XMM-Newton descubre una piedra de Rosetta celestial

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

El telescopio orbital de rayos-X XMM-Newton de la ESA ha descubierto una piedra de Rosetta celestial: la primera imagen cercana de una estrella enana blanca, orbitando a una estrella compañera, que podría estallar en un tipo particular de supernova en unos pocos millones de años. Estas supernovas se usan como balizas para medir distancias cósmicas y finalmente comprender la expansión del universo.

Los astrónomos han seguido el rastro de este misterioso objeto desde 1997, cuando descubrieron que algo emitía rayos-X cerca de la brillante estrella HD 49798. Ahora, gracias a la superior sensibilidad de XMM-Newton, el misterioso objeto ha sido rastreado junto con su órbita. La observación ha demostrado que es una enana blanca, el corazón de una estrella muerta, lanzando rayos-X al espacio.

Sandro Mereghetti, de INAF–IASF en Milán, Italia, y sus colaboradores también descubrieron que no es una enana blanca común. Midieron su masa y encontraron que era más del doble de los esperado. La mayor parte de las enanas blancas contienen 0,6 masas solares en un objeto del tamaño de la Tierra. Esta enana blanca en particular contiene al menos el doble de masa pero tiene un diámetro de apenas la mitad del de la Tierra. También rota una vez cada 13 segundos, el más rápido para cualquier enana blanca conocida.

La determinación de la masa es fiable debido a que el seguimiento de datos de XMM–Newton permitió a los astrónomos usar el método más robusto para “pesar” una estrella, uno que usa la física gravitatoria ideada por Isaac Newton en el siglo XVII. Muy probablemente, la enana blanca ha crecido hasta su inusual masa robando gas de su compañera, un proceso conocido como acreción. Con 1,3 masas solares, la enana blanca está ahora cerca de un peligroso límite.

Cuando se hace mayor de 1,4 masas solares, se cree que una enana blanca estalla o colapsa para fomar un objeto aún más compacto conocido como estrella de neutrones. La explosión de una enana blanca es la explicación favorita para las supernovas de Tipo Ia, brillantes eventos que se usan como balizas por los astrónomos para medir la expansión del universo. Hasta ahora, los astrónomos no han sido capaces de encontrar una enana blanca de acreción en un sistema binario donde la masa pudiera ser determinada con tanta precisión.

“Esta es la piedra de Rosetta de las enanas blancas en sistemas binarios. Nuestra precisa determinación de la masa de las dos estrellas es crucial. Ahora podemos estudiarla más y tratar de reconstruir su pasado, de forma que podamos calcular su futuro”, dice Mereghetti.

Este futuro es espectacular. La estrella es probable que estalle en unos pocos millones de años. Auqnue está lo bastante lejos como para nor ser una amenaza para la Tierra, está lo bastante cerca para ser una espectacular visión celestial. Las cálculos sugieren que inicialmente lanzará un destello con la intensidad de la Luna llena y se verá en el cielo diurno a simple vista.

Nuestros descendientes verán un gran espectáculo. Gracias a XMM-Newton, ya estamos deseando que llegue.


Fecha Original: 3 de septiembre de 2009
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *