado cuando se incremente la actividad de llamaradas solares”, dijo Doug Biesecker, científico climático espacial en NOAA.



Autor: James Dacey
Fecha Original: 23 de septiembre de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (9)

  1. karlox

    A ver si lo entiendo: ¿Se puede inferir del artículo que la ausencia o escasa presencia de manchas solares va asociada a un incremento en el flujo y/o viento solar? El referido máximo de flujo del 2008 no parece sino una flutuación al alza dentro de un período de mínimos tanto en flujo, como en manchas, período de mínimos del que deberíamos haber salido pero que se está intensificando para sorpresa de astrofísicos que están más que contentos por poder estudiar un mínimo solar tan especial con la tecnología actual, lo que ha sido posible por primera vez en la historia humana.
    La información que menciono la encuentro en SOLARCYCLE24.com, sitio que ya me permití recomendar en otra entrada reciente. Esta página es un recopilatorio actualizado cada dos minutos de todos los datos solares desde todas las fuentes públicas disponibles: una gozada poder contemplar de un vistazo cómo está nuestra estrella en ese mismo momento. Os lo recomiendo de nuevo
    Pero no me cuadra lo dicho en el artículo por Gibson con la observación de las gráficas de viento solar y manchas solares de los ciclos 23 y 24… Tal vez no haya entendido bien el concepto, pero con sus picos y dientes de sierra el flujo, viento y manchas solares marcan una sinusoide dentro de cuyo ciclo se encuentra tanto el correspondiente máximo solar como luego el mínimo, en el que estamos.
    Tampoco entiendo, please kanijo ayuda, la implicación de la siguiente frase:
    “El viento solar puede impactar en la Tierra como una manguera cuando no hay virtualmente manchas solares”
    Comentario al margen: algo he leído reciéntemente sobre algunos científicos que están tratando probar una relacción causal directa -aunque con efecto retardo- entre la actividad solar y las circulaciones oceánicas y las del Pacífico en particular (EL NIÑO y LA NIÑA). Si esto se probara si que establecería una relacción directa entre el clima de la Tierra y la actividad solar a través de las corrientes oceánicas…
    Y por cierto se está también produciendo en estos momentos una ´anomalía´ en la actual entrada en fase EL NIÑO: un sobrecalentamiento mayor de lo esperado en las aguas del Pacífico Central que parece indicar que EL NIÑO que viene y se desarrollará en los próximos meses será especialmente intenso…
    Ver la página del Instituto Meteorógico Chileno:
    http://www.meteochile.cl/Documentos/Comunicado_Agosto2009.pdf
    Sería interesante coincidencia la de ambas ´anomalías´ para los que intentan desarollar las teorías sobre la relacción entre actividad solar y clima en la Tierra (no sólo clima espacial)
    Salud(os)

  2. karlox

    Relaccionado con este tema he encontrado lo siguiente:

    El ciclo solar es el causante de ‘La Niña’ y ‘El Niño’

    http://www.peatom.info/…/el-ciclo-solar-es-el-causante-de-la-nina-y-el-nino/

    me gustaría alguien le echara un vistazo y me diera su opinión…
    Salud(os)

  3. Cada aprendemos algo nuevo de las cosas que nos rodea. La creación reinventa muchas teorías seguidamente.

  4. kike

    Pues asustado me teneis con esas previsiones (Si no lo he entendido mal).

    Si los ciclos normales de las manchas duran unos 11 años, y ahora en vez de llegar al máximo de manchas estamos más próximos al mínimo de Maunder que a los ciclos normales, lo que parece casi asegurado, ya solo me faltaba que alguien dijera que eso podría afectar no solo al Niño, sino también a La Niña.

    Total, que todo el sistema climatológico mundial se podría ver grandemente afectado si tuviera verdadera conexión con las manchas solares.

    Pero, claro, que se sepa, en el Mínimo de Maunder no se tuvo conocimiento de grandes modificaciones en la climatología mundial; y aunque en esa época seguramente no había ni una milésima del intercambio de información del que hay en la actualidad, creo que a caballo entre el siglo XVII y el XVIII, ya existian suficientes medios para que se hubiera podido notar e informar a nivel internacional de cualquier tipo de variación extraña del clima.

    Esperemos entonces que todo quede en agua de borrajas y que la cosa no llegue más lejos.

    • El Perillas

      No te asustes, que no es bueno.
      Deberías informarte un poco más sobre los ciclos solares y la actividad solar antes de asustarte, primero no son 11 años exactamente, tiene sus fluctuaciones, segundo no estamos cerca de ningún “minimo de maunder”, ese fue en minimo en concreto y según los estudios de nucleos de hielo polar no es algo tan extraño. Tercero, si que hay registros de temperaturas, manchas solares, etc de la época del minimo de maunder, de hecho se la llamó la pequeña edad del hielo por la bajada de temperaturas, aunque no se sabe bien si es atribuible por completo a ese fenómeno. Cuarto, si se le pudiese atribuir ese cambio en la climatología por entero tendríamos que atribuirle por ende un peso importantísimo sobre los patrones de cambio social y político de la época, causados por las hambrunas que el clima unido a las guerras provocó. De todas formas no estamos en esa época.

  5. El Sol podría estar entrando en un periodo extendido de calma…

    [C&P] Esperábamos alcanzar el siguiente máximo solar alrededor de 2011–2012. No obstante, los expertos en clima espacial se han visto sorprendidos los últimos años al tener que informar de las pocas señales del número de manchas solares que se han …

  6. Rubén

    Realmente es apasionante el tema sobre los ciclos solares y tenemos la fortuna de vivir en una época en la que podemos acceder a muchísimas fuentes de observación y monitoreo de la actividad solar desde el espacio y desde la tierra (STEREO A y B, GOES 10 y 11, HINODE, GONG, etc)
    Me gustaría aportar como complemento a este post el estudio de Matt Penn y Bill Livingston del National Solar Observatory (NSO) en Tucson, Arizona. Según se desprende de su trabajo las manchas solares han presentado una disminución en  los valores de sus campos magnéticos en los últimos 17 años. El campo magnético de las manchas solares disminuye casi 50 gauss por año y extrapolando la tendencia indica la desaparición de las manchas alrededor del año 2015.  Sin bien ha generado controversias el estudio, no se han cuestionado las mediciones pero si la extrapolación y lo escaso de la serie de tiempo (17 años), que debería abarcar al menos dos ciclos solares completos para aceptar la tendencia. De todas formas es un dato más para observar. ( Are Sunspots Disappearinng? – SCIENCE-@-NASA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *