En el mundo rocoso COROT-7b llueven rocas

Corot-7b

Si hay alguna criatura viva en COROT-7b, el recientemente confirmado exoplaneta rocoso, podrían pensar que el cielo se les cae encima. Este planeta está lo bastante cerca de su estrella para que en su “cara diurna” se funda la roca, y de acuerdo con unos modelos de científicos de la Universidad de Washington en St. Louis, la atmósfera de COROT-7b está hecha de ingredientes de rocas y cuando “llega un frente”, los guijarros se condensan en el aire y llueven hacia los lagos de lava fundida que hay debajo. ¡Caramba!

Este inusual mundo rocoso fue el primer planeta que se encontró orbitando la estrella COROT-7, una enana naranja en la constelación de Monoceros, o el Unicornio. COROT-7b tiene menos del doble del tamaño de la Tierra. Pero este lugar no es como nuestro hogar.

“La única atmósfera que tiene este objeto se produce a partir del vapor que surge de los silicatos fundidos en un lago u océano de lava”, dijo el Doctor Bruce Fegley Jr., profesor en la Universidad de Washington, que creó los modelos de COROT-7b junto con la ayudante de investigación Laura Schaefer. Su artículo aparece en el ejemplar del 1 de octubre de la revista The Astrophysical Journal.

El lado que mira a la estrella tiene una temperatura de aproximadamente 2600 Kelvin. Esto es infernalmente caliente — lo bastante caliente para evaporar rocas. La temperatura media global en la superficie de la Tierra es sólo de 288 Kelvin.

El lado en sombra perpetua, por otra parte, está positivamente gélido a 50 Kelvin.

Entonces, ¿cómo podría ser la atmósfera del planeta? Para descubrirlo Schaefer y Fegley usaron cálculos de equilibrio termoquímico con un programa de ordenador espacial llamado MAGMA que se usó para estudiar el vulcanismo de alta temperatura en Io, el satélite galileano más interno de Júpiter.

Debido a que los científicos no conocen la composición exacta del planeta, lanzaron el programa con cuatro composiciones iniciales distintas. “Obtuvimos básicamente el mismo resultado en los cuatro casos”, dice Fegley.

Tal vez debido a que quedó chamuscado, la atmósfera de COROT-7b no tiene elementos volátiles o compuestos que forman la atmósfera de la Tierra, tales como agua, nitrógeno y dióxido de carbono.

“Sodio, potasio, monóxido de silicio y oxígeno — ya sea oxígeno atómico o molecular — forman la mayor parte de la atmósfera”. Pero hay también cantidades menores de otros elementos encontrados en silicatos, como magnesio, aluminio, hierro y calcio.

¿Por qué hay oxígeno en un planeta muerto, cuando no se mostró en la atmósfera terrestre hasta hace 2400 millones de años, cuando las plantas empezaron a producirlo?

“El oxígeno es el elemento más abundante en las rocas”, dice Fegley, “por lo que cuando evaporas una roca lo que al final estás haciendo es producir una gran cantidad de oxígeno”.

La peculiar atmósfera tiene su propio clima singular. “Conforme asciendes la atmósfera se enfría y finalmente se satura con distintos tipos de “roca” de la misma forma en la que el agua se satura en la atmósfera de la Tierra”, explica Fegley. “Pero en lugar de una nube de agua y la caída de las gotas, tienes una ‘nube de roca’ y comienzan a llovar pequeños guijarros de distintos tipos de roca”.

Incluso más extraño, el tipo de roca que se condensa en la nube depende de la altitud. La atmósfera funciona de la misma forma que las columnas de destilación, las altas y abultadas columnas que hacen distinguibles desde lejos las plantas petroquímicas. En una columna de destilado, el petróleo crudo es hervido y sus componentes condensados en una serie de bandejas, con los más pesados (el de punto de ebullición más alto) quedando en el fondo, y el más ligero (y más volátil) subiendo a la superficie.

En lugar de condensar hidrocarburos como el asfalto, vaselina, queroseno y gasolina, la atmósfera del exoplaneta condensa minerales como enstatita, corindón, espinela, y wollastonita. En ambos casos los compuestos caen en orden de punto de ebullición.

La atmósfera de COROT-7b puede no ser respirable, pero ciertamente es divertida.


Autor: Nancy Atkinson
Fecha Original: 1 de octubre de 2009
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (7)

  1. Alfredo

    Singing in the rain…
    Que planeta mas diver

  2. Oskachu34

    Es un mundo completamente muerto. Mercurio e incluso Venus serian más aptos para tener vida terrestre, al menos es un paso adelante en descubrir mundos del tamaño del planeta Tierra. Seguramente con el paso de los años se terminarán descubriendo candidatos muchísimo más idóneos.

  3. Oskachu34

    Y lo de Mercurio y Venus lo digo en broma, porque son mundos totalmente inhabitables, sobre todo Venus con sus nubes de ácido sulfurico, pero comparándolo con este mundo de la estrella COROT, Venus es el jardín del paraiso jejeje.

  4. En el mundo rocoso COROT-7b llueven rocas…

    Este planeta está lo bastante cerca de su estrella para que en su “cara diurna” se funda la roca, y de acuerdo con unos modelos de científicos de la Universidad de Washington en St. Louis, la atmósfera de COROT-7b está hecha de ingredientes de rocas y …

  5. Karlo

    Eso no significa que no pueda haber otra forma de vida distinta a la nuestra.

  6. Carlos Sánchez

    Pues una granizada en el planeta debe ser espectacular….

  7. [...] planeta, CoRoT-7b se confirmó que orbitaba una estrella a unos 480 años luz de distancia en octubre. Aunque tiene una superficie rocosa, es improbable que albergue vida debido a que está demasiado [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *