Se desvela el misterioso origen de las células de Merkel

Hace 130 años que los científicos se preguntaban por el origen de las células de Merkel, localizadas en la piel y especializadas en el sentido del tacto. Ahora, un nuevo estudio, liderado por investigadores de la Universidad Libre de Bruselas, ha resuelto la incógnita. Los resultados, que aparecen publicados hoy en la versión on line de la revista Journal of Cell Biology, revelan que estas células se originan en la epidermis embrionaria.

La piel es la barrera que separa a un animal del medio ambiente que lo rodea. Es un órgano capaz de percibir diferentes sensaciones (temperatura, presión, etc.), a través de receptores específicos, como las células de Merkel. Durante mucho tiempo, los científicos se han preguntado si dichas células se desarrollan a partir de la epidermis o de la cresta neural, ya que muestran características tanto de las proteínas de las células neuronales como de las epiteliales.

El equipo de investigación dirigido por Alexandra Van Kevmeulen, científica del Instituto de Investigación Interdisciplinar en Biología Humana y Molecular de la Universidad Libre de Bruselas (Bélgica), descubrió que las células de Merkel se originan en la epidermis embrionaria tras marcar por fluorescencia células derivadas de la epidermis y de la cresta neural.

El trabajo, que será publicado el próximo 5 de octubre en la revista Journal of Cell Biology, fue realizado en ratones. Es por ello que otro de los resultados obtenidos tiene que ver con el hecho de que las células madre de la piel de los ratones adultos sustituyen a las células de Merkel a medida que van muriendo con el tiempo.

Los investigadores descubrieron que la epidermis de los progenitores necesita un factor de transcripción para diferenciar las células de Merkel llamado Atoh1 (que actúa como un supresor de tumores para prevenir el carcinoma neuroendocrino asociado a estas células).

“Nuestro estudio abre nuevas vías para la investigación de las funciones de las células de Merkel en la percepción sensorial, la señalización neuroendocrina y el carcinoma”, concluyen los autores. El equipo de Van Kevmeulen quiere investigar ahora la función exacta de este factor de transcripción en la distinción de estas células, así como las vías de señalización que regulan dicho proceso.

Sobre estas células

Las células de Merkel, descritas por primera vez en 1875, son células neuroendocrinas localizadas en la epidermis de los vertebrados que transmiten los estímulos mecánicos a las neuronas sensoriales. Se trata de células situadas muy cerca de las terminaciones nerviosas que reciben la sensación del tacto.

El carcinoma de células de Merkel, también conocido como carcinoma neuroendocrino, es un tipo muy poco frecuente de cáncer de piel que se presenta cuando las células de Merkel crecen sin control. La exposición al sol y la debilidad del sistema inmunitario pueden influir en el riesgo de sufrir este carcinoma.


Referencia bibliográfica: Van Keymeulen, A., et al. “Epidermal progenitors give rise to Merkel cells during embryonic development and adult homeostasis”. Journal of Cell Biology, 5 de octubre de 2009.

Fecha Original: 29 de septiembre de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (5)

  1. Muchas ocaciones he dicho que los cuerpos vivos revelan que fueron creados por un Ser que es responsable de ellos. Lo de hoy demuestra que esto es verdad pues tales celulas como dice el articulo tienen como funcion principal el dar informacion lo que sucede fuera del cuerpo que es portador de dicha piel.

    • Jurl

      Es cierto, todos los seres vivos fueron creados por un/os ser/es que son sus progenitores. La vida no se crea de la nada, se propaga, esto ya está demostradísimo desde hace 400 años (la entidad gestora de la mitología propagaba una curiosa idea llamada generación espontánea). En tu caso y el mío, tenemos como creadores a dos seres de nuestra misma especie de sexos opuestos que nos crearon a través de un procedimiento muy popular, pero hay que decir que hay muchas variantes posibles en ese negocio.

      Lo que no sé es si tú te refieres a un ser mitológico de utilización cultural polivalente. Más que crear, funciona a nivel de agujero negro de la conciencia. Por ejemplo, si tienes que devolver un favor, tienes como demostración a la propia lengua de Castilla que dice “Muchas gracias [le dé Dios]” -porque obviamente quien eso dice no tiene la menor intención xD. O directamente, “Dios se lo pague” (sin comentarios). Eso traducido a un código más liso y llano es “a cobrar a la casa de Dios”. Lo cual es una clara demostración práctica de que tal concepto es un artefacto cultural de primerísima magnitud.

    • Jurl

      Lo segundo viene a cuento, por si no se ve clara la conexión (es posible que no xD) con lo que dices de que los seres creadores son responsables de sus criaturas. En unas especies sí, en otras no, y en la nuestra se supone que debería ser sí, porque a quienes no cumplen con tales obligaciones se les califica de padres desnaturalizados (no sé por qué se les da este nombre, si estuviesen desnaturalizados estarían muertos porque la vida no es posible con las proteínas coaguladas). Por eso digo, que a los progenitores con proteínas coaguladas (metafóricamente, supongo), les viene también muy bien la idea de Dios, porque “Dios proveerá” (porque ellos ya proveyeron con sus genitales).

  2. Buena chorrada es el comentario anterior. Igualmente se puede demostrar que el MEV lo ha creado todo. ¡Ramén, hermanos pastafaris!

    Ahora en serio, gracias Kanijo por este artículo sobre la piel. Como profesor del tema lo encuentro muy interesante. Se lo pasaré a alumnos y compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *