Formas extrañas de buscar ETs

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

A pesar de las acusaciones de la gente que me escribe, trato de mantener mi mente abierta sobre la búsqueda de la vida ET.

No es totalmente trivial. Los científicos, cuyo trabajo es aprender algo maravillosamente nuevo, son tan humanos como el que más. Tras perseguir un experimento de exploración durante años o décadas, inevitablemente acumulan una inversión psicológica y monetaria en su estrategia. Pueden fácilmente quedar saturados por su actual aproximación, y descartar otras ideas con gesto despectivo.

Intento no hacer eso, y doy fe de que mis colegas tampoco.

Es una batalla constante, dado que los científicos de SETI (y los teóricos de cuerdas, por la misma razón) a menudo son acusados de buscar en la dirección equivocada. Sólo si adoptan una visión completamente distinta de su investigación, se dice, podrían avanzar hacia lograr una medalla del Nobel en su mesa de trabajo.

“¿Por qué perder el tiempo buscando señales de radio a la vieja usanza”, me ha escrito mucha gente, “cuando los alienígenas estarán lanzando neutrinos hacia nosotros?” Los neutrinos son uno de los muchos tipos de sugerencias para “SETI extraño” que tienen sentido, pero tal vez no un abrumador sentido. Estas fantasmales partículas tienen la ventaja de atravesar insignificantes obstáculos como planetas, lo cual significa que no tienes que perocuparte de apuntar tu “telescopio” – la señal incluso podría venir desde detrás. El problema con estas partículas es que tienen un tremendo coste de energía para generarse, y nuestra eficacia en la detección de neutrinos es realmente baja.

El entrelazamiento cuántico se ha convertido en una frase muy escuchada en las sencillas fiestas que frecuento. “Los alienígenas usarán partículas entrelazadas para mandarnos señales”, me dicen muchos.

A primera vista, esta puede parecer una idea ingeniosa. El EC podría ofrecer el estándar dorado para la charla interestelar: barato e instantáneo – un tipo de canal de comunicación subespacial al estilo de “Star Trek”.

Bueno, puedes olvidarte de esa idea por ahora. Una sutil lógica conocida como el Teorema de Bell demuestra que, a pesar de la acción fantasmal a distancia de las partículas entrelazadas, no son instrumentos para comunicaciones más rápidas que la luz.

Otro refrán popular de mis corresponsales es sugerir la búsqueda de ondas gravitatorias, probablemente debido a que mucha gente hace la suposición no garatizada de que se propagan más rápido que la luz. Hasta donde sé, no es así, y (como los neutrinos) las ondas gravitatorias son difíciles de generar y dolorosamente complejas de detectar.

Hay una gran cantidad de esquemas inteligentes para enviar información de un lugar a otro si no se demanda una gran cantidad de ancho de banda (que se traduce en la velocidad de la información enviada). He escrito antes sobre cómo los locuaces alienígenes podrían captar nuestra atención con un destello láser lanzado hacia nuestro camino. Ésta podría ser una señal mensual o cada siglo, pero sería suficiente. Después de todo, si se viera un destello brillante periódico en una zona aleatoria del cielo, legiones de astrónomos estudiarían sin descanso esa posición – y tal vez descubrirían una emisión de baja potencia con toneladas de información útil (tal como el sentido de la vida, o cómo hacer un suflé perfecto).

Luc Arnold, un astrónomo francés, ha sugerido que los alienígenas podrían enviarnos señales con gigantescas sombras chinas. Posiblemente inspirado por la misión Kepler de la NASA, que usa un telescopio espacial para encontrar pequeños planetas mediante la diminuta atenuación que inducen al pasar frente a sus estrellas, Arnold opinó que los alienígenas podrían producir una señal simple que Kepler – u otro similar – podrían encontrar fácilmente. Una señal que siempre está “en el aire”.

La idea es que los extraterrestres construirían grandes estructuras poligonales opacas, y las lanzarían en órbita alrededor de sus soles. Cualquiera que observe las estrellas usando una técnica similar a la del telescopio Kepler notaría estos bloqueadores de luz. Si las pantallas tuvieran una forma distinta a la redonda, el patrón temporal de la atenuación observada indicaría a los astrónomos que han encontrado un planeta – en lugar de un objeto artificial.

Ninguno de estos tipos de “transmisión” es actualmente sujeto de escrutinio por parte de SETI, y podría parecer que hacemos oídos sordos a las nuevas ideas. Bueno, no te preocupes. Estos esquemas pueden ser seguidos por otra gente. Los neutrinos y los detectores de ondas gravitatorias están siendo desplegados por parte de los físicos, y Kepler está recopilando datos conforme hablamos. Y, francamente, existe una gran cantidad de precedentes de casualidad en la exploración. Piensa en el descubrimiento de 1967 de los púlsares. Fueron hallados por un radioastrónomo que no estaba buscando nada de ese tipo. Los cuásares también fueron hallados por accidente (así como el Viagra).

Por lo que, en cierto sentido, el SETI tradicional – que después de todo, implica sólo a una docena de investigadores profesionales de todo el mundo – tiene un respaldo; los físicos, y todo el campo de la astronomía. Eso es bueno, debido a que los fondos de SETI son aún demasiado escasos para permitir a sus profesionales probar estrategias completamente diferentes.

En lo que a mi se refiere, intento constantemente re-evaluar nuestro trabajo manteniendo una mente abierta a las nuevas aproximaciones. Hasta la fecha, ninguna me ha sacado de nuestros esquemas de búsqueda de señales de radio o luz. Pero si aparece una idea mejor – incluso si es rara – bueno, estoy dispuesto a escucharla.


Autor: Seth Shostak
Fecha Original: 24 de septiembre de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *